RENEGOCIARÁN REGLAS DE URRÁ

RENEGOCIARÁN REGLAS DE URRÁ

Desde hoy, el Gobierno negociará con el consorcio sueco-colombiano Skanska-Conciviles, en Bogotá, el desmonte de algunas cláusulas del contrato de construcción de las obras civiles de la hidroléctrica Urrá Uno, que pueden producir sobrecostos. Con ello, se pretende evitar nuevos Guavios . Asimismo, se busca eliminar la cláusula que exige la participación del Banco Mundial (BM) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en la financiación del proyecto, como condición para que la banca y el gobierno sueco hagan los préstamos a que se han comprometido (aproximadamente un 20 por ciento del costo total que asciende a 760 millones de dólares).

05 de octubre 1992 , 12:00 a. m.

El ministro de Minas, Guido Nule Amín, dijo que los suecos aceptan hacer más flexible la última cláusula.

El Gobierno colombiano ha descartado la participación del BM y el BID, a los que se los solicitaron unos 135 millones de dólares, en la financiación de Urrá. Se dijo que el camino que se adoptará es el del presupuesto nacional a través de partidas anuales.

Entre las cláusulas peligrosas del contrato con Skanska, según el Consejo de Política Económica y Social (Conpes), está una en que se acepta el pago de compensaciones por retraso en la iniciación del proyecto y otra en que se elimina el tope máximo de reajuste de precios en el suministro de equipos.

Este tipo de cláusulas, como se ha visto en otros proyectos hidroeléctricos, pueden representar cuantiosos sobrecostos , dice un documento del Conpes de junio 15 de 1992 en el cual se autoriza la construcción de Urrá.

Por las demoras y cambios de diseño que ha sufrido Urrá, obra cuyo proyecto era más ambicioso en la década del 80, el Gobierno ha tenido que renegociar tanto los contratos de las obras civiles con Skanska como los de equipos electromecánicos, que estarán a cargo de la firma rusa Energomachexport.

Los contratos fueron actualizados con índices de inflación, lo que significó, hasta 1990, unos 54,6 millones de dólares.

El Conpes sugirió que se introdujera el mecanismo de tribunales de arbitramento para definir controversias y evitar cláusulas de ajustes indefinidos de precios.

Además de los aportes del presupuesto nacional y de los créditos de proveedores (suecos y rusos), se prevé finaciar Urrá con aportes de los socios de la Empresa Multipropósito Urrá S.A. y con la valorización de las tierras.

Skanska-Conciviles iniciarán la construcción de la presa en mayo de 1993, si no hay más inconvenientes.

Si todo sale bien, igualmente, la hidroeléctrica generará sus primeros kilovatios a principios de 1999, con lo cual se espera que el país no vuelva por los caminos de los racionamientos que vive actualmente.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.