Secciones
Síguenos en:
TODA PRIMERA VEZ NUNCA SE OLVIDA

TODA PRIMERA VEZ NUNCA SE OLVIDA

Toda primera vez nunca se olvida, bien sea en amor, en fútbol o en lo que se quiera. Para los colombianos, ir por primera vez a un Mundial de Fútbol fue algo que ocurrió hace 32 años, al vencer al Perú 1-0 en Bogotá (abril 30, 1961) y empatar 1-1 en Lima (mayo 7). Ecuador, el tercero del grupo, se retiró antes de jugar.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
07 de septiembre 1993 , 12:00 a. m.

Ahora, en 1993, el enemigo a vencer era Argentina, aunque en la serie también figuraron Paraguay y Perú. Estadísticas, trayectoria, jerarquía, al igual que hace 32 años, estaban en contra de Colombia que se alimentó 28 años del Mundial Chile-62 y su eliminatoria hasta volver en Italia-90 a la cita mundialista.

El autor intelectual de esa primera vez de hace 32 años fue un argentino, Adolfo Pedernera, cuya trayectoria no solamente marcó al balompié argentino sino también al colombiano. Su presencia en Eldorado fue como si Maradona hubiera sido contratado ahora por Millonarios y detrás de él se hubieran venido Batistuta, Leo Rodríguez, Simeone, Borelli, Goyochcea y compañía.

Pedernera reunió a 22 jugadores y los concentró en la sede de la Escuela de Armas Blindadas en Bogotá. El legendario futbolista argentino se la jugó con la mejor carta que él conocía, el talento, porque solo dispuso de cuatro semanas para realizar el trabajo. Y esa herencia eclosionó en mil fragancias el pasado domingo en Buenos Aires.

Pedernera llamó a Efraín Caimán Sánchez, Achito Vivas, Montaño (arqueros), Francisco Zuluaga, Ignacio Calle, Charol González, Carlos Aponte, Canocho Echeverry, Pibe Díaz, Velitas Pérez, Cunda Valencia, Carlos Arango, Jaime Silva, Marcos Coll, Orlando Serrano, Maravilla Gamboa, Eusebio Escobar, Zipa González, Carlos Paz, Marino Klinger, Antonio Rada y Germán Aceros.

Caimán Sánchez es uno de los pocos jugadores de esa época que sigue metido en el medio deportivo. De hecho, a los 66 años, dijo estar realizando gestiones para trabajar el año entrante con un equipo en Ecuador. Por lo pronto es hombre de escritorio de la División de Deportes del IDRD.

Pedernera, al parecer, era un hombre de pocas palabras. Pero, también al parecer, tenía el don de pronunciar la palabra apropiada en el momento justo. Y como motivación para estimular al grupo de jugadores dijo: ustedes van a clasificar por primera vez al fútbol colombiano para un Mundial.

Después de vivir esa época de Eldorado y padecer en Suramericanos escandalosas goleadas, similares a las que ahora sufre Venezuela, Colombia tuvo el pálpito de que Pedernera estaba en lo cierto al vencer en El Campín, ante 20 mil espectadores, 1-0 al Perú. El gol lo anotó a los 27 minutos del primer tiempo Eusebio Escobar.

El partido de ida fue siete días después, en Lima, ante 50 mil espectadores. La guerra verbal fue más o menos la misma desatada la semana anterior por los argentinos. Pero, recordó El Caimán , los peruanos encajaron caballerosamente la eliminación que les produjo el 1-1 de ese partido.

Colombia empezó perdiendo con tiro penalty a los dos minutos de juego (ejecutó de La Vega). El Zipa empató a los 24. Y Rolando Serrano malogró el triunfo a los 40 del segundo, al estrellar contra un madero un penalty. El Caimán dijo que esos cinco minutos finales fueron heroicos.

Intervenciones iverosímiles convirtieron en heroe del partido a Caimán , a quien apodaron así cuando jugó con el San Lorenzo de Argentina. Sánchez, quien ahora camina como marinero en tierra firme, recuerda particularmente dos jugadas.

La primera fue con Joe Calderón, hermano del técnico Marcos Calderón que dirigió a los peruanos. Fue una jugada de medio centro... , recordó Caimán .

El centro llegó por el costado izquierdo. Cuando Calderón fue a disparar, Caiman le sacó la pelota de los guayos. Tomó el balón con la mano derecha y la pasó a la izquierda, anidándola en el pecho. Hice toda la jugada en el aire , recordó el portero a quien el peruano, en esa jugada, le dio un puntapié en el rostro.

La gente pensó que Caimán , tendido en el piso, quemaba tiempo. Y un corpulento hombre de casi dos metros, que era portero en un conocido cabaret limeño, penetró a la cancha y trató de levantarlo. El árbitro del partido, el uruguayo Esteban Marino, un experto en lucha libre, dominó con una llave al intruso hasta que la policía se lo llevó.

La otra jugada resulta increíble, tal como la recuerda Caimán El Loco Calle, con el arquero vencido, detuvo un disparo peruano en la raya de gol. La bola le rebotó al Loco en el pecho mientras Caimán iba de regreso en el aire, buscándola. En su zambullida venía de afuera hacia adentro e iba en una trayectoria en la que ambos debían de caer dentro del arco si chocaban.

Pero yo agarré el rebote con una mano y pasé el balón a la otra. Como iba derecho a la malla, apoyé el codo en el pecho de Calle y viré para no caer dentro del arco, todo en fracción de segundo .

Antes y ahora Hurgando en su memoria, Caimán dibujó un paralelo entre los jugadores de la selección que eliminó al Perú con la que aplastó 5-0 el domingo pasado a la Argentina. Quién era el Pibe de esa selección? El Rincón, Asprilla, Chonto , Barrabás, Perea, Mendoza, etc.? El único que no soporta comparación alguna es quizás El Caimán , aunque Córdoba, esta vez, también se erigió en salvador. Quién era el Pibe de esa selección? Rolando Serrano, dijo él. La fortaleza de Calle la comparó con la de Perea. A Andrés Escobar y a Alexis Mendoza los equiparó con el Cobo Zuluaga y Oscar López.

Chonto Herrera y Osorio son mas técnicos que Aponte o Calle. Echeverry era el Wilson Pérez o Wilmer Cabrera pero sin el talento de éstos. Silva tenía el temperamento de Barrabás o un Leonel Alvarez y Maravilla encuadraba dentro de los parámetros de un Rincón. El genio invidual del Cuca Aceros es difícilmente comparable al de los jugadores actuales, lo mismo que la velocidad del Zipa . Lo mismo puede decirse, pero a la inversa, de Asprilla y el Tren . El temperamento explosivo de Klinger encuentra un simil en Aristizabal. Y Toño Rada representaba la potencia del Valenciano de hoy en día.

Sánchez, al hablar de los premios, recordó que dirigente Alfonso Senior se presentó ante el grupo con una bolsa llena de billetes. Y ahora, cómo se siente, don Alfonso?, le preguntó el Loco Calle aludiendo a la clasificación pero aquél, resignadamente, respondió: Con 22 mil pesos menos , porque el premio para cada futbolista, aclamados por 200 mil personas al regresar de Lima a Bogotá, fue de mil pesos lo cual permite afirmar que, definitivamente, los tiempos realmente sí han cambiado.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.