Secciones
Síguenos en:
PAÍSES SUBDESARROLLADOS FRENAN A LAS 7 POTENCIAS

PAÍSES SUBDESARROLLADOS FRENAN A LAS 7 POTENCIAS

Los países en vía de desarrollo bloquearon, en un hecho con pocos antecedentes ayer en Madrid en el seno del Comité Interino, órgano ejecutivo del Fondo Monetario Internacional, una decisión asumida por el G-7 donde están los países más desarrollados del mundo, Estados Unidos, Canadá, Francia, Reino Unido, Japón, Alemania e Italia. Los países subdesarrollados no permitieron la aprobación de una emisión de Derechos Especiales de Giro (DEG, moneda del Fondo), en los términos en que pretendía el G-7. La posición fijada por el G-7 el sábado pasado en torno al tema era que se emitieran 16.000 millones de DEG, alrededor de 20.000 millones de dólares, los cuales se asignarían únicamente a los 40 países que se integraron al FMI después de 1981 cuando se realizó la última emisión. Por su parte , los países en desarrollo respaldaban la propuesta del director-gerente del Fondo, Michel Candessus, de que la emisión fueran de 36.000 millones de DEG-50.000 millones de dólares- los cuales se asigna

Se demostró que en ciertas circunstancias el Fondo no puede ser forzado a adoptar la posición del G-7. Algo refrescante que indica que no todo está resuelto antes de la reunión del Comité , afirmó el presidente del Comité Interino, el ministro de Finanzas de Bélgica, Philipe Maydstat, al término de una polémica reunión que se prolongó por espacio de 14 horas. Un indicio de que el debate era fuerte fue el sucesivo aplazamiento de la rueda de prensa que tuvimos que soportar los periodistas al escuchar el resultado de la reunión más importante de la asamblea del Fondo Monetario.

Desde el sábado ya se sabía que el tema era espinoso pues la aprobación de los DEG requería una mayoría calificada del 85 por ciento. Además, el enfrentamiento se daría pues después de conocerse la posición del G-7, los representantes de los países en desarrollo citaron el sábado por la noche una cena de urgencia para analizar la posición a defender en el seno del Comité.

Pero a las diferencias en los grupos de países subyacen divergencias en cuanto a las razones que respaldaban la emisión de derechos. Camdessus había echado mano del Convenio Constitutivo del Fondo donde dice que las emisiones son posibles cuando exista indicio de falta de liquidez en el sistema monetario internacional. No obedece a una prueba técnica sino a un juicio político , sostuvo el director para validar su propuesta.

Entre tanto los países del G-7 consideraban que esa contingencia, la falta de liquidez, no se iba a presentar e incluso la emisión podía ser riesgosa en términos de inflación en momentos en que la economía mundial presenta síntomas de recuperación. Alemania, Estados Unidos y el Reino Unido, eran los más reacios a la emisión, y así lo hicieron saber antes de la reunión del G-7.

Otra de las naciones que llevó a los países a respaldar la posición de Camdessus era que se beneficiaban pues una emisión de DEG aumentaría sus reservas, y además actuaban solidariamente con los países de Europa del Este, que son los más afectados con la no aprobación de la emisión. Todo parece indicar que mantuvieron su posición de solicitar los 36.000 millones de DEG antes que ceder a la propuesta del G-7.

Me siento decepcionado pero hay que existir con los contratiempos , declaró Camdessus, agregó que hay que dejar que el polvo se asiente para volver sobre el tema de los DEG, el cual seguramente estará en la agenda de reunión de primavera del Fondo en el mes de abril del próximo año en Washington.

Llamó la atención al cuestionamiento que los periodistas ingleses y estadounidenses hicieron al gerente sobre su papel en el Fondo. Según citaban, el bloqueo a su propuesta, era una represalia de algunos países desarrollados por el malestar en cuanto a que consideraban que el gerente estaba tratando de orientar la política del Fondo. Sin ocultar su disgusto Camdessus contestó No estoy aquí para promover iniciativas más o menos populares. Busco lo que favorezca al Fondo. La mayoría de países aprobaban mi iniciativa .

El Comité Interino aprobó en cambio, un aumento en el porcentaje de la cuota que cada uno de los países miembros tiene derecho a que se le devuelvan en préstamos. Estaba fijada en el 68 por ciento y pasó al 85 por ciento pero por un período limitado que no se determinó. Esta medida es favorable a los países en desarrollo y a los de Europa del Este pues pueden acceder a más préstamos del Fondo si lo requieren por cualquiera de sus servicios.

El Comité Interino además hizo una declaración oficial para fortalecer la expansión global de la economía en momentos en que presenta síntomas de recuperación.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.