AMES, DELATADO POR UN DESERTOR DE RUSIA

AMES, DELATADO POR UN DESERTOR DE RUSIA

Aldrich Ames, el doble agente estadounidense que trabajó 31 años en la Agencia Central de Información (CIA), y que entregó secretos a la antigua Unión Soviética y después a Rusia, fue delatado por un espía desertor de Moscú, según un informe entregado al Congreso. El informe, elaborado por el inspector general de la CIA, Frederick P. Hitz, indica que el desertor facilitó a la Oficina Federal de Investigación (FBI), en mayo de 1993, una serie de datos que implicaban a Ames como agente doble, al servicio de Washington y de Moscú, informó ayer The Washington Post.

03 de octubre 1994 , 12:00 a. m.

Ames, y su esposa colombiana María del Rosario Casas Ames, fueron detenidos en febrero pasado en el estado de Virginia, cerca de la capital de estadounidense.

El 27 de abril Aldrich Ames fue sentenciado a cadena perpetua tras confesar su culpabilidad a fin de que su mujer recibiera una sentencia menor, la cual está siendo considerada por el juez de la causa.

El Post publicó que en el informe de 400 páginas presentado a los legisladores estadounidenses sobre el caso Ames, se dice que a partir del señalamiento hecho por el espía ruso, cuya identidad no se revela, el FBI comenzó a vigilar a la pareja, como escuchar sus conversaciones telefónicas, escudriñar sus cuentas bancarias y colocar aparatos espía en su residencia.

De no haber sido por esa delación, Aldrich Ames todavía estaría conduciendo su lujoso automóvil Jaguar a las instalaciones de la CIA y desarrollando su trabajo de doble espía, dijeron funcionarios de Washington, afirma el diario.

El detenido, que era un hombre de confianza en la Agencia Central de Información, traicionó al menos a 36 agentes rusos que trabajaban para la CIA, 10 de los cuales fueron asesinados, y eventualmente desbarató 55 operaciones estadounidenses de espionaje durante casi una década, según las fuentes.

Después de la detención del matrimonio Ames, las autoridades estadounidenses informaron de que él había recibido por su trabajo alrededor de 2,5 millones de dólares por parte de Moscú, dinero que depositó en sus cuentas bancarias en Colombia, Italia, EE.UU. y otros países.

El doble agente, que cumple su sentencia en una cárcel de máxima seguridad, se comprometió a entregar ese dinero al Gobierno de Estados Unidos, como parte del arreglo judicial para que su esposa salga de la prisión en pocos años.

A raíz de este caso, las dos Cámaras del Congreso de EE.UU. están considerando una profunda reorganización de la CIA y de otras instituciones del espionaje norteamericano.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.