Adicciones afectan ambiente laboral

Adicciones afectan ambiente laboral

Un empleado y su jefa planean celebrar el éxito laboral que están teniendo con un almuerzo. Luego, recuerdan los días en que esa misma salida habría terminado en borrachera y se percatan de que el ambiente de trabajo ha mejorado desde que las directivas de la empresa están previniendo el uso de sustancias estimulantes entre sus compañeros.

01 de agosto 2006 , 12:00 a. m.

Aunque el diálogo podría estar sucediendo en cualquier empresa del país, en este caso se trata de una cuña radial que hace parte de la campaña publicitaria ‘¿Drogas y alcohol en la oficina? Métale la ficha a la prevención y promueva la rehabilitación’, del Ministerio de la Protección Social.

La campaña –integrada también por afiches, almanaques, mensajes televisivos y avisos para estaciones de TransMilenio– arrancó el 24 de mayo de este año y se prolongará durante 15 días más.

El principal objetivo de publicitar la prevención de la farmacodependencia, según el Ministerio de la Protección Social, es evitar una serie de problemas que afectan la productividad del empleado y su empresa.

“El objetivo general es diseñar e implementar un programa nacional que brinde directrices y herramientas para orientar el desarrollo de actividades y prácticas de prevención y asistencia en materia de drogas en el ámbito laboral colombiano del sector formal”, dice un informe del Ministerio.

El aumento en el número de accidentes de trabajo y en los niveles de ausentismo y retrasos son apenas dos de los más graves problemas que identificó una investigación de grupos focales (encuestas a empleados de diferentes edades, cargos, estratos, profesiones y oficios), realizada por la psicóloga Adriana Meluk.

Además de la prevención del consumo, hay un mensaje para los empleadores: es necesario promover espacios que sirvan para que empleados alcohólicos y drogadictos se rehabiliten.

Los beneficios, sin duda, son inversamente proporcionales a los riesgos que se corren cuando las sustancias psicoactivas ‘animan’ los espacios laborales.

Se evitan o reducen las consecuencias y los daños asociados al consumo, mejoran los niveles de productividad y se fortalecen las relaciones laborales por medio de un clima más sano y amable, fueron algunas de las conclusiones del estudio que precedió la campaña.

Además de la difusión de la prevención y la rehabilitación, se les recuerda a empleados y empleadores la legislación sobre el tema.

Sobre riesgos.

Aumento en el número de accidentes del trabajo y los niveles de ausentismo y retrasos.

Conducta arriesgada o inadecuada, producida por la falsa seguridad que provocan los estimulantes.

Presencia de otras enfermedades o problemas de salud.

Deterioro de las relaciones interpersonales: conflictos, cambios del estado de ánimo, discusiones frecuentes.

Baja en la productividad: disminución y deterioro del rendimiento laboral, así como de la calidad de los servicios y productos.

Fallas o errores por decisiones impulsivas, por alteración de las destrezas psicomotoras o decisiones estratégicas inadecuadas.

Corrupción, conducta irresponsable y violencia.

Deterioro de las relaciones familiares de los trabajadores consumidores y de la imagen de la identidad de la empresa u organización.

VOZ DE UN EMPLEADO.

"Es importante que se hagan estas campañas porque uno no sabe bien qué es lo que lo lleva a drogarse y cuáles son las razones para dejar de hacerlo".

Ómar, conductor de buseta que asistió a los grupos focales.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.