BRASIL: TRIUNFARÁ EL PLAN DE ESTABILIZACIÓN

BRASIL: TRIUNFARÁ EL PLAN DE ESTABILIZACIÓN

Hoy se celebran las elecciones generales en Brasil, las de mayor alcance en más de un siglo de historia democrática, y las que definirán si el programa económico de estabilización prolongará su corta de vida. Esa es la responsabilidad que tendrán los 95 millones de votantes que señalarán el nombre del próximo presidente del Brasil, del vicepresidente, de 27 gobernadores, 513 diputados, 54 senadores y más de mil legisladores locales.

03 de octubre 1994 , 12:00 a. m.

El precoz éxito del Plan Real , que recibe ese nombre por la nueva moneda de los cariocas, se resume en que logró domar el principal problema brasileño en tres décadas de sufrimientos macroeconómicos: la inflación.

De un aumento anual en el costo de vida que llegó al 5.000 por ciento en 1993, es probable que el programa de estabilización le quite un dígito al dato inflacionario de diciembre del año en curso.

Para citar un ejemplo, la inflación pasó del 50 por ciento mensual en junio pasado al dos por ciento en septiembre, lo que sí puede ser destacado como un ejemplo de rotura de espinazo.

Sin embargo, si bien es cierto que el programa comenzó con el pie derecho, en la agenda futura de la estabilización será creciente el número de reformas que irán aparejadas con el Plan Real, siendo evidente que la longevidad del éxito inflacionario dependerá de la implementación de tales reformas.

Las reformas La estabilización económica carioca depende de las políticas monetarias, comerciales y salariales, pero particularmente de la fiscal, variable que llevó al rotundo fracaso al Plan Cruzado.

En esa ocasión, la total ausencia de un compromiso político tanto en el Congreso como en la esfera gubernamental, cuyos representantes podrían hacer uso de buen retiro dependiendo de los resultados de las elecciones de hoy, propiciaron una política expansiva del gasto público que no tardó en disparar el costo de vida.

Por esta razón, el Plan Real contiene diversas reformas de corte fiscal cuyos principales capítulos son las privatizaciones de los monopolios en los sectores petrolero y de comunicaciones, nuevas tarifas de servicios públicos y ajustes en las tasas impositivas de todo tipo de contribuyentes.

En el terreno monetario el principal reto de política consiste en hacer declinar la tasa de interés, que en la actualidad ronda el 80 por ciento para los créditos de consumo, y hacerla correr paralelamente con el descenso en el costo de vida.

A este propósito se unirá el elevado saldo de las reservas internacionales y un resultado neto en el comercio internacional que engrosa su acumulación. Por esta razón, Brasil no acudirá al financiamiento condicionado del Fondo Monetario Internacional.

Con respecto a la política salarial, aunque los desarrollos inflacionarios son destacados, de todas maneras se ha mermado el poder de compra de los salarios, aspecto incómodo si se tiene en cuenta que están próximas las negociaciones anuales con los poderosos sindicatos de la petrolera Petrobras y del Banco do Brasil.

Cardoso Fernando Henrique Cardoso, el ex-ministro de Hacienda y artífice del Plan Real, es el candidato más opcionado a ganar la presidencia según las últimas encuestas y el llamado a llevar a feliz término las reformas emprendidas.

Tanto así, que el titular actual de esa cartera, Ciro Gomes, estudia mecanismos para evitar que el influjo de dólares que llegarían al país si Cardoso triunfa, perturbe la marcha del Plan Real.

las autoridades pretenden neutralizar el aluvión de divisas con disposiciones temporales de carácter tributario que generen el ahorro público requerido para prevenir el exceso de dinero en circulación.

En el mediano plazo, el verdadero reto que afrontará el ex-ministro será tartar de mejorar las condiciones de vida de 11.8 millones de brasileños que viven bajo la línea de la pobreza absoluta.

De ese total, 8.6 millones habitan en las cuidades y 2.8 millones pertenecen a la categoría de indigentes. El remanente (3.2 millones) habita en las zonas rurales.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.