REVOCADOS VALDRÍAN MILLONES

REVOCADOS VALDRÍAN MILLONES

Las elecciones del 11 de marzo de 1990 eran, por primera vez en la historia de Colombia, sin tinta roja y con la llamada Séptima Papeleta . El país votaba para definir los 313 nuevos congresistas, el candidato liberal a la Presidencia y la convocatoria de una Asamblea Nacional Constituyente. Nadie pensaba que aquello sería, meses después, un problema millonario: la revocatoria del mandato de los parlamentarios. Los senadores y representantes elegidos tomaron juramento el 20 de julio, como tantos años atrás. Su período, se suponía, concluiría el 20 de julio de 1994. Nada diferente a la tradición. Sin embargo, sólo un año, cuatro meses y 10 días después, los congresistas se quedaron sin puesto. La Asamblea, como soberana, convocó a nuevas elecciones.

02 de octubre 1994 , 12:00 a. m.

En ese entonces, los revocados eran, entre otros, los hoy ministros Rodrigo Marín Bernal, Fernando Botero y Horacio Serpa; el fiscal Alfonso Valdivieso; el Contralor, David Turbay Turbay; el alcalde Jaime Castro; los gobernadores Pilar Villegas y Miguel Pinedo Vidal; el presidente del Senado, Juan Guillermo Angel y el aspirante Enrique Peñalosa.

Desde que la revocatoria se gestó en el acuerdo de la Casa de Nariño y su decisión fue acogida por la Asamblea, se empezaron a escuchar las primeras voces de protesta y las primeras amenazas de demanda... Los congresistas revocados ganaron una batalla. Lograron que sus demandas de reparación directa fueran aceptadas en la Sección Tercera del Tribunal Administrativo de Cundinamarca. Así, a junio de 1992, 15 ya hacían curso en la Sección. Ese año se presentaron 47 y en 1993, 58.

Hoy en día, 102 representantes y senadores esperan indemnizaciones millonarias. Estas demandas siguen su curso en el Tribunal, pero tres más ya pasaron al Consejo de Estado. En las próximas semanas, el máximo tribunal decidirá si el Estado debe indemnizar o no a los congresistas revocados. Todo depende del fallo que tome en el caso del ex senador asesinado Feisal Mustafá Barbosa, cuya demanda será la primera en definirse.

Pero cuánto tendría que pagar el Estado? Lo que exigieron entonces y lo que hoy siguen pidiendo los revocados es que se les reconozcan los salarios y prestaciones que dejaron de percibir a partir del primero de diciembre de 1991 -cuando se posesionó el nuevo Congreso- hasta el 20 de julio de 1994, fecha en la cual finalizaba el mandato. Es decir, 31 meses y 19 días.

Pero, además, como lo dice uno de los ex senadores revocados que demandó al Estado, Armando Barona Mesa, que dicha liquidación sea de acuerdo con el salario de los congresistas que nos reemplazaron y sus respectivos ajustes .

Teniendo en cuenta el salario actual de un congresista -que comprende el básico, gastos de representación, primas de salud y de localización y vivienda- a cada revocado el Estado debería cancelarle 162 millones de pesos, incluyendo las primas de vacaciones de 1992 y 1993, que supuestamente deberían haber recibido.

Incluso, si el Consejo llegara a fallar contra el Estado, éste debería indemnizar a Jairo Ruiz Medina, ex senador por el Caquetá, que el 28 de septiembre de 1993 perdió su investidura por violar el régimen de inhabilidades e incompatibilidades al gestionar, en su calidad de representante, asuntos de carácter particular con una fundación.

Cuáles son las posiciones? Hay dos claras tendencias en los argumentos de los demandantes. La primera advierte que la Constituyente no tenía la facultad para revocar el mandato de los congresistas, que se excedió y violó las garantías conferidas a los parlamentarios, como se presenta en la querella del ex senador revocado Edmundo López Gómez.

La segunda tendencia aclara que, independientemente de si la Asamblea era o no soberana, de si tenía o no facultad para revocar el mandato, lo que importa es que como estamos en un Estado de derecho, si se causa daño, hay que resarsirlo. Lo que interesa es si se causó perjuicio a los ex congresistas , dice el abogado Carlos Eduardo Sáchica, quien representa a 10 senadores y representantes revocados.

En los dos casos, los abogados y congresistas presentaron todo tipo de pruebas para sustentar sus demandas, desde los discursos pronunciados por el entonces presidente César Gaviria y las sentencias de la Corte Suprema de Justicia sobre las facultades de la Asamblea, hasta, simplemente, la credencial que el congresista recibió para asumir de 1990 a 1994.

Hasta el momento, el Tribunal ha fallado a favor del Estado. En el primer fallo que se presentó sobre revocatoria del mandato de un congresista, el pasado 16 de diciembre, el Tribunal negó la demanda de Mustafá Barbosa bajo el argumento de que el poder de la Asamblea es ilimitado y absoluto y crea normas superiores sin subordinación a otras .

También aclaró que no prosperaba la acción porque se debía preservar el bienestar común sobre el bienestar particular, que no se violó ningún régimen de responsabilidad del Estado que obligue a su reparación y, además, que tampoco se afectaron derechos adquiridos por los congresistas.\ Además del fallo del Tribunal, otro pronunciamiento se puso a favor del Estado. El del Procurador Primero Delegado ante el Consejo de Estado, Juan Carlos Henao, quien el pasado 6 de julio conceptuó sobre la demanda de Mustafá y advirtió que, aunque se separa del concepto del Tribunal sobre los poderes absolutos de la Asamblea, coincide en la no indemnización.

No había un derecho adquirido porque el mandato político es revocable por esencia, por definición , dijo Henao. Así mismo, en su concepto sostuvo que no es válido alegar que Mustafá sufrió un perjuicio que debe indemnizarse toda vez que no existía ninguna relación jurídica con el Estado que impidiera que el período fuera modificado . Así, bajo los pronunciamientos del Tribunal y de la Procuraduría y las peticiones de los demandantes, lo único que resta es esperar.

(VER RECUADRO MAC)

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.