Lecheros de barrio dicen que decreto cortaría su negocio

Lecheros de barrio dicen que decreto cortaría su negocio

(EDICIÓN NACIONAL) La bala perdida le cruzó la cara y el pecho, pero Oreidan Quintero no aguantó más de dos días hospitalizado. Apenas lo dieron de alta, volvió a un oficio que le corre por sus venas campesinas y que ha ejercido en una calle del oriente de Cali: ordeñar vacas.

01 de agosto 2006 , 12:00 a. m.

El incidente fue hace tres años y a Oreidan lo único que lo ha obligado, últimamente, a no ordeñar es la muerte de tres vacas que pisaron vidrios donde pastaban cerca de su granero. Y el Decreto 616 que en unos meses prohibirá vender leche cruda.

“Voy a esperar, pero eso va contra los pobres”, dice este hombre, de 52 años. En el Valle del Cauca se estima que 180.000 personas viven de la leche cruda y, por eso, han ‘hervido’ varios debates, incluso ante el ministro de Agricultura, Andrés Felipe Arias.

El secretario de Agricultura, Guillermo Banguero, cree que el decreto elevará la calidad a través de la pasteurización, pero se está escuchando a los ‘cruderos’.

Rodrigo Calero, uno de ellos, se levanta a las 3:30 de la mañana, atraviesa la ciudad para comprar en la plaza el capacho de maíz y cáscaras de arveja para la dieta de seis vacas, que le producen de 70 a 80 botellas diarias.

El ‘hato’ queda a un lado del jarillón (muro de tierra) del río Cauca. “La vendo a 700 y 800 pesos a la gente y a los tenderos”, dice Calero, quien usa un campero. También vende queso y mantequilla.

Hay ‘cruderos’ en triciclo y moto, muchos de los cuales, ante el Decreto, han buscado asesoría en el Sena de Buga. El diputado Kamilo E scobar pide apoyar a los lecheros que no cuentan con vías de acceso y gastan ganancias en transporte.

Como sea, a Oreidan Quintero no le cabe en la cabeza que no se pueda tomar leche como la que le dieron sus padres cuando llegaron hace 45 años de Guatapé (Antioquia) a El Cairo (Valle). Hace seis años puso un granero en Manuela Beltrán, un barrio de Cali donde es común pedir fiado y donde raras veces se toma leche o se come carne.

Allí, en un andén, ordeñaba tras limpiar a chorros de manguera las ubres. La leche les sirvió a sus tres hijos para crecer sanos, dice. Y quedaba para vender a sus vecinos y regalar a no pocos niños, que no tienen desayuno.

Oreidan no prueba leche ni carne desde cuando le cambiaron una vena del corazón por una de su pierna izquierda. “Pero como soy montañero me hace falta ordeñar y darle leche pura a gente que pasa hambre por estas calles”.

EL DECRETO 616 PROHÍBE VENDER LECHE CRUDA La comercilización de la leche cruda quedará prohibida apenas entre en vigencia el Decreto 616, que se aplicará en unos cuatro meses.

Las disposiciones, además, indican que se debe transportar al centro de acopio en carrotanques isotérmicos. Y el manejo debe ser en centros de acopio adecuados.

Las autoridades de salud dicen que no se pueden correr riesgos en la distribución del producto.

El diputado Kamilo Escobar dice que se sacaría de tajo a los campesinos del negocio.

SU DEFENSA ''La leche cruda, con el cuidado necesario en el ordeño, nunca mató a nadie.

El hambre sí ha causado muertes”.

Oreidan Quintero, comerciante

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.