FORO DEL LECTOR

16 de agosto 2006 , 12:00 a. m.

Las ‘guacas’ de la corrupción Señor Director: Después de leer su editorial ‘La guaca de Emcali’ (15-08-06), piensa uno que hay tanta gente pobre en Colombia, tantos desplazados y para ellos no hay plata para mejorar su calidad de vida. Mientras tanto, hay unos ladrones que se dedican a robar tanta plata. Lo peor es que son personas capacitadas.

¿Dónde están los valores? A estas personas deben condenarlas por romper la confianza del pueblo y robar a ese pueblo.

¿Dónde están los entes de control? ¿Por qué no hay un control preventivo para que no se pierda plata que se necesita para combatir la pobreza? ¿Por qué la justicia demora tantos años para solucionar y castigar estos robos que saltan a la vista? José Daniel H.

* * * * Señor Director: Lo ocurrido en Emcali y el Seguro Social dan para crear un nombre de un municipio con vista al mar. El presidente Uribe es un hombre honesto, pero está rodeado de algunos, no todos, funcionarios corruptos. De todos los funcionarios públicos del país, ¿cuántos hay en estado sub júdice y, por ende, con impedimento moral para continuar en sus cargos? Si el señor Presidente hiciera la prueba de averiguarlo, se quedaría horrorizado.

Nelson Marmolejo Bejarano Cali * * * * Señor Director: Qué bueno que así como condenaron (¿será justo el fallo?) a los soldados por quitarles esa platica a las Farc, nuestra justicia hiciera lo mismo con todos esos honorables saqueadores del Estado que por años, y durante todos los gobiernos, han convertido en su propia “guaca” nuestro erario público, producto del sudor y lágrimas de los contribuyentes.

Libio Alberto Martínez P.

Popayán .

El Metro y TransMilenio Señor Director: TransMilenio no tiene por qué enterrar definitivamente al Metro. Estos dos sistemas masivos de transporte pueden coexistir. Una de las más pintorescas avenidas de Bogotá es la de Eldorado, puerta de entrada a nuestra ciudad, un verdadero ícono de la ciudad. Sobrada razón les asiste a los habitantes de Ciudad Salitre, Modelia y barrios circunvecinos en el sentido de que no se construya un sistema TM en esa avenida, sino más bien un sistema Metro.

Cabría también la alternativa de construir un sistema monorriel, algo parecido al existente en el aeropuerto de Haneda, en Tokio. Adelante con esto, señor Alcalde.

Alberto Merchán Acosta * * * * Señor Director: Está bien que TransMilenio es un medio de transporte masivo y que lleve gente de pie, pero no hay derecho a que le embutan personas al vacío, como sardinas, sin aire, que son manoseadas y robadas.

Dios no permita que un día haya una emergencia. No habrá cómo sacar tantas personas a la vez. Le deberían poner un límite de personas de pie y, en cambio, aumentar la frecuencia de los buses.

Que la solución sea diferente a espichar a la gente de esa manera y encima subirle al pasaje. ¿A estos buses quién los multa, quién los reglamenta? Marina Puentes de Lagos Bogotá.

El IDU no respondió Señor Director: Con respecto al artículo ‘Universidad Nacional rechaza acusaciones sobre irregularidades en convenios interinstitucionales’ (15-08-06), hace dos años solicité al IDU información sobre el deterioro de las paralelas de la Autopista Norte y las medidas que estaban tomando para solucionar el problema. El IDU me respondió que una vez la UN hiciera el diagnóstico y concluyera cuáles eran las causas del deterioro prematuro, ellos procederían de conformidad. Hoy, el estado de esas vías es lamentable y no se sabe si se hicieron efectivas las garantías al contratista de obra por deficiencia en los procesos constructivos, o si los daños se atribuyen a problemas de diseño. Pero los contribuyentes pagaremos la negligencia.

Henry Álvaro Vergara Barreto Ingeniero Civil.

Las voces disidentes Señor Director: No puede llamarse democrática una sociedad donde cualquier actuación del príncipe se celebra con aplausos y donde su figura mesiánica resulta suficiente para acallar cualquier escándalo. Sus más cercanos admiradores terminan por sufrir los nocivos efectos del unanimismo. Y si no, pregúntenle a Vargas Lleras. Por eso resulta necesario que aparezcan voces como las de María Jimena Duzán, que con un periodismo serio y crítico asumen la denuncia que muchos de sus colegas no se atreven a realizar.

Carolina Aguilar .

El general Castellanos Señor Director: No es mucho el esfuerzo mental que deben hacer especialmente algunos periodistas para distinguir entre el grotesco y burdo montaje al que se han prestado últimamente alrededor del nombre del general Castellanos, y el gran favor que le han hecho promocionando en simultánea la gran película nacional Soñar no cuesta nada.

Fueron 38 años de su vida defendiendo como pocos esta bella y sufrida patria boba. Definitivamente, ¡no hay peor martirio para algunos individuos que la grandeza de un hombre! Como decimos los huilenses: “Buen primor...”.

Carlos Castellanos Trujillo (Hermano de mi General Castellanos).

Intercambio por teléfono Señor Director: El doctor López Michelsen, en su columna del domingo, ofrece la solución simple y sabia para lo del intercambio humanitario: que para empezar, cada parte –Gobierno y Farc– publique la lista de las personas que se desea ver libres. Supongo que el doctor López, aunque no lo dice, insinúa que esto deberá ser por teléfono, por correo electrónico, por la web, teleconferencia, etc., sin despejes ni nada por el estilo. Y es que estamos en la era de las comunicaciones y eso está como mandado a hacer para este caso.

Toribio Araújo Segovia Cartagena.

El parque quedó pequeño Señor Director: Estuve el pasado domingo con mi familia en el parque Simón Bolívar de Bogotá. Lamentablemente, el parque resultó pequeño para la gran cantidad de público que asistió con motivo del Festival de Verano. Las canecas no dieron abasto y a las tres de la tarde era un espectáculo grotesco, pues la zona verde se convirtió en zona de basuras. En los baños públicos, las colas para el ingreso eran enormes y la suciedad dentro de ellos era deplorable. Sería bueno que la Alcaldía diera una mano en estos días con brigadas especiales de limpieza y baños portátiles, para el bienestar del gran público infantil y adulto que allí asiste.

Julián Alberto Pardo R.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.