¿La cúpula ‘para’ sabía del complot?

¿La cúpula ‘para’ sabía del complot?

Por lo menos cinco testigos parecen haber resuelto una de las más grandes incógnitas de la historia de la guerra en Colombia en los últimos años.

24 de agosto 2006 , 12:00 a. m.

Los cinco, por vías diferentes, le confesaron a la Fiscalía que a Carlos Castaño –el creador de los paramilitares que azotaron al país entre la década de los 80 y los 90–, lo mandó a matar su hermano Vicente.

Y que la operación la lideró ‘Monoleche’ (Jesús Ignacio Roldán), jefe de seguridad de Vicente, con un comando de más de 20 hombres liderado por alias ‘Chilapo’.

La noticia de la investigación de la Fiscalía, difundida por Noticias RCN, cayó como una bomba, sobre todo porque la negociación con los paramilitares está en uno de sus momentos críticos. De hecho, Vicente es uno de los cuatro altos jefes ‘paras’ que no se ha concentrado en La Ceja.

Cuando el fiscal Mario Iguarán confirmó las pesquisas de inmediato viene a la mente el recuerdo de todos los jefes paramilitares tratando, en ese entonces, de desviar la atención sobre lo ocurrido.

Cinco días después del ataque contra Carlos Castaño, Salvatore Mancuso, en ese momento jefe de las Auc, aseguró: “No fue un atentado (...) Quizás todo esto sea una estrategia utilizada por el Comandante Castaño para argumentar su ida hacia el coloso del norte (E.U.) o quizás una cortina de humo”.

No había pasado un mes de los hechos y en reuniones en Santafe de Ralito toda la cúpula ‘para’, que negociaba ya con el Gobierno, parecía seguir un libreto en el que las instrucciones decían que tenían que hablar de Carlos Castaño como si estuviera vivo.

Así lo mataron: cuenta testigo En este momento hay cinco detenidos (desmovilizados del ‘Bloque Bananero’), de ocho órdenes de captura. De esos cinco, tres han rendido indagatoria y contaron lo ocurrido. Uno de ellos dijo haber visto muerto a Carlos Castaño.

Las versiones de estos se suman a las de ‘Vaca’ y ‘Tigre’, dos escoltas de Carlos Castaño que sobrevivieron al ataque y fueron protegidos desde ese momento por el Estado.

Uno de los testigos habló con RCN y explicó que a él lo contrataron como conductor para una misión. Que ahí se dio cuenta de que era ‘Monoleche’ el jefe de la misión, que la misión tenía el aval del ‘profe’ (Vicente) y que incluso, de paso para la ‘vuelta’, estuvieron 8 días en Santafe de Ralito.

El 16 de abril del 2004, día del ataque, llegaron a un granero, en El Tomate, en la vía San Pedro de Urabá-Arboletes (Ant.) y, añadió el testigo, comenzaron a disparar desde todos los carros. Primero le descargaron en la cabeza un proveedor completo a ‘Richard’, el jefe de seguridad de Carlos –“quedó vuelto nada”– y luego “un comandante al que no le sé el nombre gritaba: ¡señor Carlos Castaño entréguese que ya su escolta se rindió!, tres veces le gritó”.

No hubo rendición sino 20 minutos de balacera.“Yo alcancé a ver cuando sacaron al señor Carlos Castaño del granero –relata el testigo a Noticias RCN– Cuando lo llevaron adonde ‘Monoleche’ él dijo que (...) quién había mandado a hacer esa vuelta, entonces ‘Monoleche’ le contestó: yo solamente cumplo órdenes del ‘profe’ (...) usted iba a entregar a todos los líderes de las autodefensas que tenían que ver con el narcotráfico al Gobierno de E.U.”. ‘Monoleche’ descargó “dos proveedores” en Carlos Castaño.

Los cuerpos de Castaño y cuatro de sus escoltas habrían sido enterrados en dos fosas y dos días después, según la evidencia de la Fiscalía, los cambiaron a otras dos fosas. Pero esta vez picaron los cadáveres y les prendieron fuego. Hace un mes y medio hallaron en una fosa restos óseos de ‘Richard’ y de tres personas más.

Los móviles En abril del 2004, Carlos Castaño a sus 39 años cayó en desgracia. Después de protagonizar con su hermano Fidel el nacimiento de las Autodefensas en 1982, de asumir el mando en 1994 tras la desaparición de Fidel, y de exportar el sangriento modelo entre 1996 y el 2001 a 15 departamentos, ya no lo querían ver. El nacimiento de su hija, con problemas, lo ‘ablandó’.

Desató una guerra interna contra el ala más narcotraficante de los ‘paras’.

Y todo hizo temer que los pudiera delatar ante E.U. Dos semanas antes, esa cúpula lo sacó de la lista de 10 que negociaba con el Gobierno.

LA AUSENCIA DE VICENTE EN LA CEJA La resistencia de Vicente Castaño a recluirse con otros jefes de las Auc en la sede de Prosocial en La Ceja (Antioquia) estaría relacionada con el proceso que se le sigue por el asesinato de su hermano Carlos.

El mayor de los Castaño fue clave en la desmovilización del ‘Bloque Centauros’ tras la muerte de Miguel Arroyave. Por eso causó extrañeza que la semana pasada no hubiera atendido el llamado del Gobierno a presentarse ante las autoridades. No se descarta que la captura de varios de sus lugartenientes lo haya alertado.

Ahora deberá responder ante la Fiscalía por la muerte del fundador de las Auc y es probable que esa situación le genere problemas con jefes ‘paras’ como ‘Daniel’, del ‘Bloque Tolima’, y ‘El Alemán’, del ‘Élmer Cárdenas’, que eran muy cercanos a Carlos Castaño.

Si se entrega, podría ser llevado a una cárcel común, pues está acusado de cometer un crimen en pleno proceso de paz. Esa es la situación de ‘Don Berna’, jefe de los ‘paras’ de Medellín y Tolová. Él está en la cárcel de Itagüí por el crimen del diputado Orlando Benítez.

LO QUE DIJO MANCUSO ''No fue un atentado... Quizás todo esto sea una estrategia utilizada por el comandante Castaño para argumentar su ida hacia el coloso del norte o una cortina de humo para salir del escenario público”.

Salvatore Mancuso, cinco días después de los hechos.

CAEN CINCO FANTAN TRES Henry Rodríguez G., ‘Darío’: era un jefe del bloque Bananero. Su eje de actividades era San José.

Elías Moreno Álvarez, ‘Culión’: Era escolta de ‘Darío’, se desmovilizó a finales del 2004.

Wilmer Mercado, ‘Cenizo’: fue del Bananero y la semana pasada no tenía cuentas pendientes.

Jhon Jairo Beltrán P., ‘Moña’: Al igual que Moreno, es escolta de ‘Darío’.

No era solicitado.

Deiver Martínez G., ‘Bolívar’, era escolta de ‘Darío’ y habría sido uno de los ‘paras’ que disparó.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.