EL PAÍS DE EL DORADO Y LOS MUISCAS

EL PAÍS DE EL DORADO Y LOS MUISCAS

En busca de más y as y oro, y guiados por leyendas fabulosas, los europeos explotaron buena parte del territorio colombiano, del país de El Dorado y así llegaron a Bacatá o Bogotá, centro del teritorio muisca, donde habitaban indios de lengua chibcha, lo mismo que los taironas. Nuestros principales conocimientos sobre los muiscas provienen de los cronistas, quienes también describen susu propias hazañas, andanzas, crueldades, abusos, matanzas y saqueos. El Zipa de Bogotá y el Zaque de Tunja eran los caciques principales de los muiscas. Vivían con gran lujo y siempre los súbditos los llevaban cargados en andas cubiertas de oro. Estos mandatarios tenían verdaderos ejércitos, debido a sus permanentes guerras con otras tribus, como los panches y los sutagaos, en las fronteras de su territorio. Allí, precisamente, existían especies de guarniciones con guerreros profesionales llamados guaches y se sabía que tan valientes eran según el número de canutillos de oro que tuvieran atravesados

04 de octubre 1992 , 12:00 a.m.

Sobre la religión de los taironas, nos hablan los españoles al referirse a sus adoratorios. Se trataba de templos donde se rendía culto al Sol y a la Luna, un culto que incluía sacrificios humanos de prisioneros de guerra y de niños traídos de los LLanos. Los templos, los sacerdotes, llamados jeques, tenían ídolos de oro, madera y piedra. Así mismo, eran sitios sagrados de los muiscas las lagunas, las cuevas y los picos de los cerros.

En Guatavita, cuyos orfebres eran muy afamados en todo el pais muisca, eran también de especial importancia las ceremonias en las lagunas.

La noticia de que existía el país de El Dorado, donde un príncipe con su cuerpo resplandeciente con polvo de oro navegaba en una balsa hasta la mitad de la laguna y allí se sumergía, mientras de miles de indios desde la orilla arrojaban cantidades de joyas a las aguas, se extendió miles de kilómtros a la redonda. Esta leyenda de la laguna de Guatavita fue uno de los grandes móviles de expediciones de conquista.

En las historias que los conquistadores escribieron cuentan su fiebre exploradora, la búsqueda de legendarios tesoros como los del Rey Salomón, de ciudades imaginarias llenas de oro, que hicieron desparramar a puñados de valerosos hombres del Viejo Mundo por estas tierras. Acompañados por mujeres indias, quienes los guiaban, aconsejaban, servían y daban luz más y más hijos meztisos, los europeos fueron repoblando y apoderándose del Nuevo Mundo.

Por este motivo, Colombia es un país mestizo; por las venas de cada uno de nosotros corre sangre indígena, en mayor o menor proporción. Es importante que reconozcamos no solo nuestro importante pasado indígena, nuestra historia milenaria, sino que estemos orgullosos de los indios que actualmente forman parte de la población de nuestro país. Ellos son admirables. Sus distintas culturas, sus 60 dialectos y el modo como han sabido sobrevivir hasta hoy, son cosas que la gente poco sabe . Sin embargo, las estrategias de sobrevivencia del indio, su respeto al medio ambiente, y su importante mundo intelectual, constituyen ejemplo para toda la humanidad. Ojalá recuerden los jóvenes lectores, que seremos una gran nación en la medida que nos apoyemos y sintamos orgullosos de nuestras verdaderas raíces milenarias.

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.