Solo quedan milicianos

Solo quedan milicianos

En las calles del sur de Beirut, los únicos habitantes que quedan son los milicianos del Hezbolá, que se niegan a abandonar los barrios donde por años han ejercido control absoluto. Ahora prestan guardia en esquinas o pasan horas escuchando el ruido de los motores de aviones de combate israelíes que surcan el cielo.

04 de agosto 2006 , 12:00 a. m.

“Mi familia perdió el apartamento en Beirut”, dice un miliciano, intentando imprimir a sus palabras un tono despreocupado. Es casi imposible sacarles una palabra mientras muestran edificios derruidos, muchos aún con el olor de las detonaciones.

Su líder, el jeque Hassan Nasrala, salió ayer por televisión amenazando de nuevo a Israel. Dijo que si atacan el centro de Beirut, Hezbolá atacará Tel Aviv. Esto, mientras Israel sufría su peor día desde que estallaron las hostilidades el 12 de julio. Once personas, entre civiles y soldados, murieron por el disparo de cohetes y en choques con los milicianos. 1-8 INTERNACIONAL

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.