Cultura, en pánico por la reforma tributaria

Cultura, en pánico por la reforma tributaria

Con celeridad y angustia, hace diez días llegó un mensajero al Ministerio de Hacienda. Llevaba una carta en la mano para el ministro Alberto Carrasquilla. En la recepción, la respuesta fue tajante: “Toda carta debe ser dejada en correspondencia”. Sin embargo, el hombre respondió desafiante: “Pues yo no me muevo de aquí. La ministra me ordenó que se la entregara en las manos al doctor Carrasquilla”. (VER CUADRO: PROYECTOS DE CINE, FINANCIADOS POR DEDUCCIONES AL IMPUESTO DE RENTA)

20 de agosto 2006 , 12:00 a. m.

La remitente de la misiva era la ministra de cultura, Elvira Cuervo de Jaramillo, y si la gente del sector cultural colombiano hubiera conocido el contenido de la misiva, probablemente habría apoyado en su causa al mensajero. En ella, se exponía, punto por punto, cómo será golpeada la cultura si se aprueba, como fue radicada en el Congreso, la Reforma Tributaria que pretende llevar a cabo el gobierno del Presidente Uribe.

En resumen, la reforma tumba todas las disposiciones que consagran incentivos tributarios para la cultura colombiana. Los sectores afectados serían el editorial, el cinematográfico, la Orquesta Sinfónica Nacional, los museos públicos y privados, las entidades que promueven la conservación y salvaguarda del patrimonio cultural, y en general, las organizaciones e instituciones que fomentan los espectáculos públicos culturales (ver recuadro).

Por ejemplo, en el sector editorial se perderían las exenciones que otorga la Ley del Libro (de 1993) y se caería la exención del IVA para libros y revistas.

En materia de cine, el golpe sería demoledor, porque la recién nacida Ley de Cine estaría, prácticamente, condenada a muerte. Entre otras modificaciones, la Reforma acabaría con los beneficios tributarios para quienes hagan inversiones en proyectos. Y eso sin tener en cuenta que también la boleta de cine tendría un IVA del diez por ciento.

“Es alarmante –dice el jurista Gonzalo Castellanos, promotor de proyectos culturales y quien acompañó todo el proceso de gestión y desarrollo de la Ley de Cine–. Como está la reforma da al traste con muchos proyectos de la infraestructura cultural”. En efecto, en los dos años que lleva la Ley se han premiado 158 proyectos, entre largometrajes, cortometrajes y documentales, de acuerdo con el Fondo para el Desarrollo Cinematográfico (creado también con dicha ley).

Por cuenta de la Reforma Tributaria, si se aprueba, el Gobierno recaudaría el año entrante unos 52.6 billones de pesos. En términos reales es lo mismo que se recibiría este año, pero el objetivo de la reforma no es recoger más dinero, sino simplificar el estatuto tributario, que haya más equidad (más gente que pague) y que Colombia sea mas competitiva en tarifas de impuestos para atraer más inversión extranjera. Aunque ha habido algunos acercamientos entre los dos ministerios, hasta el momento no se ha avanzado mucho, según fuentes cercanas al de Cultura, porque la ministra no quiso hablar al respecto. Por los lados del de Hacienda, tampoco quisieron tocar el tema y solo adelantaron que en 15 días responderán todas las dudas, a través de su página de Internet.

LO QUE SERÍA TUMBADO En el cine: la exención de impuesto de renta para productores, distribuidores y exhibidores de cine cuya renta se destine a nuevas producciones en este sector; los beneficios otorgados por la Ley de cine, que permiten que los contribuyentes que hagan inversiones a proyectos cinematográficos deduzcan de su renta el 125 por ciento de lo que hayan aportado.

En el sector editorial: las exenciones a que tienen derecho según la Ley del Libro las empresas editoriales colombianas; las exenciones de renta y complementarios sobre los derechos de autor de los autores y traductores colombianos y extranjeros residentes en Colombia, por libros editados e impresos en el país. Se caería también la figura de la deducción de la renta bruta del contribuyente, para la inversión por ensanche o la apertura de nuevas librerías.

En preservación del patrimonio: se caerían los beneficios que reconoce la Ley de Cultura a los propietarios de inmuebles de interés cultural que les permiten deducir los gastos hechos para el mantenimiento y conservación de tales bienes En las donaciones culturales: se cae un régimen especial para las corporaciones y fundaciones sin ánimo de lucro cuyo objeto social sean las actividades culturales.

En las actividades culturales: se caerían la exención de impuesto a las ventas a las boletas de eventos culturales, incluidos los musicales y al arrendamiento de inmuebles para tales fines.

PÁGINAS DE INCERTIDUMBRE Adriana Mejía, directora de la Cámara Colombiana del Libro ¿Cómo afectaría los precios de los libros? En materia de IVA afectará el precio final del libro mucho más que proporcionalmente, dado que este gravamen estará presente en las diferentes etapas de nuestro proceso productivo.

¿Qué implicaciones tendría esto en el campo de los derechos de autor? Esta quizá es una de las más graves amenazas, pues en las actuales circunstancias, los gravámenes tributarios a la industria editorial y a los libros sólo beneficiarán a la piratería.

¿Afectaría todos los planes de incremento de los índices de lectura en el país? No nos cabe la menor duda de ello, los gravámenes fiscales van a contrapelo con las estrategias que en materia educativa y de fomento a la lectura ha adelantado el Gobierno Nacional. La demanda de libros es totalmente elástica al precio. Un mayor precio, significa una afectación directa a los índices de lectura en nuestro país.

¿Perjudica la edición de autores colombianos? Sí. Para la muestra está Chile, que impuso IVA al libro a comienzos del gobierno de Pinochet. Un analista chileno opinó sobre las consecuencias nocivas que esta decisión produjo para el libro, para la industria editorial y para la educación de los chilenos. Se dolía de la casi desaparición de las librerías en Chile, de cómo la industria editorial redujo sus tirajes dramáticamente, y lo peor de todo, se había optado por editar únicamente las obras literarias cuyo mercado estaba de alguna manera asegurado, decisión que condenó a los jóvenes escritores a buscar por sus propios medios la utopía de publicarse a sí mismos. No es difícil imaginar que algo parecido suceda en Colombia.

NO ES NINGUNA EXAGERACIÓN GLORIA ZEA Directora del (MamBo) “Es muy grave . No es ninguna exageración. Sí además nos quitan lo que ya tenemos y nos gravan, vamos a empezar a ver el cierre de instituciones una tras otra”.

ALFREDO VILLAVECES Empresario de conciertos.

“Es terrible. Nosotros no tenemos espectáculos porque la gente no se arriesga a traerlos a Colombia. La gente se pregunta: ¿por qué no hay espectáculos en nuestro país? Pues por los impuestos”.

CIRO GUERRA Director de cine “Sería muy triste ver la historia repetirse: siempre que el cine colombiano está comenzando a dar señales de vida, un pupitrazo burocrático lo asesina y obliga a comenzar de ceros”.

52,6 billones de pesos espera recaudar el próximo año el Gobierno Nacional, con la Reforma Tributaria que ya fue radicada en el Congreso de la República

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.