Poetas y poesía en Medellín

Poetas y poesía en Medellín

“No digáis que agotado su tesoro, de asuntos falta enmudeció la lira. / Podrá no haber poetas, pero siempre habrá poesía”, escribió hace muchos años uno de los grandes poetas de todos los tiempos, Gustavo Adolfo Bécquer. Tenía razón, y por ello en Medellín, desde hoy y hasta el 2 de julio, habrá poesía a raudales y una gran cantidad de poetas que han venido de distintos rincones del mundo a expresar que la poesía no se acaba y que los poetas no enmudecen por falta de asuntos, ni de inspiración.

24 de junio 2006 , 12:00 a. m.

Estarán en la Bella Villa 70 poetas indígenas, negros y blancos, de distintas lenguas y naciones, unidos por el idioma común de la poesía, único capaz de romper las barreras que los humanos han inventado para discriminarse. La poesía, entre sus muchas virtudes, tiene la suprema de establecer la utópica igualdad entre sus cultivadores, ya sea entre los que se inspiran para escribirla, o entre los que, al leerla, se sienten mejores personas.

La revista Prometeo, organizadora del XVI Festival Internacional de Poesía de Medellín, apoyada por la administración del alcalde de Medellín, Sergio Fajardo, ha creado un dispositivo perfecto para acoger a los setenta poetas, huéspedes de la capital de Antioquia, y facilitarles los medios de comunicar su mensaje poético a los millones de seres que siguen encontrando en uno o en muchos poemas un estímulo para dar calidad a sus vidas.

Es cierto que la poesía es mucho más que escribir un verso, del mismo modo que para ser futbolista no basta con calzar un par de guayos, como lo expresa Gabriel Jaime Franco, poeta y organizador del certamen; pero un festival como este abre las puertas para que el público pueda acercarse a los poetas, verlos, oírlos y sentir y palpar la emoción que comunica un verso leído por su autor.

Además, el festival tendrá talleres, películas, conferencias, entre los 109 actos programados, a los que se puede acceder gratuitamente y que no exigen otro requisito que la voluntad de la gente de asistir y participar para descubrir que la poesía es un don que cada quien lleva consigo y que puede expresarse en distintas formas, no solo con palabras.

Ahí estará para demostrarlo una invitada muy especial, Jane Chaplin, hija de una de las grandes personalidades del siglo XX, Charles Chaplin, cuyas películas son poesía pura y logran todos los efectos que un buen poema puede producir.

editorial@eltiempo.com.co

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.