MERCADOS EMERGENTES: PEQUEÑOS PERO RENTABLES

MERCADOS EMERGENTES: PEQUEÑOS PERO RENTABLES

Los mercados de valores que han registrado las más altas rentabilidades en dólares en los últimos años, no han sido los tradicionales desarrollados como los de Japón, Estados Unidos o Alemania, sino algunos mercados de países en desarrollo o transición, denominados emergentes . Así por ejemplo, para 1993 los mercados de valores que obtuivieron mejores resultados, de acuerdo con el IFCI - índice de precios de acciones calculado por la Corporación Financiera Internacional - fueron: Polonia (717.9 por ciento), Turquía (210.6 por ciento), Filipinas (152.1 por ciento), Indonesia (112.4 por ciento), Tailandia (107.3 por ciento) y Malasia (107.2 por ciento).

03 de octubre 1994 , 12:00 a. m.

Importantes resultados obtuvieron también mercados de América Latina tales como Brasil (86.2 por ciento), Argentina (71.5 por ciento) y Colombia (51.6 por ciento), éste último con rentabilidad superior a la de México y Chile.

Ante tal resultado, vale la pena repasar la importancia adquirida por los mercados emergentes en los últimos años, particularmente la del mercado colombiano, demensionando su tamaño y señalando su evolución.

Noción La Corporación Financiera Internacional (CFI), sociedad independiente que forma parte del grupo del Banco Mundial, considera como emergente a aquel mercado de valores que haya comenzado un destacado proceso de cambio, crecimiento en tamaño y sofisticación.

Generalmente estos mercados se encuentran dentro de una economía en desarrollo, con los beneficios que implica su potencial crecimiento.

Uno de los indicadores que mide el tamaño de los mercados es su capitalización, market capitalization , y se obtiene multiplicando el precio en bolsa de la acción por el número de acciones en circulación.

Al sumar el valor de mercado de las empresas se obtiene la capitalización total de un determinado mercado. En 1993 dicho valor para el consolidado mundial sumó 14.1 billones de dólares (millones de millones), de los cuales 1.6 billones, o el 11.6 por ciento, correspondieron a los mercados emergentes.

Es importante destacar que, Malasia, México, Corea y Taiwan, se encuentran ubicados en los primeros 15 mercados de valores del mundo con mayor capitalización, por encima de Italia, España y Suecia, entre otros desarrollados.

En el mundo, los mercados con mayor capitalización son Estados Unidos, con 5.2 billones de dólares y Japón con tres billones. En América Latina, el más grande es el de México con 200.671 millones de dólares, seguido por Brasil (99.430 millones).

Colombia, que tenía una capitalización cercana a los 11.000 millones de dólares al finalizar 1993, hoy supera los 17.000 millones, sobrepasando a Venezuela y Perú, entre otros.

Traspasos Con la idea de resaltar la importancia de los mercados, vale la pena revisar las cifras de los traspasos de acciones durante el año. El año pasado en las bolsas del mundo se negociaron 7.3 billones de dólares, de los cuales un billón fueron transacciones realizadas en los denominados emergentes.

El récord mundial en esta materia lo tiene Estados Unidos, cuyos centros bursátiles negociaron una cantidad 3.5 veces superior a la correspondiente a los mercados emergentes.

En las bolsas de México y Brasil se transa alrededor del 87 por ciento de los traspasos totales de América Latina. En Colombia estas negociaciones durante 1993 totalizaron 732 millones de dólares, lo que calculado respecto al consolidado latinoamericano arroja una participación del 0.53 por ciento.

Es de anotar que en Colombia la mayor cantidad de operaciones se realizan con papeles de renta fija, que sumados a las acciones, totalizaron en 1993 transacciones bursátiles por 13.200 millones de dólares, es decir, aproximadamente el 21 por ciento de lo negociado en acciones en México durante el mismo período.

Una forma de acercarse a la dimensión de las empresas que se negocian en las bolsas de valores consiste en tomar el valor total de la capitalización del mercado y dividirlo por el número de empresas inscritas en bolsa, que es lo que se conoce con el nombre de Average Company Size .

La gráfica muestra el ranking de las 15 más grandes del mundo en 1993, en donde Japón cuenta con el mayor tamaño promedio de empresa (1.392 millones de dólares), seguido por Suiza (1.264 millones), Alemania (1.088 millones) y México (1.056 millones de dólares).

Estados Unidos aparece en el lugar número once con 687 millones y Colombia se posiciona en el puesto 37 con 104 millones de dólares.

Colombia emergente En el caso colombiano, el mercado de valores ha superado el dinamismo de la economía, pues la participación del mercado bursátil expresada como porcentaje del Producto Interno Bruto (PIB), que era en 1979 de un 7.6 por ciento pasó a ser el 26.7 por ciento en 1993.

El mercado accionario en el período 1990 a 1994 ha registrado un extraordinario crecimiento, comparable al de otros países con mercados emergentes.

En 1990 se transaron en acciones 44.000 millones de pesos, (87.6 millones de dólares). En 1993 las operaciones fueron algo más de 17 veces el registro de 1990, que en términos reales equivale a un crecimiento de ocho veces.

Esta dinámica es aún más notable, cuando para los primeros nueve meses de 1994 han cambiado de manos títulos de capital en una cuantía cercana a 1.650 millones de dólares, más del doble de lo negociado en todo el año anterior.\ Análogamente, el mercado accionario colombiano continuó evolucionando desde el punto de vista de la profundidad. Ya para 1992 el mercado representó el 1.5 por ciento del PIB, proporción que aumentó al 1.8 por ciento en 1993.

La explicación Son varios los aspectos que explican el repunte del mercado de acciones. Dentro de estos se cuentan la expedición de un régimen tributario que, contrario al anterior, no está sesgado en contra de la inversión en acciones y la eliminación del impuesto al patrimonio por la tenencia de acciones.

Igualmente, han sido benéficas las medidas adoptadas en torno al incentivo a la demanda por parte de los inversionistas institucionales, la apertura al capital extranjero y la presencia de procesos de privatización mediante operaciones de remate público de acciones y la expedición del índice de bursatilidad accionaria.

Esta norma, además de reforzar los criterios de bursatilidad del mercado, permite acceder al descuento tributario por la compra de acciones con alta bursatilidad.

Sin embargo, al ubicar nuestro mercado en un contexto internacional se puede inferir que el mercado bursátil en general, y el de acciones en particular, son bastante reducidos frente a otros países, incluidos los de América Latina, y por su puesto, frente a las necesidades de financiación de las empresas.

En conclusión, después de repasar las cifras de los mercados de valores del mundo, todo parece indicar que los centros bursátiles del pasado, que se caracterizaron por su baja liquidez, su fuerte inestabilidad y su falta de eficiencia, se han tornado cada vez más activos y con mayores posibilidades de desarrollo.

No obstante, hay que tener en cuenta que el boom de dichos mercados ha estado concentrado más en la rentabilidad ofrecida que en su tamaño.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.