RITUAL DE GAITAS

La chuana (gaita), instrumento de la madre naturaleza que hacían sonar los indios Zenúes para sus rituales mágico-religiosos hace más de 500 años, para invitar a la guerra o para celebrar una buena cosecha, invade este viernes a Ovejas (Sucre) como un eco de hermandad que invita a conservar la tradición. Por eso el VIII Festival Nacional de Gaitas Francisco Illirene , edición América Aborigen, está dedicada a conmemorar los 500 años del descubrimiento.

09 de octubre 1992 , 12:00 a. m.

Cinco siglos después, con el instrumento de la gaita más perfeccionado, pero del mismo material silvestre, el aire de la gaita ha perdido la parte ritual y ceremonial. El sonido nostálgico y alegre es interpretado al mismo tiempo por descendientes de la raza aborigen, mestizos, blancos y universitarios.

La gaita se popularizó y se conserva casi intacta con la gaita hembra, la gaita macho, el tambor, el llamador y las maracas.

En Ovejas desde hoy y hasta el 12 de octubre se concentran más de medio centenar de conjuntos de gaitas de diferentes regiones del país, donde se destaca la presencia de varios grupos de las Universidades de Pereira, Cartagena, Atlántico y de Sucre. Además de las 14 escuelas de gaitas, fundadas en municipios de Sucre y Córdoba por la Fundación para la investigación y el desarrollo de Sucre (Fides), con recursos de la Fundación Interamericana.

En el certamen se rendirá un homenaje a nuestros antepasados y se busca conservar la tradición. También habrá cantos de vaquería, decimeros, gaitas, muestras artesanales, conferencias y exposiciones de fotografía sobre la gaita.

De 73 canciones inéditas, la junta organizadora clasificó 22 que podrán ser interpretadas en tarima a partir de hoy.

En gaitas corta y larga están inscritos más de sesenta conjuntos en las categorías de aficionados y profesionales.

El folclorólogo y pintor sincelejano Pedro Mendoza (Pemeca) señala que la gaita al igual que el fandango y la cumbia, son expresiones musicales netamente indígenas de los Zenués, reconociendo que el fandango tiene influencia española. Anota que en estos aires no se daban movimientos eróticos, pues el indio bailaba con los pies tiesos y sobados en medio de sus ritos.

Pemeca dijo que Fray Pedro Simón equivocadamente denominó fandango al baile ritual de los indígenas, pues era muy similar al fandango español.

El indio que deseaba casarse dice Pemeca, organizaba un ritual del cumbia para pedir la novia con la que deseaba contraer matrimonio y cuando solicitaba a su futura mujer iba y le ofrecía dentro de un sombrero indiano todas sus prendas, al tiempo que le cantaba a su futura compañera .

El jurado calificador para el Festival de Gaitas lo integran: Rafael Escalona, Esther Forero, Benjamín Puche, Roger Padilla, Néstor Montes, Pedro Torres, Inis Amador, Julio Sierra, Andrés Landero, Jesús Hernández, Julio Fontalvo, Rafael Pérez, Abel Viana, Jorge García, Pablo Flórez, Mildred de García, Guido Gómez y Alejandro Martelo.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.