‘Baby boom’ en Hollywood

‘Baby boom’ en Hollywood

Según lo que han comentado al convertirse en padres, para cuatro actores de Hollywood este es el papel más serio que han asumido en la vida.

18 de junio 2006 , 12:00 a. m.

Tom Cruise, Brad Pitt, Matt Damon y Jack Black se están estrenando como papás biológicos y, casualmente, los tres primeros hicieron su debut con niñas.

En abril, en Los Ángeles, nació Suri, la hija de Tom y Katie Holmes. A principios de este mes, en Namibia (África) llegó al mundo Shiloh, la primogénita de Brad y Angelina Jolie. La semana pasada Matt, y su esposa, la argentina Luciana Bozan, tuvieron a Isabel, en Miami. Y el hijo de Jack, del que aún no se ha conocido el nombre, nació la semana pasada.

Claro que para Tom, Brad y Matt el tema de los pañales, los teteros y las compotas no los tomó por sorpresa. Los tres ya se habían entrenado como padres.

Tom adoptó dos con su ex esposa, la australiana Nicole Kidman, con quien estuvo casado durante 10 años.

Brad asumió como padre con los hijos adoptivos de Angelina Jolie: el camboyano Maddox, de 4 años, y la etiope Zahara Marley, de 6 meses, cuando comenzó a salir con la actirz.

Incluso se rumoraba que uno de los motivos de su separación de Jennifer Aniston se debía a que la también actriz no quería, por ahora, tener hijos, y él sí.

Matt, que pertenece al elenco de La gran estafa, también sabía de niños, pues su esposa tiene una hija de 7 años y se convirtió prácticamente en el padre de la pequeña desde hace tres, cuando empezó su relación con la argentina.

Jack, que acaba de lanzar la comedia Nacho libre y que solo dio unas cortas declaraciones a la revista US Weekly dejó ver su emoción: “Voy a ser el mejor papá del planeta, voy a entrar a la competición del mejor papá y la voy a ganar”, afirmó.

Mientras tanto, Brad ya ha dado muestra de lo importantes que son los hijos para su vida, lo que no hace dudar de su entrega a esta nueva hija. En agosto del año pasado, el actor, que protagonizó El señor y la señora Smith, simplemente dejó una filmación en Canadá para dirigirse a Nueva York con el fin de cuidar a los hijos de Angelina, mientras ella trabajaba. Y Tom, que durante los meses pasados no perdía oportunidad para aparecer en los medios gritando a los cuatro vientos su amor por Katie, ahora parece más reservado. Sin embargo, es tal la devoción por su pequeña, que se rumora que en el acuerdo prenupcial que hará firmar a su novia, se estipula que debe renunciar a sus derechos sobre su hija Suri en caso de separación.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.