Tanques israelíes esperan orden para atacar Gaza

Tanques israelíes esperan orden para atacar Gaza

Las próximas horas serán críticas en Oriente Medio. El domingo la región entró en un ambiente de tensión tras el secuestro del soldado israelí, Gilad Shalit, de 19 años, a manos de grupos palestinos durante un ataque contra la base militar de Telem, ubicada junto al paso fronterizo de Kerem Shalom, al sur de la Franja de Gaza.

27 de junio 2006 , 12:00 a. m.

Desde ayer, cuando el primer ministro israelí, Ehud Olmert, ordenó preparar al Ejército una “operación de gran envergadura y largo alcance”, para golpear a las organizaciones terroristas implicadas en secuestro, decenas tanques blindados y centenares de tropas de distintas unidades esperan la luz verde del Ejecutivo para iniciar la operación.

El domingo, los miembros del gabinete para Asuntos de Seguridad del gobierno israelí autorizaron al Primer Ministro a desplegar un operativo militar de gran envergadura en Gaza para liberar a Shalit. Sin embargo, el mandatario optó por posponer durante 48 horas –que vencen hoy– la operación militar para tratar de conseguir por la vía diplomática la liberación del soldado.

“Ninguna persona implicada en el secuestro y la detención del soldado Gilad Shalit quedará al abrigo. Que las cosas queden claras. Llegaremos a todos, allá donde estén. Ellos lo saben. Nadie tendrá inmunidad”, insistió Olmert, ante la prensa. También responsabilizó de la suerte del soldado a la Autoridad Palestina y al gobierno de Hamas del primer ministro, Ismael Haniyeh.

Liberación de presos Los atacantes, siete miembros los Comités de Resistencia Popular, de las Brigadas Ezzedin Al Qasam (brazo armado de Hamas), y del Ejército del Islam –que exigen la liberación de mujeres y menore presos en las cárceles de Israel–, utilizaron un túnel de 300 metros para llegar hasta el lugar. En la operación murieron dos terroristas y dos soldados israelíes.

La situación constituye una verdadera prueba de fuego para el presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmud Abbas, pues debe lograr no solo la liberación del soldado sino evitar que la situación en la zona se degenere en las próximas horas si Israel decide reocupar Gaza, región que volvió al control palestino hace menos de un año (en septiembre del 2005), luego de 38 años de ocupación judía (ver lo que está en juego).

Abbas, que se encuentra en Gaza, mantiene intensos contactos con varios países, entre ellos E.U., la UE, Rusia y la ONU –miembros del Cuarteto para Oriente Medio– a fin de mediar en la liberación del soldado israelí.

Esperando el ataque Entretanto, los palestinos de a pie siguen con ansiedad las noticias a través de la radio y la televisión, que informan constantemente del secuestro del soldado y los preparativos militares israelíes.

Las voces en las calles de Gaza reflejan opiniones encontradas sobre el ataque, que es considerado por unos, una operación exitosa y el único lenguaje que Israel entiende, mientras que otros sólo temen que sus consecuencias sean nefastas y acaben perjudicando a la población civil.

Ahmed Abu Asi, un comerciante de Gaza cree que la operación del domingo fue “fantástica” pues muestra cómo los militantes de los distintos grupos obraron con inteligencia para infiltrarse atravesando la frontera (en Israel) y lanzar “un ataque, único y selectivo”.

Por el contrario, otros residentes de Gaza creen que el momento escogido para retener al soldado “no es bueno y nunca servirá a la causa palestina”.

Anoche, Olmert rechazó la demanda de los secuestradores al declarar que la “liberación de los prisioneros no está de ninguna manera en la agenda del gobierno israelí”, por lo que las proximas horas serán decisivas.

*Con información de AFP-AP y Efe .

Una política de Estado.

“Israel no negocia con terroristas”, es el eje central de la política del país judío desde hace décadas para estos casos, y así lo ha demostrado en incontables ocasiones.

Lo hizo en la exitosa operación de Entebbe en 1976, cuando sus comandos liberaron a más de cien rehenes judíos de un avión de Air France secuestrado por grupos propalestinos; o en el fallido intento de rescate del soldado Najshón Waksman en 1995, que costó la vida al recluta y a uno de los oficiales de la unidad de comandos.

Sin embargo, en algunos casos Israel ha optado por negociar con grupos armados para obtener la liberación de rehenes, sean civiles o militares, con vida o sin ella.

Pequeño giro Desde 1979, y con la mediación de la ONU y principalmente de Alemania, los gobiernos israelíes han negociado canjes de prisioneros. El último de ellos en diciembre del 2004.

En uno de estos últimos casos, conocido como el “Canje Yibril” –por el nombre del jefe del Frente Popular para la Liberación de Palestina-Comando General (Fplp-CG), Ahmed Yibril–, Israel dejó en libertad a 1.150 milicianos palestinos, para obtener a cambio tres soldados capturados durante la Guerra del Líbano (1982-1985).

La mayoría de los canjes los ha realizado Israel con la milicia de Hezbolá.

NO HABRÁ IMPUNIDAD.

Que las cosas queden claras. Llegaremos a todos, allá donde estén. Ellos lo saben. Nadie tendrá inmunidad".

Ehud Olmert, premier israelí.

.

LO QUE ESTÁ EN JUEGO.

1. Si fracasan los diálogos, Gaza se enfrenta a una agresión de gran magnitud y corre el riesgo de ser ocupada de nuevo por el ejército israelí. Las tropas israelíes se replegaron de Gaza en septiembre del año pasado, luego de 38 años de ocupación.

2. Esta nueva crisis también pone mucha presión en el gobierno palestino de Mahmud Abbas e Ismail Haniyeh y refuerza la impresión de que en Gaza y Cisjordania nadie está realmente al mando. Algunos funcionarios de Hamas parecen respaldar los ataques, mientras que otros los consideran contraproducentes.

3. La situación se complica con la existencia de tantos grupos armados en la zona, tres de los cuales se adjudicaron el ataque del domingo. El foco de presión tanto por parte de Israel como de Occidente recae sobre el presidente palestino, Mahmud Abbas, porque es el único interlocutor con el que cuentan.

4. La captura de un soldado siempre ha sido un tema que despierta emociones en Israel. Todo esto ha puesto presión sobre el nuevo gobierno israelí, que aún intenta afianzarse y todavía es vulnerable a las críticas sobre sus políticas de seguridad.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.