Cuatro años vistos por 'la que manda' en la Casa de Nariño

Cuatro años vistos por 'la que manda' en la Casa de Nariño

Gloria Jaramillo de Ricaurte, la jefe de la Casa Privada y de Salones de Estado del Palacio de Nariño, esta vez no tiene el agite de las otras seis veces en que un Presidente ha iniciado su mandato. (VER GRÁFICOS: OPINÓMETRO)

06 de agosto 2006 , 12:00 a. m.

A ella le ha tocado organizar todo en la Casa de Nariño, y acomodarse al nuevo patrón. Esta vez es diferente.

Ahora cuenta con la ventaja de saber todo sobre su jefe, el presidente Álvaro Uribe. Sabe qué le gusta y qué no, y conoce en detalle los gustos de su familia.

Y es que en la Casa de Nariño seguirá el ganadero, el caballista, el hombre que madruga todos los días a hacer ejercicio en el pequeño gimnasio de Palacio. El mismo que casi nunca compra ropa, sino que le deja ese oficio a su esposa.

En la Casa de Nariño reconocen que el Presidente “no molesta para nada con la comida”, pues come de todo y dicen que casi siempre almuerza con el primero que se encuentre por el pasillo de Palacio. Claro, que uno de sus platos favoritos es la sopa de fríjoles verdes.

También es goloso. En sus bolsillos, guarda con celo chocolates que come a escondidas, y tiene fama de ‘velón’.

En cuanto a sus prendas, las preferidas son el sombrero y el poncho. Tiene una buena colección en su cuarto de la Casa de Nariño y otro poco en su finca de Rionegro.

Del Presidente dicen que rara vez ve televisión, pero sí es un empedernido lector, que antes de acostarse, generalmente, se toma un vaso de leche y se come un banano.

Quienes trabajan con él admiran su memoria prodigiosa. A todos los llama por su nombre y él mismo escoge la ropa que se va a poner, aunque doña Lina siempre está al tanto de eso.

Uribe es un hombre que saca tiempo para sus hijos Tomás y Jerónimo, a quienes siempre despierta en las mañanas y les pide un ‘reporte’ sobre lo que harán en el día. Los llama continuamente para saber dónde están.

También, es frecuente que los ponga a llamar a la finca de Montería, ‘El ubérrimo’, para averiguar si alguna vaca parió o para saber qué pasó con algún caballo.

Uribe, de acuerdo con algunos de los empleados de Palacio, es un hombre a ratos acelerado, que en ese acelere refunde la gafas y pide ayuda para buscarlas.

A diferencia de muchos de sus ministros, Uribe no usa plumas ni esferos finos. Casi siempre usa de los baratos.

Cuando viaja, en su maleta nunca faltan sus gotas energizantes, un poco de maní, y en el bolsillo trasero de su pantalón una peinilla.

Si va a algún lugar en el que sepa que hay un río, lo primero que empaca es el chingue (pantaloneta), para echarse una nadadita.

En los pueblos come lo que le den. En más de una ocasión él mismo coge algún garabato o una horqueta para bajar mangos o guayabas.

De vez en cuando le da por echar chistes, pero dicen que no es muy bueno.

Sus colaboradores dicen que siempre carga plata para pagar lo que pide, o al menos, la tarjeta débito.

De sus malos ratos, dicen que se molesta cuando lo acusan de cosas que considera injustas.

El mal genio se le nota de lejos, aunque dicen que no es grosero, “pero si se pone todo ‘cantaletoso’. Es un verdadero sirirí”. Incluso el propio Uribe reconoce que “no puedo dejar mí sirirí”. Todo esto para decir que habrá … Uribe para rato.

Por eso, mañana, cuando asuma su nuevo mandato, doña Gloria no estará preocupada. No tendrá que conocer a una nueva familia, ni habrá trasteo.

Será solamente un nuevo día, en el que lo único especial será el almuerzo, que será para 110 personas.

Por lo demás, todo seguirá igual. Al fin y al cabo, apenas está en la mitad de los ocho años que le tocaron a Uribe.

MEMORIA DE SU PADRE ''Mi padre era joven, tenía unos meses más de la edad que yo hoy, y le ocurrió lo que a millones de colombianos: murió en un intento de secuestro”.

Álvaro Uribe, evocando la memoria de su padre.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.