Secciones
Síguenos en:
LOS CARGOS CONTRA SINDICALISTA DE USO

LOS CARGOS CONTRA SINDICALISTA DE USO

Los fiscales que investigan la infiltración de organizaciones guerrilleras en el sindicato de la USO -una de cuyos argumentos en el amago de la huelga es la detención de 4 activistas- tienen evidencias serias por rebelión y hasta homicidio contra aquellos a quienes se pretende defender. En dos casos concretos: Nicodemos Luna y Pedro José Chaparro, por ejemplo, la Fiscalía Regional o secreta de Cucuta dictó ya resolución de acusación por delitos de rebelión mientras que perfecciona un investigación por homicidio contra el segundo de los sindicados.

Testimonios y otra clase de evidencias permitieron a la Fiscalía concluir la vinculación de Nicodemos Luna con la disidencia del Ejército Popular de Liberación que hasta su captura, cerca de Bogotá, lideraba Francisco Caraballo.

Los nexos en el caso de Pedro José Chaparrro, El Pastorcito , otrora un activista furibundo del sindicato de la USO, son con el Ejército de Liberación Nacional (Eln).

Las autoridades, no obstante, investigan otras actividades ilícitas en el caso de Chaparro e intentan establecer su eventual vinculación con el secuestro y asesinato de un ingeniero de apellido Tamayo.

El ingeniero Tamayo fue secuestrado en Barrancabermeja y después las autoridades encontraron su cadáver.

Otros 2 expedientes en curso involucran a Fredy Pulecio Pérez y Alvaro Solano Carrillo y se tramitan también bajo cargos de rebelión.

Los cargos Pulecio Pérez había sido designado secretario de Prensa y Propaganda del sindicato de la USO y ejercía como tal hasta su captura el 16 de agosto pasado cuando la Fiscalía encontró méritos suficientes para proferir auto de detención en su contra.

Tanto el secretario de la USO como Alvaro Solano están vinculados a la disidencia guerrillera impulsada por Caraballo. Las autoridades disponen de testimonios y fotografías que hacen evidente esa vinculación.

De hecho en el caso de Pulecio Pérez el único cargo no es rebelión. Se lo sindica además de ser uno de los coautores intelectuales del asesinato de Diocinel Estrada, un reincertado del movimiento Esperanza, Paz y Libertad.

Estrada fue asesinado el viernes Santo de 1992. El activista de Esperanza se proponía entrar en su residencia cuando dos pistoleros lo sorprendieron y le dispararon por la espalda. Los asesinos huyeron por entre una multitud que regresaba de una ceremonia religiosa.

Los testimonios recogidos por las autoridades han servido de fundamento al auto de detención en contra de Pulecio.

Aunque los servicios secretos vinculan a Pulecio a otros varios y cruentos episodios -entre los que se cuentan los crímenes de otros reincertados- la verdad es que hasta ahora no existen evidencias sólidas ni de ello ni de su participación en el presunto transporte de fusiles y la quema de buses.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.