Secciones
Síguenos en:
LATINOAMÉRICA INVADE A EE.UU.

LATINOAMÉRICA INVADE A EE.UU.

Es cuestión del pasado que los productos norteamericanos tuvieran una elevada presencia en los mercados latinos, sin que como contrapartida los artículos del sur del continente penetraran la plaza estadounidense. La fiebre importadora que tradicionalmente fuera un patrimonio exclusivo de los latinoamericanos, hoy en día ataca por igual a norteños y sureños, y en una variada gama de artículos que van desde los mariscos hasta la cerveza.

Según la revista Norte y Sur , de la universidad de Miami, la ocupación de los mercados gringos ha acaparado la atención de los consumidores desde que comienzan el día hasta que se van a acostar.

En las primeras horas de la mañana, los norteamericanos se toman el jugo de naranja sin saber que casi la mitad del líquido proviene de Brasil.

A la hora del almuerzo, la reposición de las energías exige el consumo de camarones y crustáceos que en su gran mayoría provienen de la riqueza marina de Ecuador, Panamá y Guyana.

Y si de pronto un hombre le regala flores a una gringa, con un alto grado de probabilidad esa flor procede de Colombia, y si la acompaña de frambuesas, con toda certeza la fruta fue cultivada en Chile.

Antes de acostarse, el norteamericano promedio ingerirá una o dos cervezas La Corona o la Dos Equis, que tienen una gran demanda desde California hasta Nueva York.

Si se trata de vinos, la cosa va más allá. No solamente los chilenos y argentinos han penetrado el mercado, sino que inclusive han desplazado el consumo de los que venían de Alemania, Francia e Italia.

Inversión Pero si bien es cierto que el comercio opera en doble vía, más significativo aún resulta pensar que en materia de inversión extranjera está sucediendo algo similar.

Es decir, que cuando se cita el vocablo ya no solamente se piensa en la recepción de la misma, sino en los flujos de capital que viajan de América Latina hacia Estados Unidos y que nos convierten en exportadores de capital, cuando nuestra vocación era la de importadores netos.

Y en este punto la potencia es México. Vitro, el conglomerado azteca del vidrio, controla cerca de la cuarta parte del mercado en Estados Unidos a través de sus satélites Anchor Glass y Latchford Glass, empresas que son de su propiedad.

Igualmente, Cemex, la cementera de los manitos, cuenta con firmas distribuidoras en California y Texas, la principal de las cuales es Sunbelt Industries, que suministra cemento y concreto a o largo y ancho del territorio norteamericano.

En el sector de servicios las firmas invasoras son la Transportadora Marítima Mexicana (TMM), que es propietaria de una línea férrea y de instalaciones de carga en Texas y en el sector financiero figuran Banamex y el Grupo Chihuahua, que son los dueños del California Commerce Bank y de M Bank, respectivamente.

Más al sur, la estatal petrolera de Venezuela (PDVSA), es la única propietaria de Citco (fusión de Champlain Refining y Chemicals), al igual que de Seaview Oil Company, refinería y comercializadora con sede en Nueva Jersey.

Y continuando hacia el polo sur, la empresa carioca Companhia Vale do Rio Doce (CVRD), es copropietaria de una planta de acero en California, junto con la Kawasaki Steel de Japón.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.