Secciones
Síguenos en:
EL ALMACÉN DEPARTAMENTOS

EL ALMACÉN DEPARTAMENTOS

Almacenes Comisariato Vivero surgió de la idea de vender saldos de la fábrica de camisas Jeison, considerada hace 30 años la más fina y costosa en Colombia.\ Como se trataba de la concesión de una marca americana, el control de calidad era estricto y camisa que presentara imperfectos no pasaba a los puntos de venta. Ante la gran cantidad de mercancía acumulada, su propietario, Alberto Azout Zafrini, decidió venderla por remates en la esquina de la fábrica, ubicada en la calle 77, de Barranquilla, donde comenzó a forjarse la zona industrial y, por lo tanto, lugar que frecuentaban obreros y algunos pescadores por la cercanía al río Magdalena.

Un par de años después la fábrica fue trasladada pero, omo el punto ya estaba acreditado,su dueño resolvió dejarlo para vender saldos, que ya no eran solo de camisas sino también de artículos para caballeros.

Su popularidad fue en aumento y la gente siempre hablaba de ir a comprar saldos al vivero. No porque se llamara así, sino porque en ese entonces funcionaba allí el vivero de las Empresas Públicas Municipales, que después se convirtió en el Zoológico de Barranquilla.

Un día cualquiera de 1966 se quizo bautizar el almacén. Lógicamente no hubo mucho que pensar y por unanimidad se le dió el nombre de Comisariato Vivero.

Lo de comisariato, porque nació con la idea de venderle más que todo a los trabajadores, en especial a los que estaban cerca. Pero fue el 8 de diciembre de 1969 que se constituyó legalmente por Cámara de Comercio.

Se inició en una bodega de 500 metros y con cuatro empleados. A medida que pasaban los meses era más la mercancía y más el público, por lo que empezaron a tumbar paredes para abrirle más espacio -aparecían otros 500 metros y así sucesivamente-. Muy pronto ya no solo era ropa de caballeros, sino también de damas y niños.

El primero en Colombia Cinco años después, copiando una tendencia que empezaba a ponerse de moda en Estados Unidos, se convierte en almacén por departamentos, pero con el gancho de la modalidad de descuento.

Fue el primero que lo implantó en el país y bajo el eslogan de Más barato nadie puede , el cual aún perdura y lo identifica en todas partes.

Después de almacén de ropa pasó a vender todo tipo de mercancías. A partir de entonces se llama Almacenes Comisariato Vivero. Su acogida va en aumento y monta sucursales en Santa Marta y Cartagena.\ Precisamente, entre los planes a muy corto plazo figura ampliar su cubrimiento a todas las ciudades de la Costa Atlántica.

Hoy, 25 años después, con 1.300 empleados y ubicada entre las 100 empresas de mejor prestigio en Colombia, el Vivero sigue adelante como el pionero en su modalidad y con la misma idea del día en que nació: la de vender saldos con descuentos durante todo el año y también la de ser uno de los almacenes más organizados por departamentos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.