Los hoteleros buscan su ‘cuarto’ de hora

Los hoteleros buscan su ‘cuarto’ de hora

En recuperación, así se sienten los empresarios de la industria hotelera colombiana, no sólo por el aumento sostenido de los niveles de ocupación que se han registrado este año, sino por el auge de las inversiones que, inclusive, ha llevado a algunas cadenas nacionales a extender su operación en países vecinos. (VER GRAFICOS)

19 de junio 2006 , 12:00 a. m.

Así ha sido después de casi 10 años de ‘sequía’ de huéspedes donde, en promedio anual, se registraron niveles de ocupación por debajo de la mitad de la capacidad disponible, cifras que empezaron a reaccionar el año pasado cuando se logró, con un 57 por ciento superar por primera vez el reporte de 1995 que registró 55,2 por ciento, según datos de Cotelco, el gremio de los hoteleros.

De hecho, mientras que en la década precedente, con excepción del 2005, el promedio de ocupación no superó el 45 por ciento de la oferta de habitaciones en Colombia, en lo corrido de este año el indicador ha registrado una cifra por encima del 60 por ciento.

Este aumento se alimentó esencialmente de la alta presencia de huéspedes durante la Semana Santa, cuando los hoteles reportaron un promedio de ocupación del 80 por ciento.

Jaime Alberto Cabal, presidente de Cotelco, considera que esta tendencia se mantendrá en línea de ascenso en la temporada de vacaciones de mitad de año, si se toman como base los actuales registros de reserva. De ahí que, de acuerdo con los estimados del gremio, la ocupación general para Colombia al finalizar el año estará en el orden del 67 por ciento.

Pero no todo es color de rosa. Aunque las cifras indican que el promedio nacional registra un incremento sostenido, hay que tener en cuenta que estas cifras son recolectadas tanto en las ciudades con mayor afluencia de visitantes (que aumentan el promedio) como en aquellas cuyos niveles de ocupación se mantienen neutros. Así, por regiones la curva de crecimiento no es tan evidente.

No obstante, a juicio del consultor Gustavo Adolfo Toro, la ocupación va a llegar en algunas regiones, según la temporada y el destino, al 90 y al 100 por ciento, pero hay ciudades pequeñas del país que con dificultad lograrán buenos índices.

Es el caso de los hoteles de ciudades intermedias, cercanas a las grandes capitales, que dependen esencialmente de los puentes festivos para incrementar su número de huéspedes. Durante el resto de la temporada sus niveles de huéspedes no llegan en la mayoría de las ocasiones al 40 por ciento.

Pese a tal percepción, Cabal cree que el crecimiento ha sido integral en el país y dice que la tendencia seguirá en esa línea.

Sin embargo, el presidente de Proexport, Luis Guillermo Plata, ha manifestado que por ahora mayores crecimientos serían inmanejables, en esencia porque la infraestructura aeroportuaria, hotelera y de servicios públicos todavía es insuficiente. Según él, no hay que olvidar que el turismo no es parejo en el año, sino que se mueve por picos y temporadas.

Pero esa creciente demanda es la que, según los empresarios, ha generado un movimiento de inversiones hacia la industria hotelera tanto de cadenas que han anunciado su ingreso al país como de colombianos que están entrando en mercados de países vecinos.

Desde el punto de vista de Cabal, la demanda está forzando la ampliación de capacidad en todos los segmentos de la hotelería, del masivo hasta el de primer nivel, en el cual Colombia tiene una oferta limitada.

Este escenario, según los empresarios, ha influido para que cadenas internacionales e inversionistas locales vuelvan a mirar a Colombia para establecer algunas de sus marcas.

En el marco nacional, las cifras de la Dirección de Turismo del Ministerio de Comercio establecen que en los primeros cinco meses de este año, las inversiones en el sector hotelero han sido de 27.346 millones de pesos, de los cuales 7.338 millones se han destinado a la construcción de hoteles nuevos, mientras que los 20.008 millones restantes han sido empleados en remodelación y adecuación de instalaciones.

De las cadenas internacionales, muchas de las cuales están radicadas en el país pero que aún buscan incrementar su presencia, están la InterContinental Hotels Group, que planea la incursión en un par de años de sus líneas de hoteles Crown Plaza y Holiday Inn, así como el grupo francés Accor con su marca Ibis, de gran presencia en Europa, que se sumaría a la bien posicionada Sofitel, la marca de lujo de esta cadena. De hecho, la firma aprobó inversiones de 150 millones de dólares en América del Sur, donde está incluida Cartagena.

Cabal se refirió también al interés que tienen las cadenas Choice Hotels (la misma de los Comfort Inn) y Sheraton de aumentar sus inversiones.

En todo caso, tanto empresarios como Gobierno son optimistas con el potencial de crecimiento de esta industria para alcanzar los niveles de los vecinos, fuertes en turismo, toda vez que, según datos del Ministerio, la hotelería le aporta al PIB nacional casi un 4 por ciento, frente otras naciones de la región que, inclusive, llegan al 12 por ciento.

LAS ESTRELLAS Once hoteles del país están en la lista de espera para obtener la certificación de categorización por estrellas que estableció el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo para controlar acciones de los establecimientos que puedan inducir al error a los usuarios en casos relacionados con el uso de publicidad engañosa, cobro de tarifas y niveles de calidad del servicio que se ofrece.

El plazo límite para obtenerla vence el 8 de octubre.

27 mil millones de pesos es el monto de dinero que se ha invertido entre enero y mayo de este año en construcción, remodelación y adecuación de infraestructura hotelera en el país.

Antioquia y Atlántico, donde más invierten Durante los primeros cinco meses del año, la mayor inversión de la industria hotelera del país se registró en el departamento de Antioquia. De acuerdo con datos de la Subdirección de Inteligencia de Mercados de Proexport, en esta región se destinaron recursos de 7.200 millones de pesos, los cuales fueron utilizados en su totalidad en remodelación y actualización de infraestructura.

Después, con inversiones de 4.286 millones de pesos se ubicó Atlántico.

Allí, se dirigieron 2.390 millones de pesos para la construcción de nuevos hoteles y 1.896 millones restantes han sido para remodelaciones.

En Bogotá se reportaron inversiones del orden de los 3.290 millones de pesos para adecuación de instalaciones y otras de 596 millones dirigidas a obras nuevas. En total, la capital ha invertido entre enero y mayo 3.829 millones de pesos.

Para San Andrés y Providencia, que está desarrollando una ofensiva de ampliación y modernización de su infraestructura turística, en hotelería ha sumando en lo corrido del año 2.531 millones de pesos.

En esa misma línea se ubica el departamento del Amazonas, que hasta hace algunos años tenía una limitada oferta hotelera, donde se destinaron recursos por 2.301 millones de pesos.

Sigue el departamento del Tolima que ajustó inversiones por 2.080 millones de pesos con el fin de ajustar y ampliar su capacidad de ocupación para, en principio, recibir al flujo creciente de turistas que llegarán en las fiestas regionales de mitad de año.

Después están Quindío, Santander, Norte de Santander, Magdalena, Risaralda y Sucre, quienes en conjunto reportaron inversiones de 5.112 millones de pesos.

PROYECTOS EN EL EXTERIOR Inversionistas colombianos están cruzando la frontera nacional para incursionar en la industria turística en el extranjero.

Así, el consorcio hotelero Decameron, que opera en El Salvador el proyecto turístico Salinitas, adelanta inversiones del orden de 14 millones de dólares para la ampliación del complejo.

Además, ha anunciado proyectos todo incluido para Venezuela y Perú.

Los Hoteles Estelar, por su parte, están tras el mercado centroamericano y están adelantando contactos para fortalecerse con su presencia en Venezuela y, eventualmente en Ecuador.

De la misma forma, los Hoteles Royal van a analizar la conveniencia de inversión en proyectos en Ecuador y en Perú.

Por su parte, el GHL hoteles se encuentra alistando un proyecto en Panamá, en Colón, y otros dos adicionales en Ecuador, con inversiones estimadas en 300 millones de dólares.

4 por ciento. Este es el aporte estimado de la industria hotelera del país al PIB

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.