EL AGUA QUE MATA

EL AGUA QUE MATA

Cada día dos personas con problemas cerebrales son atendidas, por primera vez, en la Liga Colombiana contra la Epilepsia, en Cartagena. Sin duda, hay una relación directa entre la falta de alcantarillado sanitario, las excretas a campo abierto y la neurocisticercosis (destrucción del sistema nervioso por parásitos llamados cercosis) , denunció el neurocirujano Jaime Fandiño Franky, una autoridad a nivel mundial, fundador de la Liga contra la Epilepsia y del Hospital Neurológico que funciona aquí y que es modelo en el Tercer Mundo.

02 de octubre 1994 , 12:00 a. m.

Es terrible que diariamente tengamos que atender a dos personas con el cerebro dañado , dice Fandiño. Pero esa es apenas una de las manifestaciones en la salud de los cartageneros de sus carencias en agua potable y aguas contaminadas, pues contrario a lo que se cree, en esta ciudad el impacto del mal ambiente no solo se refleja en el estado de las playas y el agua, sino en la gente.

Son unas 300 mil personas las que habitan en medio de la inmundicia a orillas de la bahía, en los caños y la Ciénaga de la Virgen, en tugurios con precarios servicios públicos o en casas mejor dotadas, pero en un ambiente propicio para la proliferación de agentes que provocan o transmiten enfermedades. Cuando se sobrevuela por esos barrios se percibe un olor nauseabundo, que dificulta la respiración.

Comprende la zona suroriental y sur occidental de Cartagena y el corregimiento de La Boquilla. Entre otros barrios, Boston, Fredonia, La Magdalena y El Líbano. Allí, según la Secretaría Distrital de Salud, son comunes enfermedades como la inflamación de la piel, neumonía, asma, bronquitis y la amibiasis.

Pero también abundan otros flagelos de la pobreza: hambre, desempleo, analfabetismo y delincuencia juvenil. Aquí, si no nos mata la porquería, nos mata el hambre , dijo Eusebio Palomo, quien vive con su familia en un rancho de tablas viejas en medio del barro de la Ciénaga de la Virgen, en la que se depositan cada día 76.800 metros cúbicos de aguas residuales, el 60 por ciento del total de la ciudad.

Para no creer Recientemente, la ministra del Medio Ambiente, Cecilia López, dijo al recorrer los caños interiores: Nunca creí que en Cartagena hubiera tanto tugurio y tanta pobreza juntos .

Rafael Vergara, representante del presidente Ernesto Samper en la Junta de la Corporación de Desarrollo del Dique (Cardique), estima que diariamente muere una persona a causa del mal estado de las aguas o por falta de agua potable.

Pero la situación no es de ahora, ya que en 1982, de acuerdo con informes de los puestos de salud de esos barrios, recogidos en el estudio Proyecto Mejoramiento del Sistema de Caños, Lagunas y Ciénagas, ese año murieron 207 personas por causas hídricas, de las cuales 163 fueron menores de cuatro años.

Después, en 1990, las trabajadoras sociales de la Empresa de Desarrollo Urbano de Bolívar (Edurbe) hicieron un estudio, en el que encontraron que en ese año murieron 390 personas, de las cuales 152 por enfermedades de origen hídrico y del medio ambiente y de estas 128 con diarreas agudas, infecciones respiratorias y desnutrición, 84 niños de cero a cuatro años. Además, que de 29.004 consultas externas, 10.191 fueron por enfermedades hídricas y que el costo del tratamiento médico fue de 1.6 millones de dólares.

La conclusión fue que, entre más se demore el Estado en ejecutar el proyecto de saneamiento ambiental, que apenas está en el 15 por ciento de lo diseñado desde 1980, más dinero le costará atender la salud de los afectados.

En 1999, de persistir la situación, el estudio señaló que los enfermos de origen hídrico serían 20.249, cuya atención le representaría al Estado 2.147.149 dólares; habrían 33.125 casos de desnutrición en la población infantil de hasta seis años y morirían 303 personas por insalubridad, de ellas 126 niños menores de cuatro años.

Esta es una verdadera epidemia, pero siempre se ha querido hacer ver que el problema es de playas cuando en verdad es de salud , dijo el director de Salud Distrital, Luis Alzamora. Las soluciones no son de ahora. En 1937 el parlamentario Alfonso Romero Aguirre llevó al Congreso un proyecto de Ley encaminado a sanear ambientalmente la ciudad. Ahora, el presidente Samper anuncia el inicio de esas obras que, desde entonces, se señalaron como indispensables.

Pero en la actualidad se trata de una situación más grave por la necesidad de emprender, además, soluciones para mejorar las condiciones de vida y, al mismo tiempo, para frenar el crecimiento desordenado de Cartagena, en parte, por la cantidad de gente que llega de otras regiones para engrosar los cinturones de miseria. De ellos, paradójicamente, han salido algunos de los campeones mundiales de boxeo que han dado gloria a Colombia, como Luis Chicanero Mendoza y Rodrigo Rocky Valdez.

Qué pasó? El diagnóstico es conocido: que la gente, por necesidad y para construir vivienda, fue rellenando las orillas de los caños hasta prácticamente cerrarlos. A Cartagena le han robado desde El Laguito hasta Ternera , dice el ex alcalde y rector de la Universidad Jorge Tadeo Lozano del Caribe, Augusto de Pombo.

Por otro lado, cuando se construyó el alcantarillado, se optó por la vía más fácil y económica: depositar las aguas negras a la bahía, los caños y la Ciénaga. Error que hoy se está pagando y que demuestra que, por lo menos en este lamentable caso de Cartagena, lo barato sale caro.

Y, finalmente, por carecer de un verdadero Plan de Desarrollo y por tener autoridades permisivas, se rellenó, se robó y se construyó sin licencias o con ellas amañadas, mientras las fábricas hicieron caso omiso de la normatividad sobre el medio ambiente.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.