Secciones
Síguenos en:
SOY DURO Y NO PIDO PERDÓN

SOY DURO Y NO PIDO PERDÓN

James Cameron ha convertido Mentiras arriesgadas, con 180 días de rodaje y unos espectaculares efectos especiales, en la película más cara de la historia. Hazaña digna de tener en cuenta para un director que se abrió paso en Hollywood reconociendo que ni sabía quién era Humphrey Bogart. No es cierto -comenta\ Cameron riéndose- que se trate de la película más cara jamás producida por Hollywood, al menos en términos relativos. La más cara fue Espartaco, si se tiene en cuenta lo que hoy valdrían los dólares de entonces . Pero admite que Mentiras arriesgadas es una gran responsabilidad, y que hay muchos dispuestos a cortarle la cabeza si no responde a las expectativas y a la fortuna que se ha invertido en ella. En cuanto a Bogart -aclara Cameron-, es cierto que me interesé mucho antes por los efectos especiales, y había desmontado muchas cámaras antes de preocuparme por el nombre del protagonista de Casablanca. Es Casablanca la película en la que sale el tal Bogart, verdad? .

Después de haber hecho Abyss, Aliens y los dos Terminator, que se cuentan entre los filmes mas taquilleros de la historia del cine, Cameron puede hacer lo que quiera en Hollywood. Pero se niega a confirmar o desmentir lo que ha costado Mentiras arriesgadas, aunque se rumora que ha superado la barrera de los 120 millones de dólares.

En un mundo como el de Hollywood donde los egos y las vanidades pueden alcanzar proporciones descomunales, el de James Cameron no se queda muy atrás. El director muestra autosuficiencia y confianza en sí mismo. Siempre he sido incapaz de ajustarme a un presupuesto, lo confieso. Y tener la película lista para la fecha prometida tampoco es mi fuerte , admite Cameron, que se ha pasado nada menos que seis meses rodando Mentiras arriesgadas con dos equipos diferentes, volviendo absolutamente locos a todos sus colaboradores. He trabajado con Jim Cameron, ya nada me asusta , dicen unas camisetas que se ven con frecuencia por Hollywood y que llevan puestas todos aquellos que han trabajado con el director.

Hasta Arnold Schwarzenegger, que es amigo suyo, perdió la paciencia durante el rodaje de Mentiras arriesgadas, cuando prohibió a los técnicos que fueran al cuarto de baño y les dijo, totalmente en serio, que por su parte no había ningún problema en que se hicieran sus necesidades encima. Cameron reconoce que la diplomacia no es su mejor virtud, pero dice que los actores le respetan porque les da margen de maniobra y creatividad . Su reputación en Hollywood es la de un genio, pero uno de esos directores a quienes les gusta crear un ambiente de tensión en el rodaje, porque piensan que así todo el mundo da lo mejor que lleva dentro. No tolero ni la pereza ni la incompetencia. Cuando uno acepta un trabajo se supone que es porque se considera a sí mismo como el más cualificado para hacerlo, y por tanto no hay excusas que valgan. Soy duro pero no pido perdón por ello .

Mentiras arriesgadas no es la primera película en la que Cameron gasta una fortuna. Si los estudios se lo han permitido es por el precedente de Terminator 2, que costo casi cien millones de dólares pero ha ganado muchos más y es uno de los filmes más taquilleros de todos los tiempos. Después del éxito de Terminator era inevitable la posibilidad de una continuación. Yo no quería hacer la misma película dos veces, así que le dije a Schwarzenegger si estaría dispuesto a modificar su personaje. Arnold al principio no lo vio muy claro, pero luego dijo que sí .

La fórmula volvió a dar resultado, gracias a unos efectos especiales que hicieron historia, y a un rodaje marca de la casa en el que las escenas se repitieron tantas veces como hizo falta. Para una de tres minutos y medio, por ejemplo, se invirtieron ocho meses y seis millones de dólares.

Cameron aspiraba a su total independencia artística. Después de Terminator firmé un contrato de quinientos millones de dólares que me da control total y absoluto sobre el contenido de mis filmes, incluida la propiedad del negativo, y formé una compañía llamada Digital Domain, en la que he patentado muchos de los efectos especiales .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.