ONU: ‘ni chicha ni limoná’

ONU: ‘ni chicha ni limoná’

Casi un mes después de la invasión de Israel al Líbano y con más de un millar de muertos (la mayoría civiles y en el país árabe) encima, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas parece estar a punto de adoptar una resolución que busca detener la carnicería y la destrucción que ocurre en Oriente Medio. Pero aun antes de que se dé este paso, el proyecto de texto, virtualmente acordado por Estados Unidos y Francia –con el posible asentimiento de las otras grandes potencias–, parece condenado al fracaso.

08 de agosto 2006 , 12:00 a. m.

La posición de Washington en favor de Israel, que ha sido explícita a lo largo de esta crisis, se ha traducido en una firme oposición a que en la resolución se exija el retiro de las tropas israelíes del Líbano, que según el presidente George W. Bush están ejerciendo acciones de ‘legítima defensa’ contra la amenaza de Hezbolá. En consecuencia, lo que reclamaría el Consejo de Seguridad sería la suspensión de hostilidades y el fin de las ‘acciones ofensivas’, tanto de Hezbolá como del ejército israelí. Con lo cual quedaría abierta la puerta para que continúen las operaciones ‘defensivas’ y el Ejército israelita permanezca en territorio ocupado.

Como era de esperar, el proyecto de texto ya suscitó el rechazo del gobierno del Líbano, que desde el principio de la crisis se ha sentido agredido por Israel. Tanto este gobierno como los del resto del mundo árabe han reclamado a la ONU que asuma un papel proactivo, para frenar las hostilidades, exigir el retiro de las tropas israelíes del Líbano y garantizar la seguridad con el envío de una fuerza multinacional. Pero la organización está mostrando, una vez más, que siempre llega tarde a las crisis y cuando lo hace, exhibe su ineficiencia.

Lo anterior, es justo decirlo, no nace tanto de la ONU misma como de la falta de voluntad política de algunos de sus miembros clave, comenzando por E.U. Contando con ese apoyo incondicional, Israel repite en el Líbano, a su manera, lo que E.U. hace en Irak. Ambos consideran sus acciones parte de la guerra mundial contra el terrorismo. Así las cosas, no se ve cómo podrá realizarse una negociación entre las partes enfrentadas hoy en tierra libanesa, ni cómo podrá ponerse fin a este nuevo y sangriento capítulo del drama del Oriente Medio.

editorial@eltiempo.com.co

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.