¿Se fue el comandante?

¿Se fue el comandante?

La sorpresiva transmisión de mando -“provisional”, según comunicado de su puño y letra, que Fidel Castro anunció el lunes cayó como una bomba, tanto entre los anticastristas de Miami, que se echaron a la calle en una tal vez prematura celebración, como entre los propios cubanos y quienes siguen los avatares de la isla rebelde y su viejo líder. ¿Estamos ante el comienzo del fin de su largo reinado? ¿Qué pasará con ‘la revolución’?

02 de agosto 2006 , 12:00 a. m.

Las respuestas no son fáciles. Al régimen cubano se puede aplicar lo que del Kremlin decía Winston Churchill: entender lo que pasa en su interior es como ver una pelea de perros debajo de un tapete.

No deja de ser paradójico que el octogenario líder, obligado ahora a ceder el mando por razones de edad y de salud, hace 40 años, en plena crisis chino-soviética, haya declarado, hablando de Mao, que era inaceptable que hubiese jefes de gobierno ‘sexagenarios’. Aunque en tiempo de mando Fidel supera de largo al ‘Gran Timonel’, la transparencia en lo que tiene que ver con su salud y su sucesión contrasta con el misterio que usualmente rodeaba las transiciones de gobierno en las potencias comunistas.

Es bien sabido que padece problemas en la rótula de una rodilla, resultado de una caída en público, que le produjo un derrame de dos litros de sangre en el interior de un hombro y un largo proceso de rehabilitación. Ha estado a dieta y hace rato abandonó su emblemático puro. Ha desmentido, en cambio, que padeciera el mal de Parkinson, como aseguró la CIA. Él mismo redactó el comunicado dirigido al pueblo cubano en que informa de la operación que lo mantendrá alejado “varias semanas”. Expone allí detalles de la crisis intestinal sufrida y el exceso de trabajo y estrés que la produjeron. En el terreno de su salud, pues, la actitud de Fidel contrasta con la de otros regímenes comunistas.

Lo cual coincide con lo que muchas veces ha asegurado: que su sucesión está estudiada y calculada y que en ella no habrá sorpresas ni sobresaltos. Como aseguró en reciente diálogo con el periodista Ignacio Ramonet: “Si realmente no me siento en condiciones de hacer algo, llamo al Partido y digo: ‘Miren, no me siento en condiciones’ ”. Es evidente que ese momento ha llegado y que Castro ha delegado sus labores en varios miembros de la cúpula del Partido, empezando por su hermano Raúl.

El primer sustituto en quien recaen las principales funciones (jefe del Partido, las Fuerzas Armadas y el Gobierno) es Raúl Castro, de 75 años.

Fidel comentó a Ramonet: “Raúl ya me va alcanzando en años, ya es problema más bien generacional”. Esto sugiere que el hermano no sería una solución de mucho tiempo y que el cambio de mando sería generacional. El comunicado menciona a los funcionarios que representarían esa transformación y el área que cada quien conducirá: José Ramón Balaguer, en salud; Ramón Machado y Esteban Lazo, en educación; Carlos Lage, en energía; Francisco Soberón, en finanzas, y Felipe Pérez, actual canciller, en relaciones internacionales.

Hasta ordenó aplazar la celebración de sus 80 años, del 13 de agosto al 12 de diciembre.

¿Habrá empezado, pues, la sucesión? ¿Se perpetuará el socialismo después de Fidel? ¿Ido el jefe, hundida la revolución? Preguntas, por ahora, sin respuesta. Aunque no sobra recordar que hace más de 30 años, otro dictador, Francisco Franco, murió convencido de que dejaba el futuro “atado y bien atado” y que España continuaría bajo el molde por él trazado. Menos de tres años después, el inatajable ímpetu de la democracia había demolido su proyecto e iniciado una nueva era. Los gobernantes cubanos pueden llevarse una sorpresa parecida

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.