FORO DEL LECTOR

31 de agosto 2006 , 12:00 a. m.

El ‘baculazo’ de López Trujillo Señor Director: No me sorprende el último ‘baculazo’ del cardenal Alfonso López Trujillo, esta vez contra quienes tuvieron algo que ver con el aborto de la niña violada por su padrastro. Semejantes actitudes inquisitoriales son las que están alejando a tantos fieles de la Iglesia Católica.

Sebastián Fernández * * * * Señor Director: Es inaudito leer en la primera página de EL TIEMPO (30-08-06) las palabras del cardenal López Trujillo excomulgando a los médicos, la madre y todos los encargados en alguna forma del aborto hecho a una pequeñita de 11 años, que tiene apenas la edad para jugar con sus muñecas. ¿Qué vida podría tener un bebé llegado en esas condiciones? El cardenal debería pensar en la cantidad de niños inocentes que piden limosna en las calles, sin hogar, robando y haciendo fechorías. Dios no sería, como él, juez de algo tan comprensible como el aborto de esa niñita.

Ruby Restrepo de Orozco * * * * Señor Director: El director del Hospital Simón Bolívar tiene, como mínimo, ganado el purgatorio. Se le llamó inepto, lector de Selecciones del Readers Digest, insensible, etc., por no ordenar de inmediato el aborto. Y ahora el cardenal López Trujillo amenaza excomulgarlo, junto con quienes, de una u otra manera, participaron en el hecho, es decir, jueces, magistrados, me imagino que la propia víctima y todo aquel susceptible de los mandobles morales del reverendo. La pregunta es si tan espantoso estigma recaerá también sobre el padrastro abusador. Si a un médico decente que obra dentro de la ley le cae tan terrible castigo, entonces que Mancuso, ‘Macaco’, Vicente Castaño, ‘Monoleche’, ‘Jorge 40’ y demás ‘distinguidas yerbas’ se vayan preparando, porque la chamuscada va a ser ‘retenaz’ en el Averno eterno.

Humberto Muñoz MD Bogotá * * * * Señor Director: Soy católico practicante. Creo que los valores de la ética cristiana forman personas de bien. Por eso, me parece absurdo que la Iglesia se pronuncie como lo ha hecho en este caso.

Se pregunta uno: ¿ya habrán excomulgado al padrastro violador, con la misma prontitud con la que piensan excomulgar a los médicos? ¿A cuántos curas abusadores sexuales ha excomulgado la iglesia? ¿Ya excomulgaron a Garavito, a Mancuso o al ‘Mono Jojoy’? Luis Pérez * * * * Señor Director: La polémica no la enciende el Cardenal sino los periodistas que manejan la información. La Iglesia Católica ha determinado la excomunión por el aborto ipso facto (en el acto mismo) y no mediante decisión de juicio. Por consiguiente, el Cardenal no está dando sentencia. Además, esta pena solo opera para los católicos.

Cabe recordar que lo que se conoce de la sentencia de la Corte es la despenalización del aborto en ciertos casos, no la inexistencia de un delito en el aborto. La Iglesia Católica, como otras, y muchos grupos de distinto tipo, mantienen la defensa al derecho a la vida desde la concepción, lo que merece respeto y atención de los medios.

Fernando A. Isaacs G. .

La realidad de los puertos Señor Director: Los problemas del puerto de Buenaventura y de los demás puertos colombianos son la punta del iceberg. Preocupa que, frente al proceso transparente y detallado que acaba de culminar con la adjudicación de la licitación para modernizar el aeropuerto Eldorado, las sociedades portuarias regionales tengan como única solución la prórroga indefinida de sus concesiones y la eliminación de los operadores portuarios, responsables de la productividad de la que se ufanan tales sociedades. Sería muy interesante que EL TIEMPO y Portafolio lideraran un foro en el que tuvieran cabida opiniones diferentes a los consabidos dogmas de la Superintendencia del ramo, que parece un portavoz de las sociedades portuarias y no el organismo que las debe controlar.

Jaime Sánchez Cortés.

No más ‘Quintas Avenidas’ Señor Director: Además de los proyectos de Villa Adelaida y el Centro Comercial Quinta Avenida, a los que alude el editorial ‘Quinta Avenida: un caos anunciado’ (29-08-06), aparece otro más: un ‘hotel-vivienda’ que se piensa construir en la calle 74A No. 4-73. La licencia de construcción se tramita ante el curador urbano número 1. Es preciso saber si este proyecto de alto impacto en un sector residencial, con importantes casas de conservación, tiene los permisos de Planeación Distrital y de la Secretaría de Tránsito del Distrito. Está claro que el afán del negocio se impone sobre los derechos colectivos y la calidad de vida en una ciudad que es de todos.

Pablo Leyva Bogotá * * * * Señor Director: Curioso que en el país del Sagrado Corazón se puedan obtener licencias de construcción después de que fueron negadas la primera vez por inconvenientes y por ir en contra de la paz y la tranquilidad de los vecinos (la ‘mordida’ o cuota debió ser muy alta). Ojalá puedan evitar ese desastre en la avenida Chile y la carrera 5a.

Rubén Arango.

El regreso de Pastrana Señor Director: El regreso al país del ex presidente Pastrana, en medio de una lluvia de pétalos, adulaciones y loas de su séquito increíble, solo reafirma la opinión que muchos colombianos tenemos de él. Subestima el ex presidente nuestra memoria si supone que ya olvidamos la humillación del Caguán y los cuatro funestos años de su gobierno. No queremos más el discurso trasnochado de esa clase política que él encarna, esa clase que hoy peca y mañana empata y que engorda a la sombra de sus privilegios mamándose el presupuesto que sostienen los impuestos de la moribunda clase media.

William Castaño Vargas Medellín .

Las teorías de José Obdulio Señor Director: ¿En qué país vive José Obdulio Gaviria, autor de la columna ‘La guerra prolongada ennegrece el alma’ (30-08-06)? La realidad es que los paracos no se han acabado. Hoy se está legalizando a algunos narcos poniéndoles la máscara de ‘paras’. En el Magdalena medio son más fuertes y están cobijados por la permisividad de la fuerza pública. Le recomiendo al columnista visitar Puerto Boyacá y el área de Cimitarra, donde andan orondos y toman la ley en sus manos.

F. Gutiérrez * * * * Señor Director: El mérito de José Obdulio es habernos metido en un atolladero, en una maraña teórica. Es hábil: no compara los beneficios y las dádivas concedidos a los ‘paras’ con los perjuicios y la humillación de las víctimas, sino con la guerrilla. No es ninguna movida inocente: es perversa.

Eliseo Herrera

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.