ESCÁNDALO AFECTA A DURÁN BALLÉN

ESCÁNDALO AFECTA A DURÁN BALLÉN

Se llama Flores y Miel y apasiona a los ecuatorianos, pero no es una telenovela sino un escándalo que salpica al propio presidente del país, Sixto Durán-Ballén, ya que una de las protagonistas es nieta suya. Comisiones parlamentarias y jueces investigan a Enma Paredes Durán-Ballén, de 22 años, y a sus suegros, Galo Fabian Anda y Elba Carreño, por supuestos delitos de estafa, captación ilegal de inversiones y tráfico de influencias.\ Desde hace semanas los medios informativos dedican al caso sus mejores espacios y tiempos.

06 de septiembre 1994 , 12:00 a.m.

El teleculebrón político-financiero empezó con una denuncia de robo presentada ante la prensa y los tribunales por el diputado Xavier Neira, de la oposición socialcristiana.

Neira dijo que los ladrones habían entrado en su casa para hurtar, no sus electrodomésticos sino un expediente que estaba escribiendo sobre un crédito concedido a la nieta del presidente por una financiera estatal, presuntamente en forma irregular.

El crédito, de 830.000 dólares, lo solicitó la nieta del presidente en diciembre pasado, se concedió un mes después y fue desembolsado a sus suegros, supuestamente para comprar maquinaria para la empresa de dulces Flores y Miel .

Pero la maquinaria, según medios locales, apenas estuvo en la fábrica el tiempo necesario para que los peritos de la financiera estatal la tasaran.

La nieta del presidente -también sobrina del canciller Diego Paredes- es accionista y ejecutiva de Flores y Miel , sociedad inscrita legalmente hace dos meses, mucho después de que recibiera los 830.000 dólares de la Corporación Financiera Nacional (CFN), afirman los diputados que investigan el caso.

Los ejecutivos de la CFN sostienen que el préstamo se tramitó legalmente y que tiene garantías suficientes, pero cuando estalló el escándalo se apresuraron a exigir la devolución del crédito y embargaron Flores y Miel y otros bienes de los Anda.

Financiera fantasma La nieta del presidente y sus suegros, que viajaron a Estados Unidos poco antes de conocerse las primeras denuncias, manejaban también una financiera fantasma denominada Irandina .

A Irandina la acusan de estafa 140 personas que le confiaron sus ahorros, atraídas por un interés del ocho por ciento mensual.

La televisión ha difundido imágenes de jubilados que relatan, llorando, cómo entregaron dinero a la nieta de Durán-Ballén o a sus suegros -en un despacho presidido por una foto de éstos con el gobernante- y cómo luego los bancos les devolvían, por falta de fondos, los talones bancarios que giraron los Anda.

Durán-Ballén, su gabinete y diputados oficialistas rechazaron tajantemente las acusaciones en un principio, afirmando que era un montaje de la oposición para enlodar la honra del presidente.

Pero cuando el Congreso y la prensa divulgaron más detalles, los defensores del Gobierno se limitaron a decir que el caso será investigado hasta sus últimas consecuencias, caiga quien caiga.

Portavoces oficiales recalcan que nadie puede dudar de la honradez de Durán- Ballén y afirman que no se le puede acusar de lo que hagan sus familiares.

La oposición evita poner en duda la probidad personal del presidente pero las consecuencias políticas para él no huelen a flores ni saben a miel.

Diputados y magistrados consultados por la prensa afirman que debería pedirse a EE.UU. la extradición de los Anda y de la nieta del presidente, pero aún faltan muchos capítulos para llegar a ese paso.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.