Preguntas sobre el Censo

Preguntas sobre el Censo

Eran muy grandes las expectativas del país por conocer los resultados del Censo general del año pasado, pero la información que hasta ahora ha presentando el Dane y la forma parcial como lo ha hecho suscita más preguntas que respuestas sobre la realidad de la población en Colombia y sus características sociodemográficas; inclusive en algunos casos se crea confusión porque las cifras del Censo contradicen abiertamente otras encuestas y mediciones realizadas por el mismo Dane.

13 de junio 2006 , 12:00 a. m.

La primera sorpresa fue con la cifra del total de población pues resulta que el Censo encontró que los habitantes del país sólo éramos 41’242.948, es decir 3,8 millones menos que los que se proyectaban con base en los resultados del Censo de 1993 y las tasas de fecundidad y mortalidad registradas en el pasado.

Los expertos en la materia dudan que sea posible una reducción de esas proporciones en la tasa de crecimiento de la población, de manera que surgen varias preguntas: ¿será que la mayoría de los 3,3 millones de colombianos que viven fuera del país emigraron en los últimos 15 años, y entonces se deben sumar al total de la población, haciendo que la diferencia con lo esperado sea muy pequeña? ¿Será que el Censo sí registró la totalidad de los más de dos millones de desplazados que según las agencias internacionales existen en el país? ¿Será que la nueva metodología utilizada para este Censo arroja resultados comparables a los anteriores? También ha contribuido a acrecentar las dudas sobre la cifra del total de la población el hecho de que hasta ahora el Dane no haya publicado los datos del número de habitantes de los departamentos y municipios, dizque porque los está verificando. Si el total es sólo la suma de las partes ¿cómo es posible que se conozca cuántos colombianos somos, pero no se pueda decir en qué ciudades vivimos? La situación es más sospechosa porque el Dane ha publicado unos boletines muy completos sobre los perfiles de la población en las principales ciudades del país que incluyen la distribución porcentual por edades, por sexos y razas, así como el nivel de escolaridad y muchos otros datos porcentuales, pero en ningún caso dice el número de habitantes de la ciudad. ¿Cómo puede sacar porcentajes sin saber exactamente cuál es el total? En cuanto a las contradicciones con otras mediciones del Dane es muy preocupante el caso de Cali-Yumbo, zona donde el año pasado la misma entidad hizo un completo Censo económico, que arroja resultados muy diferentes. Por ejemplo, según el primer boletín del Censo General, en la zona el 2,4 por ciento de los establecimientos se dedican a la industria; el 16,0 por ciento a comercio; el 57,7 por ciento a servicios y el 23,8 por ciento a otra actividad; sin embargo, según el Censo económico las unidades dedicadas a la industria son el 9,5 por ciento del total, las dedicadas al comercio el 60,4 por ciento , y a los servicios el 30 por ciento . Son diferencias demasiado grandes para representar sólo errores estadísticos.

La mayor discrepancia, y la más inquietante se refiere a los datos de empleo. Según los cálculos de la encuesta de hogares (que sirven de base para calcular la tasa de desempleo), en Cali-Yumbo hay aproximadamente 1’100.000 personas ocupadas, pero según el Censo económico en la zona hay 53.784 unidades económicas con un total de personas ocupadas de 292.798, de los cuales el 62,3 por ciento tienen contrato a término indefinido, 21,8 por ciento es personal temporal y 12,6 por ciento son propietarios.

Si el Censo registró todos los establecimientos industriales y comerciales de la zona ¿los otros 800.000 ocupados dónde trabajan?, ¿será que la tasa de desempleo es mucho más alta que la estimada? ¿o que los 800.000 no reportados en el censo son trabajadores informales?, ¿o que una de las dos mediciones está equivocada?, ¿ o ambas? En fin, es muy grave que después del tiempo y la cantidad de plata invertida en el Censo haya tantas dudas sobre sus resultados. Ojalá el Dane las responda pronto y de manera adecuada no sólo para recuperar su credibilidad, sino porque la correcta información estadística es un bien público indispensable.

Consultor privado .

"Es muy grave que después del tiempo y la cantidad de plata invertida en el Censo haya tantas dudas sobre sus resultados”.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.