, ÉXITO EN E.U. CON ‘’ El insomnio de Saulo

, ÉXITO EN E.U. CON ‘’ El insomnio de Saulo

“Soy un buen mediocre”, dice. Si es así, Saulo García tiene que ser uno muy bueno.

23 de agosto 2006 , 12:00 a. m.

Porque en el momento más alto de su carrera, después de formar Los Marinillos, trabajar en Caracol Radio y tener una fama impresionante para un trovador paisa, decidió irse a Estados Unidos, hace seis años, a probar fortuna. Desconocido en el medio, llegó a Nueva Jersey con “un talego al hombro” y recibió todas las negativas posibles en emisoras, teatros y hasta restaurantes. Pero no se amilanó. Y de su tragedia de inmigrante latino hizo una comedia que pone a llorar y a reír al tiempo.

Para sobrevivir, ofrecía espectáculos en los que ganaba 300 dólares, pero en los que le tocaba hacer de sonidista y hasta pegar los carteles promocionales. Tuvo que aprender a contar chistes –cosa que nunca había hecho– y lidiar con los borrachos porque los contratos que le daban implicaban cantar hasta que se levantara la última mesa.

Hizo de mexicano durante dos años, con el grupo Los Bueyes del Norte, y la gente llegó a confundir su nacionalidad. Hasta que recogió los apuntes que llevaba desde su llegada y montó un espectáculo, con elementos de teatro, en los que narra las vivencias típicas de un inmigrante latino.

Y lo llevó a las tablas. Saulo, nacido en Marinillo, comenzó a actuar con los elementos de un ‘varado’ colombiano: un sofacama, una maleta y una escoba, pero sin mucha esperanza de alcanzar el éxito. Y sin embargo, tuvo tanta repercusión que le llovieron giras y el Teatro Repertorio Español, en Nueva York, lo invitó a presentar su obra. Hace año y medio está ahí.

En Union City, el corazón de la colombianidad, reunió a 1.500 inmigrantes.

¿El secreto? “Todo latino siente nostalgia de su tierra, y qué mejor que exorcizar eso con el humor”. Saulo se presentó en la sede de la ONU, acaba de hacer un espectáculo en Medellín y busca llegar a Europa.

EL GRAN SUEÑO "El sueño americano es el sueño tan berraco que le da a uno cuando va en el tren hacia la casa luego de 18 horas de trabajo sin descanso alguno”.

Saulo García, sobre lo que significa el ‘sueño americano’.

ASÍ ES EL INMIGRANTE COLOMBIANO.

-Llama a Colombia todos los días.

-Está mas enterado de las noticias él que el que vive en el país.

-No sale del restaurante colombiano.

-A las visitas las pone a dormir en el sofacama. Es más, estos están diseñados para aburrir al visitante y para que no se quede.

-Hace cosas allá que no haría aquí, como comprar la manilla de la bandera y el reloj con el color de la bandera. Es más, se vuelve tan montañero que allá sí usa carriel.

-Sus familias de aquí se sienten orgullosas de que viva allá, no importan que esté en un garaje con 12 mexicanos más.

Y el que regresa...

-A toda hora tiene tufo de aguardiente y vive celebrando.

-Se demora media hora para cruzar una avenida porque ya perdió la costumbre.

Y a las 3 a.m. espera que cambie el semáforo en rojo.

-Ya no dicen ‘Ave María’ sino ‘Oh, my God’.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.