Secciones
Síguenos en:
CUBA Y EE.UU. FIJAN SUS POSICIONES SOBRE LA MESA

CUBA Y EE.UU. FIJAN SUS POSICIONES SOBRE LA MESA

Que Cuba ponga freno a la emigración clandestina a cambio de mayores posibilidades de emigración legal a Estados Unidos: tal es el objetivo que tratarán de lograr las autoridades estadounidenses en las conversaciones entre ambos países que se iniciarán hoy en Nueva York. Cuba, por su parte, aprovechará la ocasión para pedir una flexibilización del embargo económico que sufre desde 1962 y al que culpa del éxodo de los balseros.

Ayer mismo las intenciones cubanas recibían un espaldarazo del presidente francés Francois Mitterrand. El mandatario declaró ante unos 200 embajadores de Francia, reunidos en París para consultas sobre las grandes líneas de la diplomacia de su país, que el embargo era completamente chocante y que juzgaba que ese método era primitivo .

Sin embargo, EE.UU. se esforzará en limitar las discusiones al problema de la inmigración, pero no excluye, una vez detenido el éxodo de cubanos hacia Florida, cambiar su política con Cuba si Fidel Castro orienta resueltamente su país hacia la democracia y la economía de mercado.

Estados Unidos se esforzará en facilitar el otorgamiento de visados de inmigración, pero los mismos se mantendrán dentro del marco del número total decidido para 1994 , según un portavoz del departamento de Estado.

Para el año fiscal 1994 (1 de octubre de 1993 - 31 de setiembre de 1994), hay 20.000 visados disponibles, pero sólo han sido entregados hasta ahora 2.300. La legislación estadounidense permite aumentar esa cifra hasta 27.000.

Cerca de 19.000 expedientes esperan ser tratados, algunos desde hace varios años. El procedimiento es largo y los candidatos vacilan en dirigirse a la representación estadounidense en La Habana porque temen represalias.

Los cubanos pueden pedir también asilo político, sin limitación de número, pero de hecho sólo se otorga ese estatuto a unos 3.000 por año.

Washington quiere examinar asimismo con Cuba los medios de repatriar a 225 cubanos internados en la base de Guantánamo que habrían aceptado volver al país.

Finalmente, los estadounidenses pedirán a Cuba que vuelva a recibir a 4.000 delincuentes comunes que huyeron de Cuba en 1980 durante el Mariel y que se encuentran encarcelados en EE.UU.

Entre tanto, el éxodo cubano volvió a cobrar fuerza. Unos 400 refugiados habían sido interceptados a media jornada de ayer, haciendo temer a las autoridades estadounidenses que se incrementará el número de balseros que huyen de Cuba, al haber mejorado el tiempo. El número total de personas auxiliadas el martes ascendió a 1.582, lo que contrasta con los 112 que fueron recogidos el sábado pasado.

Por último, se supo ayer que el Gobierno de EE.UU. concedió el status de asilado político al escritor cubano Norberto Fuentes, quien abandonó la isla el pasado viernes después de cinco años de intentos frustrados.

Todavía voy a estar unos días aquí, porque tengo muchos amigos mexicanos , declaró a EFE el escritor, tras confirmar la concesión del asilo político por parte de las autoridades estadounidenses.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.