Terios Okii, lo mejor de dos mundos

Terios Okii, lo mejor de dos mundos

Los usuarios que necesitan o disfrutan un campero no están desamparados, pues una muy buena compra la constituye este ejemplar de la familia Daihatsu, que ya construye una reputación de brioso y confiable, sin la dureza de los antiguos camperos de la marca.

05 de agosto 2006 , 12:00 a. m.

Otra ventaja que presenta esta nueva generación de Daihatsu 4x4 permanente es que la estabilidad, el brío, el confort y la suavidad hacen que manejarlo sea como conducir cualquier automóvil moderno. Con los carros, la química y el 'amor a primera vista' son elementos esenciales para inclinar la balanza cuando uno va a comprar. La primera sensación del exterior es la de un diseño raro y curioso pero agradable. Sus cuatro puertas y las líneas en general le dan un aspecto voluminoso que no lo es tanto, pues eso se comprueba al estacionarlo en espacios pequeños.

Una vez adentro, los acabados del tablero y la tapicería hacen que el conductor se sienta en un automóvil con todos los 'juguetes'.

Su bien presentada, impecable y sencilla consola de mandos incorpora radio MP3, tacómetro, velocímetro, odómetro y unos botones, muy atractivos y de fácil manejo, para graduar el clima dentro del habitáculo. El timón es especialmente pequeño para un campero, pero eso precisamente lo hace más maniobrable. El timón es ajustable en altura.

Suspensiones de automóvil Contrario a los camperos Daihatsu, el extinto Chevrolet Vitara (ya no está en producción) y otros de ese estilo, el Terios Okii presenta suspensiones muy suaves, como la MacPherson delantera, que hacen que salte bastante menos que sus antecesores.

En las curvas veloces también se nota el trabajo de la suspensión, pues no da la sensación de que vaya a dar el 'bote campana' que se podría experimentar en un carro de similares características con suspensiones más rígidas.

Por el lado del pique, el Terios se defiende bastante bien e incluso logra con facilidad velocidades de 130 kph, que para un campero son más que suficientes, lo cual no quiere decir que el carro no pueda ir más rápido.

El motor de 1.5 litros y 16 válvulas entrega 104 caballos a 6.000 rpm, una potencia que supera la de otros vehículos de ese estilo y tamaño.

Por último, el confort a bordo es evidente, pues los pasajeros de atrás quedan muy bien sentados y aún así queda un espacio razonable para el equipaje en la parte trasera .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.