Secciones
Síguenos en:
OLIVERIO RINCÓN FUE EL MEJOR NEOPROFESIONAL

OLIVERIO RINCÓN FUE EL MEJOR NEOPROFESIONAL

Mientras Lucho Herrera encarna la vieja guardia del pedalismo colombiano, Oliverio El Matador Rincón personifica la nueva sangre. Lucho , que según sus propias palabras realizaba la última temporada como profesional, vivió las amarguras de las derrotas y las mieles de la victoria.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
24 de diciembre 1991 , 12:00 a. m.

La parte alta de su temporada local fue mediocre. El descalabro en la Vuelta a Colombia, cuando se limitó a hacer kilómetros, lo lanzó a la picota pública víctima de las críticas y burlas de los aficionados y la prensa especializada. Tampoco tuvo suerte en la Vuelta a España, aunque ganó la etapa reina con final en Lagos de Covadonga.

Su revancha vino en una carrera propicia para sus cualidades: el Dauphiné Liberé. Allí volvió a triunfar en la etapa más importante (entre Crest y Vilard de Lans) y, como en los viejos tiempos, demolió a todos sus rivales en la montaña para alzarse con el título por segunda vez en tres años.

Su repunte se extendió hasta la Vuelta a Cataluña. No la ganó, pero se llevó otra vez el premio al vencedor de la etapa reina .

Con todo, la temporada para Lucho fue menos buena de lo esperado. Pero él cree que aún tiene mucho que dar y postergó su retiro de la actividad. En 1992 volverá a tratar de reeditar los triunfos que lo llevaron a ser el mejor ciclista colombiano de la década de los 80.

Oliverio, por su parte, hizo los méritos suficientes para ser considerado el mejor neoprofesional de la temporada. Ese título lo alcanzó en la Vuelta a España y el Dauphiné Liberé. Descolló en la ronda ibérica, finalizando en un honrosísimo décimo puesto, siendo además protagonista de primer orden. En el Dauphiné realizó una buena actuación, pero terminó opacado por el triunfo de Herrera.

Pero su faena maestra la cumplió en la carrera que cierra la temporada en España: la escalada al Castillo de Montjuic, en Barcelona. Allí exhibió sus innatas cualidades para la contra reloj, al imponerse en los dos tramos a cronómetro (plano y montaña) y alzarse brillantemente con el título por encima de corredores de la talla de Pedro Perico Delgado, Erik Breukink, Laudelino Cubino, Federico Echave, Piotr Ugrumov, Melchor Mauri, Marino Lejarreta, Franco Chioccioli, Claudio Chiappucci y Alvaro Pino, entre otros.

Al lado de Alvaro Mejía, se proyecta como el sucesor de Herrera y Fabio Parra. 1992 será un año definitivo para su carrera y ahora seguramente pondrá de manifiesto toda su clase.

Gracias a las ejecutorias de Herrera y Rincón, el tricolor nacional ondeó victorioso en Europa en 1991. Por eso, merecen un capítulo aparte como figuras del ciclismo esta temporada.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.