EL REINADO DE LA PUBLICIDAD

EL REINADO DE LA PUBLICIDAD

Podría decirse que se ha vuelto tan indispensable como el aire mismo. Actualmente no hay nadie que no tenga que usarla para vender sus productos, sus ideas o su imagen. Religiosos, políticos, comerciantes, empresarios... Todos la necesitan. Es la reina. Por eso la están haciendo vivir uno de sus mejores momentos. Por eso le han asegurado un futuro prometedor... La publicidad, el arte de comunicar con persuasión una idea que genere una respuesta compradora, ya tiene todo un emporio funcionando para sí. No se trata solo de las agencias. La corte la conforman, además, los anunciadores, los medios de comunicación, las empresas que producen impresos, audiovisuales y todas las entidades afines.

03 de octubre 1994 , 12:00 a. m.

Es quizás el sector que más ha crecido en los últimos años y el que más crecimiento promete. Según cifras de la Unión Colombiana de Empresas de Publicidad, UCEP, la inversión en este campo es cada año mayor. En 1991 creció un 32 por ciento respecto al año inmediatamente anterior. El incremento en 1992 fue del 54 por ciento, el mismo que se registró el año pasado. Y hasta agosto de este año ha crecido un 56 por ciento respecto al mismo periodo de 1993. Según las proyecciones, la inversión en publicidad este año podría superar los 1.200 millones de dólares, lo que equivale al siete por ciento del Presupuesto Nacional del 94.

En el país existen, oficialmente, 1.700 empresas anunciantes y 181 agencias de publicidad que trabajan para ellas y que están concentradas en Bogotá, Medellín y Cali. Eso sin contar otras que funcionan de manera informal, ni el trabajo en solitario de algunos publicistas emprendedores.

Es también en este sector donde se están dando las mayores revoluciones tecnológicas. Y todo esto implica un reto para los nuevos profesionales del área. Quiénes son? Los que están egresando de las facultades de mercadeo y mercadotecnia, publicidad, comunicación social y diseño gráfico.

Actualmente, según UCEP, más de 4 mil profesionales de estas ramas trabajan en las agencias y en los departamentos de publicidad y comunicaciones de las empresas anunciantes. Y cada año, alrededor de mil graduados ingresan a las filas del sector.

Pero no todo es color de rosa. La cantidad de profesionales que buscan empleo es mayor que la que pueden absorber agencias y empresas.

Según datos del ICFES, en el país existen 13 facultades de comunicación social que reciben en promedio 60 estudiantes cada semestre; 7 programas de dibujo publicitario, que reciben un promedio de 73; 10 de diseño gráfico, a los cuales ingresan unos 68 estudiantes cada semestre; 33 de mercadotecnia, a donde entra un promedio de 60 y 13 de publicidad, que comienzan cada semestre con 90 alumnos en primer semestre.

Sin embargo, Alberto Villar Borda, presidente del Consejo Directivo de la UCEP, quien hace unos días ofreció una conferencia sobre el tema a un numeroso grupo de jóvenes en el Salón del Estudiante, afirma que estamos seguros de poder ofrecer empleo a un alto porcentaje de egresados, siempre y cuando su preparación mejore .

El planteamiento de Villar Borda es contundente: las facultades deben poner más énfasis en los aspectos prácticos, y deben tratar de acercarse mucho más a los gremios y a las empresas para mejorar la calidad de sus profesionales.

Estamos haciendo un llamado a profesores y facultades para que nos entreguen profesionales comprometidos con su oficio, en la teoría y en la práctica, especializados, con formación humanística y valores éticos intachables, informados y con ansia de estar al día en los avances tecnológicos .

Así deben ser los nuevos súbditos de la publicidad, y no es para menos. La revolución en el sector obligará a los empresarios a ofrecer productos de mejor calidad, y a las agencias a actuar con mayor profesionalismo. El objetivo único y último debe ser el beneficio del consumidor, y para ello se necesita a un nuevo profesional .

Para ilustrar el asunto, Villar se refirió al ejecutivo de cuenta, uno de los profesionales más importantes de los que intervienen en un proceso publicitario. Se trata de un publicista que actúa como representante del cliente ante la agencia y de la agencia ante el cliente. Un profesional integral que debe asesorar al cliente y manejar sus recursos financieros.

Pero este cargo, según Villar, está en crisis en el mundo entero. Dejó de ser el asesor total para convertirse en un mensajero o coordinador de solicitudes entre el cliente y la agencia. Uno de los retos más importantes es rescatarlo como hombre del renacimiento , el humanista, el publicista integral, y en ello el papel de las instituciones de educación superior es vital.

Este será uno de los temas sobre los que reflexionarán los profesionales de la publicidad esta semana en Cartagena, durante el Octavo Congreso Colombiano de Publicidad, el certamen más importante de su género que se realiza en el país. No en vano el lema del encuentro es Llegó la hora del Renacimiento .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.