El arma sicológica de España

El arma sicológica de España

Los jugadores entrenan su cuerpo... y los españoles también su mente con un psicólogo de cabecera, que parece haber logrado convencerlos de que son un equipo ganador tras la goleada 4-0 que le encajaron el miércoles a Ucrania, en el mejor debut de España en un Mundial.

17 de junio 2006 , 12:00 a. m.

“El mejor psicológicamente es el que gana” torneos como el Mundial, había asegurado el seleccionador español, Luis Aragonés, antes de acudir a esta cita alemana.

‘El sabio de Hortaleza’ siempre se ha mostrado preocupado por el pequeño papel jugado históricamente por España en las grandes competiciones que achaca a la presión que sufren los jugadores, por lo que tras hacerse cargo de la selección en 2004 decidió ponerle remedio a esta situación.

Aragonés contrató al psicólogo canadiense Leonard Zaichkhowsky, cuyo asistente es el sobrino del propio seleccionador, Anselmo Vicioso, para ayudar a los jugadores a evitar los efectos del estrés en ambientes de exigencia extrema y de tanta presión por parte del público.

El seleccionador español, que da una gran importancia a la parte mental del entrenamiento de un deportista, quería a alguien que se encargara de ‘entrenar’ el ánimo de los jugadores, ya que para él, la “mesa de un buen entrenador debe tener cuatro patas: la física, la táctica, la técnica y la psicológica”.

Consciente de la extrañeza que podía suscitar su decisión, inédita en selección, aunque más común en los clubes, ‘el sabio de Hortaleza’ quiso alejar cuanto pudo de las mentes de todos la típica imagen del diván. Al psicólogo “se le pedirá que fomente la solidaridad del grupo y ayude a cohesionarlo”, había afirmado Aragonés, antes de acudir al Mundial y parece que su deseo se ha cumplido tras la lección magistral de juego en equipo que la ‘Furia’ dio ante Ucrania, hasta ahora una de las mejores demostraciones de fútbol en este encuentro que lleva ocho días.

“La presión es algo subjetivo. Es una percepción. Algo que te impones a tí mismo y que sólo existe dentro de tí. Si el cielo se te cae encima cuando cometes un error es porque tú te has impuesto este castigo”, afirmó el psicólogo canadiense, profesor en la Universidad de Boston, en una entrevista con el diario El País.

CUESTIÓN DE ACTITUD Zaichkhowsky llegó el pasado 12 de junio a Kamen, en el oeste de Alemania, donde se encuentra concentrada la selección española, para quedarse hasta donde lleguen los jugadores españoles. La idea es apoyarlos todo el tiempo posible.

El psicólogo es consciente de que sobre los españoles pesan las frustraciones de los 11 mundiales anteriores jugados por el país ibérico, en los que nunca ha pasado de los cuartos de final, salvo en el lejano campeonato de 1950 en Brasil, en el que la ‘Furia’ llegó hasta el cuarto lugar.

“Yo vengo a decirles que de la historia podemos aprender. Pero este equipo y la historia no tienen nada que ver. Éste es un equipo diferente y su historia no se ha escrito. Cada año la selección es diferente”, dijo Zaichkhowsky.

Para el psicólogo canadiense, al que su asistente español, sirve de intérprete, lo principal es que los jugadores se diviertan en el campo y olviden la presión. “A ellos hay que enseñarles que eliminar la presión es tan sencillo como pensar que no existe más que dentro de ellos mismos. Todo depende de ti mismo y la presión desaparece si tú sabes ignorarla”, afirma este experto en psicología del rendimiento que también fue miembro del Comité Olímpico Estadounidense.

Zaichkhowsky trabaja principalmente de forma individual con cada jugador, para proporcionarle a cada uno “los elementos necesarios, las fórmulas, para poder gestionar la presión con éxito”, según el temperamento y las expectativas de cada cual.

“A mí me viene muy bien”, confesaba el central del Real Madrid, reconvertido en la selección a lateral derecho, Sergio R amos, quien aseguró que “nos desahogamos con él y en una concentración tan larga es una buena ayuda”.

El lunes, cuando el equipo ibérico se enfrente a Túnez, el sicólogo habrá tenido cinco días para no dejar que el triunfalismo se apodere de los jugadores. Porque los buenos resultados del primer enfrentamiento pueden generar tanta euforia, que impida poner a los oponentes en su justa medida

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.