Bogotá, lo más parecido a la Luna

Bogotá, lo más parecido a la Luna

Los Bogotanos y nuestros visitantes, tanto nacionales como internacionales, no tienen que pagar por viajar a la Luna, con solo visitarnos están viendo la copia más fiel de ese paradisíaco y romántico lugar: 2.600 metros más cerca de las estrellas, y de las estrelladas.

17 de junio 2006 , 12:00 a. m.

Esa Luna nueva es nuestra capital, la que hace años se conocía como la Atenas Suramericana, símbolo de cultura, pujanza y belleza.

Aquella que incluso hoy por hoy conserva rasgos de una urbe de oportunidades por sus múltiples adelantos en arquitectura, el sistema TransMilenio, el aseo, la cordialidad ciudadana, los parques, los museos, la gastronomía nacional e internacional, el hogar de muchas culturas, la casa del Festival Internacional de Teatro y mucho, pero mucho más, que hacen de Bogotá un lugar ideal para pasarla muy bien, vivir en ella y desear regresar muchas veces.

Pero todas las anteriores bondades quedan opacadas por el estado de las vías, de norte a sur y de oriente a occidente. No se salva ningún espacio por estrato 1 al 6 que sea; se acabaron las calles en nuestra capital.

¿Dónde esta la plata que se recoge por impuestos a gasolina, rodamiento y los que el Concejo y la Alcaldía deben proveer para mantener un excelente estado de las calles? Historias que contar No conozco ningún ciudadano que no tenga que contar una dramática historia de accidentes o lesiones. ¡Que levante la mano aquel que no tenga algo que contar! Personalmente, tengo más de 10 casos para aportar al libro que podríamos escribir, entre todos los que acá vivimos y nuestros visitantes, sobre las quejas sin solución y que solo nos sirven para ir a llorar al Mono de la Pila, que es el muro de las lamentaciones de los capitalinos.

Qué decir del gran libro que podríamos escribir los ciudadanos de todos los beneficios, oportunidades, bondades, éxitos y maravillas que suceden en esta hermosa ciudad.

Hay cosas buenas, pero...

Podría aportar infinitas experiencias positivas que me hacen amar con todo mi ser a esta cuna de la democracia y sede de las más grandes empresas, negocios y calidad de vida ciudadana.

En Bogotá crecí, me eduqué –o me educaron–, formé mi hogar, tuve y tengo excelente oportunidad de laborar en lo que hago y amo, me pensioné y espero que mis cenizas queden en esta tierra.

Por todo lo anterior, propongo que como buenos ciudadanos realicemos un foro abierto organizado por la Alcaldía Mayor, el Idu, la Policía Metropolitana, EL TIEMPO, Citytv y todas las entidades que puedan responder a las necesidades de los habitantes de la capital.

No se trata de ponerle quejas al alcalde, sino de apoyarlo y dar soluciones a los problemas graves de deterioro de la malla vial (e incluso de la inseguridad ciudadana).

Es buscar solución a los problemas y no problemas a las soluciones, a través de una gran lluvia de ideas.

*Jorge Trujillo (trujillojorge @yahoo.es) .

4 metros de ancho mide un hueco recién se ingresa a Bogotá, al regreso de Villavicencio. Ya ha causado accidentes y lleva allí más de seis meses.

Cinco problemas y sus posibles arreglos 1. Problema: el valor para la reparación de la malla vial supera los 5 millones de millones de pesos.

Solución parcial: arreglar de manera temporal los huecos pequeños y medianos en nuestra cuadra, tanto residencial como en zonas comerciales e industriales, y que sean deducibles de los impuestos. Las empresas y las industrias que puedan colaborar con estos arreglos en sus zonas deberían ser beneficiadas con descuentos especiales en sus cargos tributarios.

2. Problema: Las alcantarillas destapadas: cárcel para los asesinos en potencia que se las roban. Son trampas mortales para peatones, automovilistas, ciclistas y motociclistas.

Solución: La Empresa de Teléfonos de Bogotá, ETB, tiene un material que se puede utilizar para elaborar las tapas. Se trata de los grandes carretes de cable, cuyo material casi no se deteriora. Solo es cuestión de que se pongan de acuerdo los gerentes de esas entidades, Acueducto y ETB, y adelante.

3. Problema: La cantidad de accidentes causados por los cráteres que adornan la ciudad llega a niveles preocupantes. Los conductores de buses, busetas, taxis, tractomulas, carros particulares, ciclistas y motociclistas estamos expuestos a que nos arrimen en cualquier momento porque nuestro vecino de vía -por evitar un gigantesco y profundo hueco- nos frena o estrella al tratar de esquivarlo. Hay momentos en los que uno no sabe qué hueco escoger para que el daño del automotor sea el menos grave. Quienes más ganan en este caos son los talleres y los distribuidores de amortiguadores, rines, llantas, alineación y, en muchos casos, los hospitales, los médicos y las funerarias.

Solución: En las vías principales es necesario hacer una campaña de emergencia social para tapar los huecos, pues son de tránsito alto y de velocidad máxima de 60 km., lo que hace que sea muy difícil evitarlos sin causar algún daño.

Para realizar esta labor se debe utilizar también el horario nocturno para no producir un típico caos de ciudad: los trancones. Podemos sacrificar un poco de tranquilidad nocturna con tal de librarnos de la 'huequitis aguda de último grado' que padece la ciudad.

4. Problema: hay días que las altas temperatura nos obligan a abrir las ventanas del automóvil con el peligro de ser robados en el semáforo más próximo mientras esperamos el cambio de señal o hay que poner el aire acondicionado, que con los precios de la gasolina se hace más caro que el robo mismo. Le pasó a mi esposa en un semáforo. Un par de desocupados le robaron el reloj, que de seguro lo venderán por cualquier centavo para calmar sus necesidades de drogadicción o cualquier otro vicio, como el de comer. Y qué decir del robo de carteras y maletines con la famosa bujía con la cual rompen el vidrio.

Solución: Reforzar la vigilancia en esas áreas que están identificadas por las autoridades y las empresas de vigilancia privada, que tanto unos como otros, y da pena decirlo, son alcahuetas de esas acciones, pues se hacen los de la vista gorda. También propongo que cuando algún peatón o conductor vea una accion ilícita nos pongamos todos a sonar nuestras bocinas para poner en evidencia al ladrón y lograr el apoyo de todos; es un poco de ruido pero así se erradican las ratas.

5. Problema: (este, sin solución) viniendo del Llano por el sur de la ciudad y al tomar la Avenida Boyacá, casi frente a una fábrica de cemento, se me desbarató el sistema de rodamiento y suspensión del automóvil, dos llantas nuevas y rines, amortiguadores, la alineación, el balanceo, etc., pues hay desde hace más de seis meses un hueco (léase súper cráter) al lado izquierdo central, de un diámetro de cuatro metros por dos y del cual nadie se salva, pues la zona es oscura, por lo mal iluminada. Ese día nos caímos cinco carros en menos de 10 minutos. Valor del impacto en vivo y en directo: 2'200.000 pesos. Pregunto, ¿a quién le paso la cuenta?.

NOS TOCA ATODOS "No conozco ningún ciudadano que no tenga una dramática historia de accidentes o lesiones. ¡Que levante la mano aquel que no tenga algo que contar!”.

Frase para cualquier bogotano.

Curiosidades de la malla vial 7,2 millones de millones (billones) de pesos cuesta recuperar toda la malla vial de Bogotá. Con el eventual cobro de valorización, el Distrito recaudará 2 billones. Hay un faltante de 5 billones de pesos.

“El problema de congestión vehicular no se debe al número de carros, sino al atraso de la malla vial”, dijo Dionisio Araújo Vélez, Director ejecutivo de Fenalco.

“Atacar la contaminación por la vía de suprimir vehículos es lo mismo que pretender remediarla acudiendo al cierre de las plantas industriales”, agregó el ejecutivo, hace seis meses.

“Un ejemplo malo es Ciudad de México, donde iban a implementar pico y placa todo el día”: Carlos

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.