LA ODONTOLOGÍA ESTÁ EN CRISIS

LA ODONTOLOGÍA ESTÁ EN CRISIS

La problemática de la odontología colombiana tiene varias manifestaciones: superpoblación, falta de demanda, deficiencia en la enseñanza... Odontólogos opinan. Que poca demanda y muchos profesionales; que no hay odontólogos calificados para las necesidades; que proliferan las universidades... Son varios los factores que mencionan tanto odontólogos como pacientes cuando se les pregunta por la situación de la odontología en Colombia.

03 de octubre 1994 , 12:00 a. m.

La realidad es que todos ellos tienen algo de razón. Por lo menos así lo demuestra la escasa información que se encuentra sobre esta profesión.

Según Víctor Hugo Montes Campuzano, presidente de la Federación Odontológica Colombiana (FOC), anualmente se gradúan entre 2.000 y 2.200 odontólogos de las 12 facultades que existen en el país.

De acuerdo con los datos que éstas suministran a la FOC, actualmente hay cerca de 29.000 odontólogos. Sin embargo, dichos datos no son exactos, ya que desde 1970 no se realiza un censo del recurso humano existente en esta rama de la salud.

Precisamente hace unos días el viceministro de salud, Iván Moreno Rojas, estuvo en Washington solicitando financiación para realizar un estudio de morbilidad oral y de recurso profesional en Colombia.

La superpoblación Para algunos odontólogos la superpoblación es uno de los serios problemas de la profesión. Gustavo Barrios Montealegre, profesor de la Facultad de Odontología de la Escuela Colombiana de Medicina, es uno de los profesionales que opina de esta manera.

Considera que la demanda de los servicios ha disminuido gracias a los adelantos en prevención de caries. Esta enfermedad se presenta comúnmente en personas de escasos recursos, quienes no acuden a los consultorios privados y esperan ser atendidos por el Gobierno. Por lo tanto existen muchos odontólogos para la poca atención .

Pablo Rueda Gómez, presidente de la Sociedad Colombiana de Prostodoncia, también está de acuerdo con que hay una superpoblación de odontólogos. La docencia se convirtió en un negocio con la excusa de tener profesionales en todas las regiones del país. Esto ha originado un aumento en el número de estudiantes. Además, aquellos que vienen a la capital no regresan .

Rueda agrega que a los odontólogos colombianos les va a suceder lo mismo que a los profesionales de México y Brasil, quienes se ven obligados a desempeñarse como auxiliares .

Demanda Por otro lado, los odontólogos Carlos Cortés Olivera y Orlando Antonio Moncada Brensan, en un artículo publicado en la revista de la FOC, afirman que la demanda de servicios de salud está condicionada por una serie de factores: percepción de la enfermedad, morbilidad clínica, necesidad sentida de atención, incapacidad (efecto en las actividades normales), edad, nivel educativo, patrones culturales, ingresos, facilidades en tiempo, distancia y transporte y, finalmente, afiliación a sistemas de seguridad social.

Consideran que para responder a esta demanda existe una oferta conformada por instrumentos y materiales desarrollados por otros profesionales; además, también están los equipos de salud compuestos por auxiliares de odontología, odontólogos generales, especialistas y personal de apoyo administrativo.

Señalan que en este campo es que se origina la controversia acerca del número de personas, la calificación que deben tener y las instituciones que deben responsabilizarse de la capacitación . Por esto afirman que el número de odontólogos que egresa anualmente de las facultades permite hablar de una superpoblación profesional .

Para ellos esta situación era previsible desde que creció la oferta de enseñanza, se impuso una competencia desleal para vender los servicios y se tendió a la especialización como recurso para llegar más fácilmente al mercado de trabajo, lo cual encareció los servicios, ahondando la brecha entre oferta y demanda.

A esto agregan que en algunos casos la calificación de odontólogos no es la adecuada para las necesidades de salud oral de los colombianos.

Por su parte, el presidente de la FOC, Víctor Hugo Montes Campuzano, no está de acuerdo con que el subempleo y el desempleo de los odontólogos del país se deba a la sobrepoblación. Considera que el problema está en el deficiente sistema de salud colombiano, que impide a las personas satisfacer sus necesidades en consultorios privados por carecer de dinero para hacerlo.

De esta manera, se ven obligadas a recurrir al servicio oficial que no ofrece óptimas posibilidades de salud.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.