C O L U M N A B O G O T A N A UNA CARTILLA SOBRE LA CONSTITUYENTE

C O L U M N A B O G O T A N A UNA CARTILLA SOBRE LA CONSTITUYENTE

Hasta qué punto los analistas se han equivocado al enunciar, en repetidas ocasiones, sus teorías acerca de la indiferencia de la juventud ante los problemas nacionales? Sería difícil decir si han tenido o no razón en sus planteamientos. Pero, a juzgar por las reacciones observadas en los últimos tiempos en torno de varios y distintos aspectos, vale la pena reconsiderar tal aseveración. Por lo menos, es magnífico poder aceptar que existe un buen sector de jóvenes que ha comenzado a liderar nuevos movimientos de compromiso con el país.

27 de octubre 1990 , 12:00 a. m.

Nadie puede negarles, por ejemplo, la autoría de todo este gran impulso que se ha despertado respecto de la Constituyente.

Cuando el grupo de estudiantes de varias universidades --entre los cuales los futuros abogados javerianos y rosaristas-- comenzaron a hablar acerca de esa gran convocatoria hace más de un año, pocos les creyeron y pocos también les pusieron atención. Entre los que no los escucharon se encuentran, contradictoriamente, muchos de los que hoy se lanzan como candidatos a la Asamblea.

El país necesita de la fuerza renovadora, del entusiasmo y el idealismo con los que la juventud impregna todas las actividades que inicia. Estoy segura de que la participación de los jóvenes ayudará a que más muchachos se comprometan de verdad con su país.

Pero ojalá, entre ellos mismos, no surjan divisiones que resultarían en este momento un poco absurdas. Mientras más compacto sea el bloque, más repercusión podrán obtener con sus planteamientos. Estos, ya los hemos escuchado, están impregnados de honestidad e imaginación y, afortunadamente, son mucho más realistas de lo que suponían los incrédulos.

Talvez todavía no se ha dimensionado plenamente lo importante que ha sido la actitud de los universitarios. Sería válido equipararla con el renacer de la juventud en la vida política del país. Sinembargo, existen detalles que son muy significativos.

Entre estos es bueno recalcar el interés que la Constituyente ha despertado entre niños que ni siquiera se acercan a la adolescencia. Es claro que allí juegan un papel importante los profesores y la forma como les hacen ver a su país y los llevan a conocerlo mejor, interesarse por él y, en consecuencia, a quererlo.

De todos modos, es emocionante ver las cartas dirigidas por los cuarenta y pico de alumnos de un curso de tercero elemental a la sección de Aventuras de este diario, remodelada a partir del domingo pasado. La mayoría de los estudiantes pidieron que se les publicara una información sobre la Constituyente, de la cual tanto han oído hablar, pero que no han logrado entender.

Una inquietud muy válida. Ellos también, aunque no tengan derecho al voto, sí tienen derecho a saber. Y hasta el momento ninguno de nosotros, los adultos, les hemos explicado --en el lenguaje que ellos puedan comprender-- lo que significa el que se ha presentado como uno de los grandes acontecimientos del siglo.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.