PRÉSTAMOS: OJO CON LAS CUOTAS FIJAS

PRÉSTAMOS: OJO CON LAS CUOTAS FIJAS

En el mercado se encuentran líneas de crédito que se supone tienen cuotas mensuales de amortización fijas durante todo el plazo del préstamo, muy atractivas para las personas que planean el presupuesto familiar y para aquellas que, temerosas de los vaivenes del mercado, optan por acogerse a estos sistemas de amortización. El deudor hace sus cálculos y solicita el crédito en la convicción de que los pagos mensuales le van a costar lo mismo en un lapso que puede ir hasta cinco años, con independencia de lo que suceda en el mundo exterior.

03 de octubre 1994 , 12:00 a. m.

Sin embargo, a medida que transcurre el plazo, advierten que sus pagos periódicos comienzan a variar, hacia arriba cuando la tasa de interés de mercado aumenta, o hacia abajo cuando ocurre lo contrario.

Entonces llaman al banco y se quejan porque el crédito fue mal liquidado, por lo general cuando la cuota crece, ya que en la cuenta de cobro aparece una cantidad que no es igual a la primera y única.

La sorpresa La explicación que da el banco es que la cuota en realidad es semivariable , ya que el costo del crédito está amarrado al comportamiento del parámetro DTF, la tasa de interés del mercado.

Y en la coyuntura actual, caracterizada por el aumento en la DTF, los deudores han tenido que sacar de sus bolsillos unos pesos que no estaban presupuestados.

Entre marzo y septiembre de este año, la DTF pasó de un promedio mensual del 25.36 al 31.17 por ciento efectivo anual, fenómeno que hizo crecer las cuotas fijas en proporciones variables dependiendo de la línea crediticia utilizada.

En algunos casos el incremento es de 685 pesos por millón y por cada punto de aumento en la tasa de interés.

Lo anterior significa que un cliente al que se le otorgó un préstamo en marzo de cinco millones de pesos pagaderos a un año, y que en principio hubiese tenido una cuota mensual de 500.000 pesos (100.000 pesos por millón aproximadamente), tuvo que pagar en septiembre la suma de 519.865 pesos.

También bajan Ahora bien, así como las cuotas crecen cuando la tasa de interés del mercado tiende al alza, los pagos mensuales fijos disminuyen de valor en el evento que el parámetro DTF decline.

En otras palabras, a lo largo de la vida del crédito tiende ha haber un empate porque los picos superiores e inferiores que registre la DTF, se compensan a través de los excesos y defectos de la cuota semivariable o cuasifija respecto al cobro constante que inicialmente se le informa al deudor.

En consecuencia, si bien es cierto que los deudores han pagado más de lo previsto hasta el momento, en la medida en que la DTF comience a bajar, llegará la fecha en que la cuota se sitúe inclusive por debajo del medio millón de pesos del ejemplo.

En todo caso, conviene advertir que los préstamos atados a la tasa variable DTF por definición no suelen tener amortizaciones fijas, a no ser que el plazo del crédito sea de una semana.

Este hecho, que en principio no tiene por qué causar prejuicios a los deudores, sólo resulta nocivo si innecesariamente se les vende la idea de que el pago es constante en toda la extensión del plazo.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.