CORTE CONTROLA LOS ESTATUTOS ESCOLARES

CORTE CONTROLA LOS ESTATUTOS ESCOLARES

El caso de una estudiante de 19 años, expulsada de un colegio por usar delineador en los ojos, podría poner en jaque cientos de reglamentos colegiales. Con base en el caso, la Corte Constitucional dijo que los reglamentos educativos no pueden ser simplemente un instrumento de autoritarismo irracional en perjucio de los alumnos , y señaló que las normas arbitrarias y subjetivas atentan contra el derecho individual al libre desarrollo de la personalidad y deben ser abolidas.

06 de octubre 1992 , 12:00 a. m.

Según la Corte, el alumno no puede verse en el proceso educativo como sumiso, carente de iniciativa y marginado o ajeno a la toma de decisiones y al señalamiento de los rumbos fundamentales de su existencia .

Es un viraje radical, dice la Corte, frente a la antigua realidad educativa: el alumno pasivo e ignorante , condenado a ser un receptor y el profesor activo y único depositario del saber.

El principio constitucional que protege el libre desarrollo de la personalidad y el derecho a la participación de la comunidad educativa dice la Corte han hecho del estudiante un sujeto activo con derechos y deberes que toma parte en el proceso .

Así, con ponencia del magistrado Ciro Angarita, la Sala Número I de Revisión de Acciones de Tutela dice que faltas disciplinarias descritas en normas genéricas y sujetas a la interpretación subjetiva de rectores y juntas de profesores, pueden violar la Constitución. La relación educativa que se establece entre los diversos educadores y educandos, no podrá favorecer la presencia de prácticas discriminatorias, los tratos humillantes o las sanciones que no consulten un propósito objetivamente educativo sino el mero capricho y la arbitrariedad , dice.

La Corte cuestiona la validez de preceptos disciplinarios tales como la mala presentación personal; los chistes de mal gusto, los gritos extemporáneos y modales incorrectos, arrojar basuras al piso, perder tiempo o hacerlo perder, o mostrar rebeldía persistente. Otras sentencias Los criterios que deben guiar la educación futura, a juicio de la Corte, tienen que responder a valores más altruistas, sin permitir la anarquía.

El reglamento dice la sentencia no podrá ignorar tampoco que la educación encarna la más evidente posibilidad de que un ciudadano conozca a cabalidad todos los deberes que tiene con la comunidad, en particular la práctica diaria del respeto a la dignidad humana, el culto al trabajo como uno de sus más importantes medios de realización personal, la convivencia pacífica y la solidaridad, entre otros .

En otros fallos, la Corte dijo que debe existir un mínimo de equilibrio entre el desarrollo urbanístico y el respeto a la intimidad individual, y explicó que el derecho a la propiedad no puede esgrimirse para reclamar bienes cuyo licitud es objeto de investigación. El pronunciamiento sobre urbanismo e intimidad tuvo origen en una tutela elevada por una ciudadana, que estuvo a punto de ser afectada por la construcción de un puente escolar a un metro de la ventana principal de su casa.

Con ponencia del magistrado Eduardo Cifuentes, la Corte dijo que el hogar es por excelencia el escenario de la intimidad y, en consecuencia, el incontenible proceso de construcción en las grandes ciudadades exige que no se afecte en forma arbitraria, cuando existan alternativas mejores, el derecho a la intimidad de un ciudadano.

Al respecto, la sentencia señala: un proceso de justa proporcionalidad entre beneficios generales y cargas individuales, debe guiar el proceso de la planeación urbana (...), porque el objetivo final puede lograrse sin imponer una carga desproporcionada al propietario de un inmueble afectado .

En el caso concreto, una revisión del proyecto original puso en evidencia que el puente estudiantil podía ser construido de tal forma que no se afectara sustancialmente a la mujer que promovió el recurso de tutela.

Con todo, el fallo de la Corte señalaa: Se hace imperiosa la intervención del legislador y las autoridades locales para regular y dirigir la actividad y las consecuencias de la construcción .

Mientras no exista tal legislación dice la Corte, el juez deberá tener en cuenta, en la resolución de estos conflictos, los principios de proporcionalidad, distribución equitativa de las cargas y beneficios y de la compesación .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.