GOBIERNO PREPARA PLAN DE EMERGENCIA PARA EL AGRO

GOBIERNO PREPARA PLAN DE EMERGENCIA PARA EL AGRO

El Gobierno estudia medidas de emergencia para el sector agropecuario. El presidente de la República y los ministros del área económica, que estuvieron reunidos ayer por más de tres horas, continuarán sesionando hoy para definir los mecanismos de protección y el tipo de crédito que se otorgará a los agricultores para tratar de solucionar la crisis en que se encuentran. Diferencias al interior del Consejo Superior de Comercio Exterior no permitieron que se llegara ayer a un acuerdo sobre puntos como la financiación, las franjas de precios, o los precios de garantía, debido a que cualquier decisión que se tome al respecto tendrá impacto en algún punto de la cadena productiva (materia prima o alimento procesado).

03 de octubre 1992 , 12:00 a. m.

De acuerdo con el ministro de Comercio Exterior, Juan Manuel Santos, quien regresó sorpresivamente de Londres para asistir al Consejo, se decidió tomar medidas para otorgar mayor protección a los productos agropecuarios que lo necesiten, y se discutió sobre la financiación para el sector.

Lo que definitivamente no se incluirá en el paquete de medidas que se preparan, es una ampliación de la cobertura del Certificado de Reembolso Tributario (Cert), o un incremento de sus niveles.

Santos no descartó que el Gobierno decida incluir nuevos productos dentro del sistema de franjas de precios, como podría ser el cebo, o que se aumenten o disminuyan las franjas para los productos que ya operan bajo este sistema.

Este mecanismo permite proteger a la producción nacional de importaciones que se realicen a precios considerados bajos.

Actualmente hay ocho productos en franja de precios: maíz, leche, azúcar, sorgo, soya, trigo, arroz y cebada.

En la reunión también se analizaron las causas de la caída en el área sembrada de algunos productos agropecuarios y de los problemas que afectan en general al sector.

El Consejo determinó que la apertura económica no ha tenido una incidencia directa en la difícil situación de los agricultores. Solo se ha notado un efecto negativo en el caso del arroz y el maíz, señaló.

En este caso explicó que el posible perjuicio de las importaciones sobre la producción nacional, se debe más a los volúmenes importados, que ha prácticas desleales de comercio.

Según el Gobierno, las importaciones de arroz y maíz se están realizando a precios internacionales, por lo que no incide si el país de origen otorga subsidios a la producción.

Santos, quien asistió a las deliberaciones cafeteras en Londres, precisó que a pesar de los avances que se lograron para firmar un acuerdo internacional del café con claúsulas económicas, los caficultores nacionales no deben esperar modificaciones en el precio interno del grano.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.