Estamos en el fin de la guerra: Padilla

Estamos en el fin de la guerra: Padilla

Ni siquiera se ha trasteado a su nueva oficina y ya tiene que responder por la salida de seis generales del Ejército, ocurrida el pasado jueves.

20 de agosto 2006 , 12:00 a.m.

Con apenas tres días como comandante de las Fuerzas Militares, el general Freddy Padilla De León recibió a EL TIEMPO el viernes en su antiguo despacho. Allí, dos cosas son únicas: la cabeza dorada de un león egipcio, que le regalaron por ser el mejor en el curso de ascenso a mayor, y los tres soles en su uniforme.

Ese número de soles, que representan el grado más alto en la fuerza, no los tiene nadie más en el Ejército. Algo que podría simbolizar el momento que vive esa institución en busca de una nueva generación de altos mandos para lograr la victoria. No dice cuántos son ni cuántos faltan –para evitar darle esa información al enemigo– , pero admite que sí hay déficit de generales.

¿Esperaba llegar al comando de las FF.MM.? Sí, cuando se dieran las circunstancias de tiempo y modo, pero de no haberse cumplido, no me hubiera generado frustración. Creo que haber sido jefe de Estado Mayor Conjunto es un cargo honroso y si hubiese sido el último en mi carrera, me hubiera ido feliz.

El primer hecho importante que se produce a su llegada es el relevo de 6 generales, ¿por qué salieron? Tenemos un tiempo tradicional de cambios que ocurren en diciembre. En esta ocasión se dieron antes con el propósito de reorganizar las FF.MM. porque tenemos sentido de urgencia. Cada día que pasa, es un día que tenemos que ir sumando a la meta final. Esperar tres meses era demorar la consecución de nuestros objetivos.

¿Habrá más cambios? Es un asunto que se está valorando por los comandantes de fuerza y el martes vamos a tomar una decisión sobre la posibilidad de acortar el período del curso de ascenso de los coroneles (a generales).

¿Qué significa eso? Que a fecha primero de octubre, ellos puedan recibir los cargos para los cuales van a ser destinados. Eso no quiere decir que van a ascender antes.

Solo asumen esa responsabilidad y después, en diciembre, serán ascendidos.

¿Ya es una decisión? Es una recomendación para el señor Ministro de Defensa, para que él y el señor Presidente vean la conveniencia de nombrar a los oficiales que nosotros proponemos.

Entonces, es cierto que la tropa ha crecido y el Ejército tiene un déficit de generales.. Sí, eso es indiscutible. El problema es que se necesitan alrededor de 30 años para tener un general y no se trata de tenerlos por llenar vacantes. La selección que se emplea está sobre la base de un Ejército más pequeño, esa es la diferencia sobre lo que deberíamos tener y lo que se puede tener hoy.

¿Hechos como Jamundí o Cajamarca influyeron en algunos relevos? En la carrera de un oficial todo suma. Desde el día que se entra hasta el día que decide retirarse. Pero no es por un solo asunto, porque sería injusto.

¿Hay que hacerle una reingeniería al Plan Patriota en el sur del país? Claro que hay que hacer ajust es, pero no van a ser apresurados. Con mi general (Carlos Alberto) Ospina hemos estudiado la situación y hecho recomendaciones, así que hay una continuidad. Me ha correspondido avanzar en un tramo que esperamos sea el último para llegar a la victoria.

¿Cuánto puede durar ese último tramo? Cuando digo que ojalá éste sea el último tramo, no me refiero a Freddy Padilla De León, como comandante de las FF.MM., pero estamos en el fin del fin. Y ahora lo que más requerimos es el apoyo del pueblo colombiano.

¿Habrá mayor incentivo para la tropa? Somos conscientes de que toda situación es susceptible de mejorar y estamos atentos a observar para tomar decisiones que incidan en levantar la moral. A la tropa es a la primera que hay que escuchar y es deber de un general escuchar al subalterno. Cuando eso sucede, las decisiones son las mejores. ¿La Justicia Penal Militar será reestructurada? Uno de los propósitos del ministro Juan Manuel Santos es el de proporcionar las modificaciones que sean necesarias para fortalecerla. Esto para que sea el adecuado instrumento que ayude a la disciplina y el correcto proceder.

Teniendo en cuenta el caso de la guaca, ¿cuál es el mensaje que les da a sus subalternos? La regla de oro de las Fuerzas Militares es que donde se encuentren, por distante que estén de sus mandos, el comandante tiene que actuar dentro de principios ciudadanos. Todos los soldados saben cuándo se procede correctamente y cuando no.

En conclusión...

Puede haber derrotas, pero siempre debe haber rectitud en el proceder.

LA META DEL NUEVO COMANDANTE ''Me ha correspondido avanzar en un tramo que esperamos sea el último para llegar a la victoria”.

Freddy Padilla De León, comandante de las Fuerzas Militares

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.