Vientos de guerra en Gaza

Vientos de guerra en Gaza

No alcanzó a cumplirse un año de la evacuación de los colonos judíos de la franja de Gaza que impulsó el ex primer ministro israelí Ariel Sharon, cuando los ruidos de guerra han vuelto a invadir este neurálgico territorio, por el que Israel y los palestinos han luchado desde su ocupación en la guerra de 1967.

29 de junio 2006 , 12:00 a. m.

La operación ejecutada el domingo pasado por tres grupos palestinos –entre ellos los ‘Comités de Resistencia Popular’, ligados a Hamas, el partido de gobierno–, contra una base militar israelí en el sur de Gaza y que culminó con el secuestro del soldado israelí Guilat Shalit, ha puesto al borde de la explosión la ya deteriorada situación entre israelíes y palestinos.

La respuesta no se hizo esperar. Aviones militares de Israel bombardearon, entre otros, tres puentes y la principal estación eléctrica de Gaza y tropas israelíes entraron al sur de la zona. Para complicar la situación, los militantes palestinos dijeron que habían capturado a dos colonos judíos, a los que amenazaron con matar, al igual que al soldado, si no cesan las operaciones militares. Y exigen intercambiarlo por cerca de 500 mujeres y menores de edad presos en cárceles israelíes.

El primer ministro Ehud Olmert rechazó cualquier posibilidad de negociación, declaró responsable al presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, e intimó la devolución incondicional de su ciudadano, amenazando con acciones “extremas” en caso contrario. Todo un giro frente a situaciones del pasado, en las que los israelíes llegaron a canjear a cientos de presos palestinos en su poder, incluso por cadáveres de sus soldados. Sin embargo, esto sucedió hace tiempo (el último secuestro de un soldado israelí en Palestina ocurrió en 1994). Y la experiencia indica que los israelíes no vacilarán en recurrir a un abrumador empleo de la fuerza con tal de recuperar a su hombre.

El gobierno de Francia intenta una difícil mediación, porque el rehén también tiene esa nacionalidad. El secretario general de la ONU, Kofi Annan, ha hecho un llamado a la moderación. El presidente Bush llamó a Israel a respetar a los civiles, como siempre los más perjudicados en estas situaciones. Abbas condenó el secuestro y ordenó dar con sus autores y su víctima, pero está en situación cada día más difícil. Hamas justificó el ataque contra la base israelí como una “respuesta natural a los crímenes contra el pueblo palestino”, lo que atiza aún más el avispero.

No deja de ser paradójico que todo esto suceda apenas días después de que el rey Abdullah II de Jordania y el premio Nobel Eli Wiesel lograran, en un desayuno informal en Jordania la semana pasada, que Olmert y Abbas accedieran a organizar un encuentro más de fondo entre ambos. Y justo cuando los dos principales movimientos palestinos, Fatah y Hamas, llegaron a un acuerdo para poner fin a las tensiones entre ellos desde el triunfo electoral del segundo. El documento, suscrito el martes, propone un Estado palestino en Gaza, Cisjordania y Jerusalén oriental, dispone la creación de un nuevo consejo nacional palestino con todas las facciones, limita las actividades militares palestinas en esos territorios y plantea la solución del conflicto con Israel por medio de negociaciones pacíficas, con base en la legalidad internacional. Este es un gran cambio en Hamas y se especula, incluso, que podría abrir la puerta a un reconocimiento tácito de Israel por su parte.

En circunstancias normales, estos pasos habrían sido señales bienvenidas. Ahora, en cambio, quedan sepultados bajo el nuevo enfrentamiento, que pone al borde de la explosión no solo la relación entre Israel y los palestinos, sino las tensiones en el seno de estos últimos. Salvo un milagro, solo cabe esperar más violencia.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.