Comienza escalada de insumos de construcción

Comienza escalada de insumos de construcción

Si usted es de los que ha asistido a una sala de ventas de proyectos de vivienda y al momento de comprar, claro después de iniciada la construcción, se ha encontrado un precio más alto, no es de extrañar. (VER GRAFICOS)

28 de junio 2006 , 12:00 a. m.

Esto se debe a que los costos de la construcción habitacional se han venido incrementando en los últimos meses.

Según el Dane, el aumento ha sido de 3,88 por ciento entre enero y mayo, pero los constructores tienen unas cuentas completamente diferentes.

Para el presidente de Fedelonjas, Sergio Mutis, los costos de construcción se han incrementado entre 6 y 12 por ciento y esos mismos aumentos los reflejan en los precios finales de venta.

Para el Dane, el cemento gris es el que más incremento ha tenido, seguido de los cables y los alambres.

Los constructores por su parte sienten que lo que más ha subido ha sido el hierro y el acero, ya que este es un insumo que está muy amarrado a los precios internacionales.

De hecho, el acero de refuerzo que se produce en el país sólo alcanza a cubrir la mitad de la demanda necesitada, el resto se importa principalmente de Venezuela.

Lo que más llama la atención, es que en la Vivienda de Interés Social, VIS, hay un mayor aumento en los costos de construcción, que en total es de 4,02 por ciento. Esto se explica a que justamente son el cemento y el hierro sus principales insumos de construcción.

En el caso de la construcción de casas, el incremento fue de 3,86 por ciento y en apartamentos fue de 3,89 por ciento.

Este año, los costos de construcción han subido más que el año pasado cuando el promedio fue de 2,72 por ciento entre enero y mayo, aunque la cifra siendo inferior a los registros de años anteriores, cuando se incrementaron hasta en 13 por ciento.

Tanto en la vivienda unifamiliar, como la multifamiliar e incluso en la VIS, lo que más ha subido ha sido el costo de alquiler de la maquinaria y el equipo.

Pese al creciente número de proyectos de construcción que hay en las ciudades, no ha habido escasez en la mano de obra y los aumentos de los salarios han estado ajustados según el incremento del ingreso mínimo autorizado por el Gobierno.

De las 15 ciudades estudiadas por el Dane, sólo cuatro registraron aumentos en los costos superiores al promedio nacional (3,88 por ciento). Ellas fueron: Bogotá (3,90 por ciento), Pasto (5 por ciento), Cúcuta (5,84 por ciento) y Bucaramanga (5,95 por ciento).

La perspectiva para el segundo semestre es que los precios seguirán aumentando.

Esto se debe a que por un lado, los precios del cemento seguirán con esta tendencia por la alta demanda que hay en el país, tanto por obras civiles como de proyectos comerciales, hoteleros y habitacionales.

Además, por la importación de algunos insumos, como es el caso del hierro y el acero, se puede presentar un mayor aumento debido a la devaluación del dólar, que encarece los materiales.

Costos de la infraestructura: cada vez más pesados En el caso de la construcción de infraestructura, también hay un incremento en los insumos, lo que hace prever, que los costos se aumenten, aunque ésto depende del tipo de contratación que realicen las entidades públicas.

Si se hace a precio global, los incrementos de los insumos a lo largo de la construcción no pueden cobrarse al final de la obra, ya que estos son asumidos por las compañías.

Según el Dane, en la construcción pesada los insumos que más se han incrementado son el cemento (27,82 por ciento), el asfalto (14,90 por ciento), el crudo de castilla (13,21 por ciento) y el Acpm (6,23 por ciento), entre otros.

El alquiler de equipos también se ha incrementado. Según aseguró Mauricio Ramírez Koppel, director del Instituto Nacional de Vías, durante un reciente Consejo Comunal en el Valle del Cauca, esto se debe al repunte que ha tenido la construcción de obras civiles, como carreteras, puentes, obras de acueducto e infraestructura, entre otras.

Ante una pregunta sobre cómo ha incidido la ejecución de las obras en la adquisición de equipos, el funcionario respondió que, por lo menos hay 35 plantas de asfalto nuevas instaladas, entre importadas y producidas en el país.

Ramírez colocó como ejemplo el del Grupo Gencor que importó 100 equipos nuevos.

“En las regiones donde se está repavimentando y ejecutando el Plan 2.500, las volquetas no alcanzan, no se consiguen fácilmente ingenieros, no hay buldózeres, no hay retroexcavadoras y la totalidad del parque de las maquinarias que hay en el país, se está utilizando y los que no, se estará demandando en los próximos meses”, dijo.

Los costos de infraestructura se duplicaron frente al año pasado y es el segundo más alto de los últimos ocho años.

Según las cifras del Dane, entre enero y mayo, los costos se han incrementado en 5,31 por ciento.

3,1 millones de toneladas se han despachado este año, lo que indica un incremento de 2,6 por ciento frente al año pasado. Sólo en mayo fueron vendidas 634.105 toneladas.

Precios del cemento, una discusión que no tiene fin Aunque el ‘rifi rafe’ entre productores, constructores y consumidores en general sobre los precios no es nuevo y un asunto de nunca acabar, las cifras del Dane indican que en los cinco primeros meses del 2006, los costos del cemento gris subieron 30,4 por ciento y los del blanco 7,01 por ciento.

Algunos consumidores lo atribuyen al mayor margen que presuntamente ganan los productores, pero, sin embargo, una fuente de un grupo cementero señala que los parámetros de comparación del gremio y el Gobierno son diferentes y el crecimiento es menor.

Si bien a finales del 2005 un bulto de cemento costaba en promedio 8.000 pesos y hoy vale 12.000, las compañías han tenido que trasladar al costo final los aumentos en la energía eléctrica, el gas y el carbón -que representan un parte importante de su canasta-, con el fin de no perder plata.

Inclusive ejecutan inversiones para garantizarse el suministro de energía con plantas de autogeneración.

Señala la fuente que la construcción mantiene el ritmo del 2005 y no ha descendido, por lo que la demanda del insumo ha crecido, pero a un nivel similar al del 2001.

Añade que, sin embargo, la rentabilidad es la misma del 2005.

En el precio al consumidor también influye la distancia de la planta, pues si es grande se agrega dicho costo. Una prueba de ello: pequeños molinos creados en zonas alejadas de grandes factorías, se han creado con el objetivo de contar con una clientela cautiva y precios competitivos frente a los gigantes del sector.

Los cementeros también señalan que existen subcategorías del insumo y las variaciones no se pueden medir con base en sólo dos tipos.

También aducen que los precios estaban muy rezagados y se fijan por la ley de la oferta y la demanda.

“No podemos hacer cálculos si el próximo mes bajarán o subirán porque eso lo determina el mercado”, explican.

Pero son optimistas de que la construcción mantendrá su ritmo y la devaluación los favorecerá. Por ejemplo, el Grupo Argos recibe ya el 50 por ciento de Estados Unidos (principalmente por concreto) y en Venezuela se habla de déficit, por lo que el Gobierno no descarta importarlo de Colombia.

En Brasil y algunos países del Caribe consideran competitivos los precios del cemento, precisamente por bajos. Aunque no se atreven a hacerlo al primero, precisamente, por costos de transporte (toca por vía marítima).

Este año la demanda de cemento gris está creciendo entre el 3 y el 4 por ciento y la de concreto cerca del 22 por ciento, niveles muy positivos.

Además, los cementeros consideran que la ejecución de obras viales por parte del Gobierno impulsarán aún más la actividad constructora y por ende la de los insumos.

Sobre los costos del cemento de una obra, también tienen diferencias con las estadísticas oficiales y señalan que mientras el costo del insumo representa 3,5 por ciento en una vivienda de estrato alto en una de estrato popular es del 6,2 por ciento.

Pero no deja de sorprender que tras terminarse la guerra, de precios a finales del 2005, los precios tendieran a nivelarse en los actuales, aunque sean inferiores a los de otras épocas.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.