Los ‘hits’ musicales que regresaron de la muerte

Los ‘hits’ musicales que regresaron de la muerte

¿Alguna vez se le ocurrió que podría existir un disco llamado Diomedes Dance Mix, con versiones dance y tecno de los principales éxitos del Cacique de la Junta? ¿Creyó posible acaso oír la versión tipo bullerengue del clásico I Was Made For Loving You Baby, de Kiss? ¿Imaginó, señor, señora, que se encontraría acaso con las sensacionales ‘cumbias a go-go’ de Los Telúricos, que hicieron las delicias de asados y bazares en los años setenta?

03 de agosto 2006 , 12:00 a. m.

Pues se le tienen. Dama, caballero, en la colección de Zombiehits ustedes encontrarán esto y mucho más, gracias a la curiosa manía de Juan David González de recorrer cuanto mercado de las pulgas o tienda vieja de discos puede, para recopilar todas aquellas piezas musicales que jamás vieron la luz del éxito o las que quisieron brillar por su originalidad y ánimo vanguardista, pero solo se quedaron en eso, en buenos deseos.

Son cerca de 300 discos los que posee Juan David, músico egresado de la Universidad Javeriana que, sin ánimo de burla, pero con algo de irreverencia y auténtico interés investigativo, ha ido recopilando durante los últimos 15 años. Claro que primero empezó con la televisión. “Apuesto a que cualquiera, al oír la grabación, se acuerda de las clases de matemáticas o de religión de la ‘televisión educativa y cultural’ de los años ochenta”, dice.

Así, a los 12 años empezó grabando en el Betamax de su papá las pistas musicales que componen la banda sonora de su vida, entre las cuales, como no, se encuentra El show de Jimmy, Los Recochamboys, Don Chinche, Plaza Sésamo y Dejémonos de Vainas, entre muchos otros.

Hace apenas año y medio decidió compartir su tesoro de “incunables” con el resto de la humanidad, en la página de Internet que montó con su novia: www.zombie.com.co. En este espacio, semana tras semana, va ‘subiendo’ nuevas joyas, en audio y video, de fácil acceso para cualquiera. Eso sí, en cada una invierte algo de tiempo en una investigación, lo más cercana posible, a los orígenes de la grabación. “Lo que busco es explorar esos intentos de transformar, de llevar la música a otro nivel –comenta–. De todas formas, algunas cosas de épocas pasadas nos causan risa. Eso es inevitable”.

Por estos días, por ejemplo, tiene a disposición del público Sudores y Bomba, de Tulio Zuluaga; No maten a los animales, de Guascarrileitor; Chumeché, de Ferhú Valsán, y el exitazo de la temporada (ya tiene más de 50 mil visitas): el video de Los Recochamboys con el Binomio de Oro, interpretando Debajo de mi camión (parodia de El higuerón).

Otra cosa que Juan David destaca es que muchos de estos músicos fueron verdaderos genios y hasta adelantados a su época y cita el caso del “maravilloso” Ensamble Polifónico Vallenato.

“Gracias a la página (que recibe unas cinco mil visitas al mes) ha ido creciendo la colección, porque la otra parte del proyecto es lograr que la gente participe. Amigos o gente que entra y mira me contacta para darme nuevas cosas”, cuenta. Por este medio, le han llegado producciones como La ópera del mondongo o el disco En el maravilloso mundo de Ingesón, de Los Speakers, que ya le robaron en una fiesta.

Por eso, la invitación siempre está abierta: “Si usted en su juventud tuvo un grupo de punk que se llamara Nalga o Vómito o si lo hacen llorar los boleros que toca su tía con organeta o si tiene la banda sonora del Taxista millonario o al mismo Gordo Benjumea cantando polkas, ¡Bravo! ¡Bienvenidos!”.

OTROS EXHUMADOS DE LA COLECCIÓN DE JUAN DAVID.

Este es un álbum que muchos quisieran tener. Es un clásico para varias generaciones. Eso sí, algo hay que dejar en claro: de esta colección ninguna pieza se vende.

‘Adoro’, ‘Esta tarde vi llover’ y ‘Lady’ son algunas de las canciones seleccionadas por el exquisito gusto de Otto Greiffestein para este álbum.

Si se trata de romper esquemas, nada mejor que ‘Zangre Q Agulada’. Después de su inolvidable ‘Me gusta tu mamá’, prensaron este, su segundo álbum.

Dice Juan David que La Banda de Martín tocaba en un prestigioso hotel de Girardot y que este fue su primer y único álbum, gracias a la firma ‘Reto Limitada’.

.

ESTOS SON LOS DISCOS-ZOMBIE.

Claro, como buen ‘Frankenstein’ musical, Juan David tiene su propio proyecto sonoro en el que quiere mantener esa energía creativa sin fronteras, inyectándole ideas y recibiéndolas también de nuevas agrupaciones nacionales que buscan su propia generación de ‘zombiehits’. Por eso, bajo el sello Discos -Zombie, planea lanzar los trabajos de bandas como Tamal (en la que él mismo toca la guitarra), Mugre, Agrikúltor, Chite, Dick My Fuck You y Los Compadres Recerdos. En estos nuevos artistas pueden hallarse mezclas tan inverosímiles como reguetón y punk, o hard core, metal y reguetón. “Puede no ser música para las grandes casas disqueras. El proyecto seguirá un proceso distinto de distribución, de llegarle a la gente. El Internet, por ejemplo, es una herramienta maravillosa. En lugar de meterlos en las discotiendas, la idea es sacarlos de ellas o que ni se acerquen”, explica Juan David. Para oír la música de estas agrupaciones, hay que entrar a ‘discos’, en la misma página www.zombie.com.co.

EL PROYECTO ZOMBIE.

"El Internet es una herramienta maravillosa. En lugar de meter a los grupos en las discotiendas, la idea es sacarlos de ellas o que ni se acerquen".

Juan David González, músico, investigador y coleccionista.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.