SUFRE DE ANSIEDAD DETERMÍNELO

SUFRE DE ANSIEDAD DETERMÍNELO

El miedo es una válvula de seguridad que nos ayuda a reconocer y a evitar el peligro. Es una reacción previsible y normal a una amenaza externa. Cuando alguien está temeroso su cuerpo pasa por una serie de cambios que lo preparan para una actividad repentina.

02 de octubre 1994 , 12:00 a. m.

Al igual que el miedo, la ansiedad dispara cambios en el cuerpo de la persona: aumenta el ritmo cardiaco, la sudoración y la presión sanguínea, aparecen dolores musculares e intestinales. La diferencia está en que su origen es desconocido o no reconocido.

Todo el mundo experimenta periodos breves de ansiedad cada cierto tiempo, pero cuando este sentimiento es persistente, se intensifica e interfiere cada vez más con la vida diaria o el bienestar emocional, es posible que se esté sufriendo de un trastorno más serio.

Por ejemplo es normal que alguien tenga temor cuando va a presentar un examen, debe terminar un trabajo... Pero cuando se siente el mismo temor, y el cuerpo experimenta los mismo cambios físicos y emocionales, sin ningún motivo aparente, esta pasando por un periodo de ansiedad , dice José A. Posada, siquiatra y profesor del posgrado de salud mental del Colegio Mayor de Cundinamarca.

Ansiedad o angustia son lo mismo. Angustia vienen del latín angora, que significa angostura, estrechez, sentir el pecho oprimido. Este malestar físico, no causado por ningún dolor, produce la sensación de no ser capaz de vivir.

Según el ministerio de Salud, en Colombia el 9,6 por ciento de la población sufre de ansiedad, es decir que hay más de 2.500.000 ansiosos, muchos de los cuales han encontrado en los sicofármacos una salida a sus problemas, o una entrada a problemas mayores.

Por esto se entiende que entre 1.987 y 1.992 se sextuplicó el consumo de tranquilizantes en el país, en especial en las mujeres.

Según Posada los trastornos de ansiedad contribuyen o son la causa del 20 por ciento de todos los problemas de salud por los que las personas consultan a los médicos.

Este trastorno puede ser curado a través de tratamientos como la sicoterapia o a través de medicamentos, como los ansiolíticos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.