COMO RESPALDO AL PROCURADOR ALFONSO GÓMEZ MÉNDEZ RENUNCIA MASIVA EN LA PROCURADURÍA

COMO RESPALDO AL PROCURADOR ALFONSO GÓMEZ MÉNDEZ RENUNCIA MASIVA EN LA PROCURADURÍA

La renuncia del Procurador General de la Nación, Alfonso Gómez Méndez, suscitó ayer una crisis en el Ministerio Público. La viceprocuradora Myriam Ramos de Saavedra, el procurador auxiliar Juan Manuel Charry; la secretaria general de la Procuraduría, Clara Cecilia Mosquera y 23 procuradores delegados dimitieron ayer colectivamente, como muestra de solidaridad y respaldo a Gómez Méndez.

24 de noviembre 1990 , 12:00 a.m.

Algunos de ellos dijeron a EL TIEMPO que con su actitud pretenden dejar sentada una protesta pública porque consideran que la salida del Procurador obedece a intolerables presiones de tipo político que ha venido recibiendo el máximo organismo fiscalizador de la Nación .

Entre los firmantes de la carta se encuentra el procurador delegado para las Fuerzas Militares, José Plinio Moreno, quien profirió el fallo que pidió la destitución del general (r) Jesús Armando Arias Cabrales.

Estimaron que una decisión eminentemente jurídica, como el fallo que solicitó la destitución de Arias, no debe ser blanco de ataque por parte de quienes, aunque se dicen defensores de la democracia, no respetan la vigencia del estado de derecho .

Además de la viceprocuradora, la carta de renuncia está firmada entre otros, por el jefe de investigaciones especiales, Pablo Elías González; el procurador delegado para la defensa de los derechos humanos, Jaime Córdoba Triviño; el procurador primero delegado para la vigilancia administrativa, Roberto Navarro de la Ossa; y el delegado para la vigilancia judicial, Antonio José Serrano Martínez.

Este nuevo hecho conforma un capítulo más de la tempestad que desató el fallo de la Procuraduría Delegada para las Fuerzas Armadas en contra del general Aria Cabrales, y el coronel Edilberto Sánchez Rubiano. Esa entidad sancionó a los dos oficiales con solicitud de destitución por su participación en la operación militar para desalojar el Palacio de Justicia tras la toma del M-19.

El fallo se conoció a fines del pasado mes de octubre, días antes de cumplirse el quinto aniversario de los sangrientos hechos del Palacio, que terminaron con el edificio en llamas y más de un centenar de muertos, entre ellos 13 magistrados de la Corte Suprema de Justicia.

Luego de conocerse el fallo, cayó sobre la Procuraduría una lluvia de críticas que condenaron la sanción a los militares, que se presentó mientras el M-19 aparecía encabezando las encuestas de favoritos a la Asamblea Constituyente.

Sectores de las Fuerzas Armadas, militares en retiro y políticos de los partidos tradicionales cuestionaron el fallo. El Procurador dejó en claro que sus funcionarios habían actuado en defensa del estado de derecho.

Luego vino el debate en el Senado donde miembros de esa corporación pidieron la renuncia a Gómez Méndez, quien se defendió, defendió la tarea constitucional del Ministerio Público y aclaró que él no era enemigo de las Fuerza Armadas.

Entre tanto, el Presidente Gaviria envió a la Cámara de Representantes, una terna de candidatos a procurador ad hoc, para que resolvieran en segunda y definitiva instancia el caso de Arias Cabrales. Días antes Gómez Méndez se había declarado impedido pues en su calidad de representante a la Cámara había participado activamente en el debate que entonces se realizó por los hechos del Palacio.

Al final la tempestad desembocó en la renuncia del Procurador, y ahora se presenta, la de sus allegados.

El texto de la masiva renuncia de los funcionarios de la Procuraduría es el siguiente: Señor procurador: Quienes hemos tenido la oportunidad de colaborar con su gestión al frente de la Procuraduría General de la Nación reconocemos su condición de jurista, el criterio de independencia que demostró en asuntos de singular importancia separándose inclusive de posturas gubernamentales, su entereza en la decidida campaña contra la corrupción administrativa cuyos resultados son inocultables, y en fin, el valor con que asumió la defensa de los principios democráticos y los derechos humanos, no obstante las duras reacciones.

Nos identificamos plenamente con las razones que usted expuso al señor Presidente de la República en su carta de renuncia al cargo de Procurador General de la Nación. Estamos convencidos de que los sectores de la opinión nacional que han desconocido la función fiscalizadora buscan socavar los controles propios del estado de derecho; como entendemos que en estas condiciones nuestra función perdería todo sentido porque se apartaría de los principios tutelares de la democracia, presentamos renuncia a nuestros cargos.

Queremos expresarle nuestro agradecimiento por habernos tenido entre sus colaboradores y manifestarle como colombianos que el país reconocerá en usted a un procurador que cumplió a cabalidad con sus deberes constitucionales y legales .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.