MEJORA EL PANORAMA PESQUERO COLOMBIANO

MEJORA EL PANORAMA PESQUERO COLOMBIANO

La derogación por parte de la Unión Europea (UE) de las normas que restringían las exportaciones pesqueras colombianas y el levantamiento del embargo atunero de Estados Unidos a las importaciones, son algunos hechos que dibujan un mejor panorama en los próximos años para el sector pesquero del país. Este panorama es aún más prometedor si se tiene en cuenta que el país tiene, en sus océanos, un potencial aprovechable de 600.000 toneladas anuales de productos pesqueros.

01 de octubre 1994 , 12:00 a. m.

Para enfrentar dicho proceso el país viene, desde hace tres años, estructurando un modelo de desarrollo y regulación del sector pesquero, el cual empezó a tomar forma con la creación del Instituto Nacional de Pesca y Acuicultura (INPA), en 1991.

Desde entonces, las políticas del Gobierno han estado dirigidas a evaluar el recurso pesquero, a brindar asistencia técnica, a repoblar los cuerpos cerrados de agua, a capacitar los pescadores artesanales y a promover la producción acuícola.

Fue así como se logró que la UE reconociera que los productos pesqueros colombianos no representaban ningún riesgo grave para la salud, tras la confirmación en tal sentido de la Organización Mundial de la Salud OMS).

La UE reconoció las medidas de control sanitario y de estímulo a la producción pesquera y acuícola en todo el país, adelantada por el INPA y el Ministerio de Salud, entidades que firmaron convenios de cooperación para la instalación de laboratorios de control sanitario en Cartagena, Tumaco, Buenaventura y Gigante (Huila).

De igual manera, el Servicio Nacional de Pesca Marina de Estados Unidos (NMFS) informó en mayo pasado el levantamiento del embargo a las importaciones colombianas de atún de aleta amarilla, debido a las medidas tomadas en el país para evitar la captura incidental de mamíferos marinos, especialmente de delfines.

Esta decisión le permitió a la industria atunera colombiana recuperar un mercado de exportación, cerrado desde 1991, de unas 20.000 toneladas al año por un valor aproximado de 20 millones de dólares.

De igual manera se logró que Estados Unidos certificara las medidas de protección adoptadas por Colombia para la protección de las tortugas marinas, lo que le abrió las puertas a los productos pesqueros de la costa Atlántica.

De otro lado, el INPA coadyuvó a la creación de la Federación Colombiana de Pescadores Artesanales (Fecolpa), en donde tienen asiento las comunidades pesqueras del país.

Además, ha logrado el fortalecimiento de los convenios de cooperación internacional con la Unión Europea, Cuba, Perú, Ecuador, y más recientemente, en el marco del Grupo de los Tres (G-3).

Se proyecta la industria Del mismo modo, la industria pesquera del país ha logrado logros importantes en su proceso de modernización con miras a ampliar su presencia en los mercados internacionales.

La Asociación Colombiana de Industriales Armadores Pescadores (Acodiarpe) participó en la creación de la Asociación Empresarial Pesquera de América Latina, que nació en junio pasado en México, y de la que hacen parte El Salvador, Guatemala, México, Panamá, Chile, Perú, Cuba, Venezuela y Colombia.

Otro hecho significativo lo constituyó la creación de la Cámara de la Industria Pesquera, como un instrumento de integración entre los industriales del Pacífico y del Atlántico.

Entre sus principales objetivos se destaca la concertación de acciones con las diferentes entidades del Estado y, en general, la gestión de acciones que generen la expansión de las pesquerías colombianas.

Para corresponder a los nuevos retos que tendrá que enfrentar el sector pesquero del país, el INPA presentará próximamente al Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural un proyecto de reestructuración de la entidad para ampliar su campo de acción a nivel nacional y para diseñar programas que incentiven el consumo de pescado en el país. Así lo dio a conocer el gerente de la entidad, Alejandro Londoño García.

Futuro pesquero El funcionario señaló que a partir de 1995 las exportaciones de productos pesqueros colombianos comenzarán a repuntar y que durante el presente año aún permanecerán estables.

El año pasado se registró un descenso en las exportaciones colombianas del 2,7 por ciento, en comparación con 1992.

Las ventas al exterior totalizaron 179,4 millones de dólares. Se destacó la venta de atún entero con 44.526 toneladas por un valor de 17.539 millones de dólares.

En cuanto al camarón de cultivo, el año pasado se exportaron cerca de 7.000 toneladas equivalentes a unos 33,1 millones de dólares.

En la actualidad, el INPA cuenta con 300 funcionarios en el país y tienen presencia en Barrancabermeja, Berlí y Oiba en Santander; Villavicencio y Puerto López en el Meta y Gigante en el Huila.

En Leticia (Amazonas), Puerto Inírida (Putumayo) y Arauca (Arauca), también se incrementará la acción del instituto.

El presupuesto del INPA se incrementará en un 35 por ciento el año entrante, al pasar de 4.962 millones de pesos en 1994 a 6.511 millones de pesos en 1995.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.