MANUELITA, 130 AÑOS DE INGENIO

MANUELITA, 130 AÑOS DE INGENIO

Con el montaje de nueva maquinaria para elevar la capacidad de molienda de caña de azúcar, el Ingenio Manuelita inició desde marzo pasado la celebración de sus 130 años de existencia. El balance del ensanche, que incrementó la producción de 6.500 a 8.500 toneladas diarias de caña molida, fue presentado el pasado viernes durante el acto conmemorativo de la fundación del ingenio.

02 de octubre 1994 , 12:00 a. m.

La expansión de la capacidad de molienda también permitió aumentar la producción de azúcar de alta pureza, pues hasta agosto pasado se vendieron en el mercado interno 1 255.083 sacos de 50 kilos, lo que constituye 92.982 sacos más que los vendidos durante todo el año pasado.

Hasta el momento, el ensanche ha requerido una inversión cercana a los 15.000 millones de pesos, pues se instalaron equipos denominados cristalizadores verticales, que no existen en ningún otro ingenio de Latinoamérica.

Estos aparatos evitan al máximo la pérdida de azúcar en la última etapa de la producción. El proyecto es pasar a 9.000 toneladas de caña de molida por día.

Esta estrategia de crecimiento hace parte de las decisiones que la empresa ha tomado a lo largo de su historia para mantener la imagen de pionera: el ingenio fue el primero en trabajar con maquinaria a vapor y el primero en ingresar en la era del azúcar refinada en el país.

Comienza el ingenio La empresa nació en 1864 cuando Santiago Eder compró la Hacienda Manuelita a Jorge Enrique Isaacs, padre del escritor Jorge Isaacs.

Este predio, que llevaba el nombre de la esposa del señor Isaacs, fue adquirido en un remate con todos los bienes materiales, los que incluían un trapiche para la producción de panelas.

El paso de este rústico trapiche a la tecnología del vapor, en enero de 1901, significó ganar el reconociento como la fábrica líder en Suramérica en la producción de azúcar blanco granulado.

Este logro tecnológico de la economía colombiana de la época tuvo que superar los caminos del Dagua, única vía de acceso al Puerto de Buenaventura, a donde llegaron los equipos importados de Escocia.

Por este camino, varias veces las cajas que contenían las partes de las máquinas a vapor se perdieron en los profundos abismos de la Cordillera Occidental junto a las mulas y bueyes que las transportaban.

Tras superar estos inconvenientes la fábrica empezó a funcionar y de una producción de 6.200 quintales de azúcar pasó a 344.302 quintales en 1941.

Posteriormente, en 1953 se instalaron equipos para producir por primera vez en azúcar refinada de alta pureza. Esta nueva maquinaria fue instalada en la Hacienda El Rosario, en donde funciona actualmente la factoría.

Así mismo, se iniciaron los estudios para realizar con fines industriales las primeras extracciones de agua mediante la construcción de pozos profundos.

De igual forma, se amplió la frontera agrícola, pues paulatinamente se adquirieron más tierras en el departamento y se vinculó a los hacendados de la región para que sembrarán caña en sus extensos terrenos.

El minuto Manuelita En 1957 Manuelita decidió pautar un espacio de sesenta segundos en la televisión conducido por el padre Rafael García Herreros.

Con el tiempo, ese espacio se convirtió en un símbolo tradicional de la promoción del producto.

La tradición también forma parte de la evolución de la empresa pues Manuelita Siempre ha estado bajo la coordinación de la familia Eder, que ya lleva cuatro generaciones al frente del negocio.

Actualmente, la empresa genera 3.100 empleos directos y cerca de 15.500 indirectos.

Posee más de 20.000 hectáreas cultivadas con caña, de las cuales el 22 por ciento pertenecen al ingenio, el 60 por ciento corresponde a proveedores y el porcentaje restante es de participación.

Manuelita exporta azúcar de alta calidad a diversos países de Latinoamérica, especialmente a Venezuela.

Este año se han vendido en el exterior 252.604 sacos de 50 kilos y el volumen exportable asciende a 868.284 sacos.

Además, lidera proyectos de desarrollo en Cartagena con una empresa camaronera y en los Llanos Orientales mediante la siembra de Palma Africana para la producción de aceite. Así mismo, es propietaria de la compañía de confecciones Punto Sport.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.